Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

• El giro de Murillo Karam • La pintura (ex) presidencial

Campos Eliseos

Por: Katia D'Artigues

05/12/2012

alcalorpolitico.com

Jesús Murillo Karam no tardó en dar nota. Ya ratificado por el Senado como procurador general de la República, inicia su encargo con fuertes críticas y declaraciones.

Abogado por la Universidad Autónoma de Hidalgo, gobernador de ese estado de 1993 a 1998, el que le puso la banda presidencial a Enrique Peña Nieto aún como presidente de la Cámara de Diputados ahora no se anduvo con tientos con los pasados gobiernos y su antecesora, Marisela Morales.

Que recibe la Procuraduría General de la República “desmantelada”. Y con una frase definió uno de sus principales retos:

—Vamos a restablecer el Estado de derecho.

Sopas. Si necesita restablecerse, pues es que estaba ausente. Además, que lo hará con “firmeza implacable” (esperamos también que impecable).

No sólo eso, sino que habrá respeto y defensa a los derechos humanos, que la idea es que no haya inocentes en ninguna cárcel… y más allá: que no está de acuerdo en el uso que se le ha dado, en los últimos años, a figuras como el arraigo y cateo. Que deben ser usadas de manera excepcional (y no como modus operandi).

La Procuraduría, dijo, debe ser ciega ante los colores de la política.

O sea que nada de andar estableciendo controversias constitucionales si algo no le gusta al presidente o a su partido, por ejemplo.

Vaya chamba la que le asignaron a Murillo Karam. Le tocará nada menos que implementar la reforma penal, restablecer —de eso también habló— la confianza de la ciudadanía con la procuración de justicia… Y eso es, también, un reto mayor.

Murillo, también ex secretario general del PRI, es un hombre claro que además gusta de no irse por las ramas. Él, quien trabajó en la fallida campaña de Francisco Labastida, lanzó una dura crítica sobre lo que había pasado en el 2000 con el PRI, ¿la recuerda?

—Se repartieron la leche, los huevos, la harina y después no hubo con qué hacer el pastel.


Antes de dejar la Presidencia de la República, en su última cena en Palacio Nacional el pasado 30 de noviembre, el entonces todavía presidente Felipe Calderón develó un cuadro de él, pintado por Santiago Carbonell. Cuelga sobre uno de los muros de este recinto y tuvo un costo de 754 mil pesos.

Es una pintura de cuerpo entero, y el ex presidente descansa su brazo izquierdo sobre un busto de José María Morelos y Pavón.

Al conocerse la autoría del cuadro, Carbonell recibió fuertes críticas y su “defensa” se dio en su portal de Facebook —donde describe que sus obras se han exhibido lo mismo que Nueva York que en Buenos Aires— y esta fue su postura:

—Muchas veces, como artista tienes que hacer cosas que a lo mejor no son muy de tu agrado (ejem, ejem) y te cuestan mucho. Otras amorosas que fluyen sin fatigas. Son los gajes del oficio. Realizar tu trabajo con tu mejor esfuerzo y la mayor honestidad.

¡En fin! Lo que parece ser que no le costó trabajo y fluyó fue cobrar por el retrato 754 mil pesos.

Al terminar el sexenio de Calderón Hinojosa sabemos que tan sólo la Presidencia de la República gastó 32 millones 867 mil pesos en campañas publicitarias este año. Poco si se considera que fueron 6 mil 860 millones de pesos lo que reportó el Informe sobre los Programas y Campañas de Comunicación Social del gobierno federal del ejercicio 2012.


Caray. Apenas el domingo pasado, en el primer evento de este sexenio, del regreso del PRI, el presidente Enrique Peña Nieto encabezó la entrega del Premio Nacional del Deporte 2012, una ceremonia que por lo regular se realizaba durante la celebración del 20 de noviembre, pero que este año cambió de fecha.

Ahí estaba Bernardo de la Garza, como titular de la Comisión Nacional del Deporte —y por cierto, no perdamos de vista que fue ex candidato presidencial en el 2006— y varios pensaban que podría repetir en el cargo. Pero ayer por la tarde la situación cambió. Se hizo el anuncio que Jesús Mena será el nuevo titular de la Conade.

Peña Nieto se está tomando con calma, por cierto, nombrar al resto de su gabinete ampliado. Ayer se anunció que David Korenfeld Federman será el director general de la Comisión Nacional del Agua, Sebastián Lerdo de Tejada el director del ISSSTE y José Antonio González Anaya el director del IMSS.


Hoy finaliza la etapa de Marcelo Ebrard como Jefe de Gobierno capitalino, y comenzará con un largo y seguro sinuoso camino rumbo a Los Pinos, para el 2018. Pero a la par, inicia el camino de Miguel Ángel Mancera como el cuarto Jefe de Gobierno del DF electo, el cuarto de un gobierno de izquierda, y con el mayor número de votos registrado: 3 millones 31 mil 156, votos, el 63 por ciento.

Mancera hoy anunciará a su gabinete pero ayer dio, al menos una probadita al nombrar a parte de su staff. Su vocero será Fernando Macías Cué; el jefe de su oficina, Elías Miguel Moreno Brizuela, quien fuera secretario de Protección Civil; su secretario particular, Luis Serna Chávez. Dos asesores cercanos, otro hermano Serna Chávez: Julio César y Guillermo Orozco Loreto.

Al menos ya le puso identidad a su administración: un nuevo logotipo de la administración capitalina, utilizando nuevamente el Ángel de la Independencia, protegido o rodeado por dos manos amarillas que se entrelazan en la parte de debajo de este monumento histórico.

Claro, no creo que sea un mensaje subliminal de fomentar la unidad de las izquierdas, ¿verdad? Lo digo también porque ayer, tarde para desayuno y temprano para comida, se reunieron en el Condesa DF nada menos que Mancera y Jesús Ortega, el mero mero de la corriente Nueva Izquierda, del PRD.

De las primeras decisiones que comenzarán a definir el gobierno de Mancera se dará el domingo, cuando se resuelva la situación jurídica de los jóvenes detenidos durante los enfrentamientos del sábado pasado en varios puntos del DF; pendiente que ya no cupo en la administración Ebrard.


Como un caso para la araña, o para el organismo que vaya a vigilar que no existan actos de corrupción en este sexenio, se antoja la denuncia de Sergio Augusto López Ramírez, diputado local del Partido Verde en Aguascalientes.

El legislador se pregunta dónde quedaron 20 autos de lujo que fueron adquiridos durante la administración del ex gobernador Luis Armando Reynoso Femat. Sí, al igual que seguramente usted, a mí me brinca que sea casi tres años después de finalizada la gestión del ex mandatario cuando sepamos que se ignora el paradero de las unidades.

Para que se siga cuestionando, le aviso que el costo de estas unidades blindadas fue de 40 millones de pesos.


Él se disculpó:

--Desde esta Tribuna afirmé el fallecimiento de un ciudadano que afortunadamente no se confirmó. Es mi deber, mi convicción de expresarle al pueblo de México y a ustedes, una disculpa. Aceptar equivocaciones no demerita posiciones políticas; los políticos como cualquier ser humano, somos falibles. No culpo a nadie es mi responsabilidad: Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano -que ayer creció con dos diputados más.


Él lo dijo:

--En tanto se aplica la nueva política de Estado por la seguridad y la justicia que permita su gradual regreso a los cuarteles las Fuerzas Armadas continuarán con las labores de seguridad para los mexicanos: Enrique Peña Nieto en su primer desayuno con integrantes del Ejército.

Columnas recientes