Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Ladridos

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

06/12/2012

alcalorpolitico.com

Ladridos
 
Expuestos al escrutinio público por la ostentación de su inmensa riqueza cuyo origen hasta el momento no han podido explicar de manera convincente, el clan de los Yunes Márquez se dice víctima de una campaña de desprestigio dirigida desde el gobierno estatal, al cual le han endosado también una aparente persecución política debido a que, por mera coincidencia, el pasado lunes 3 no pudo ser reelecta como presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo la magistrada Irma Dinorah Guevara Trujillo, quien cinco días atrás, en la ceremonia de su tercer informe de labores, había tenido como invitado especial a Miguel Ángel Yunes Linares, el poderoso jefe de esta familia neopanista, quien en declaraciones a la prensa arremetió en contra del gobernador Javier Duarte de Ochoa, responsabilizándolo de las filtraciones a un diario capitalino de las fotografías tomadas a sus fastuosas mansiones ubicadas en exclusivos fraccionamientos de la zona conurbada del municipio del puerto de Alvarado y Boca del Río.
 
Pero el gobernador Duarte es el jefe del Ejecutivo, no el titular del Poder Judicial de Veracruz. Además de su reiterado respeto a la división de poderes, el mandatario estatal ha sido muy cuidadoso de no entrometerse en las decisiones que corresponde tomar sólo a los magistrados y a su presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado.
 
Es más, desde la administración del gobernador Miguel Alemán Velasco (1998-2004), la histórica influencia del Ejecutivo para imponer al titular del TSJE se ha visto totalmente acotada. El sexenio anterior, ni el gobernador Fidel Herrera Beltrán, con toda su experiencia y habilidad para la operación política, pudo convencer a los magistrados más antiguos de aceptar una edad límite para su jubilación.
 
El pasado lunes 3, al ser electo el magistrado Gilberto Ignacio Bello Nájera como presidente del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, el gobernador Javier Duarte se congratuló públicamente de su nombramiento, lo que, al parecer, se malinterpretó como un ajuste de cuentas a la magistrada ex presidenta Irma Dinorah Guevara por haberle corrido la invitación a su tercer informe de labores al ex candidato del PAN a la gubernatura de Veracruz, quien en la administración del gobernador Rafael Hernández Ochoa (1980-1986) le tocó presidir un par de años el entonces Tribunal Fiscal del Estado.
 
Pero Duarte de Ochoa sólo se limitó a reconocer “como un hombre de probada capacidad y de compromisos con la legalidad y transparencia” al magistrado Bello Nájera, del cual aseguró que “su nueva encomienda fortalecerá sin duda la confianza de la sociedad en las instituciones, pues cuenta con una amplia trayectoria”.

Y es que el mandatario veracruzano destacó la importancia de este Tribunal en el buen desempeño de la administración pública estatal y municipal, pues expuso que se trata del mayor órgano jurisdiccional de control de la legalidad, de la institución que salvaguarda los intereses de los veracruzanos en el ejercicio del gobierno.

Duarte de Ochoa recordó que el Tribunal de lo Contencioso Administrativo se encarga de revisar la legalidad de los actos y resoluciones de las autoridades estatales y municipales; así como de los organismos públicos descentralizados, por lo que dijo confiar en el buen trabajo y desempeño del magistrado Bello Nájera. Nada más.

 
A ver si ahora no le achacan también al gobernador de Veracruz la inhabilitación que por 10 años la Secretaría de la Función Pública le acaba de imponer a Jesús Villalobos López, quien en febrero de 2010 sustituyó a Miguel Ángel Yunes en la dirección general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).
 
Villalobos, un cercano ex colaborador de Yunes Linares desde que éste se desempeñó en el gobierno del presidente Vicente Fox como secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, ha sido inhabilitado por fraude y quebranto de 299 millones de pesos contra la institución de salud.
 
El Órgano Interno de Control del ISSSTE reportó a la Secretaría la Función Pública que Villalobos López, cuando fungía al lado de Miguel Ángel Yunes como director de Finanzas de la institución de seguridad social, no cumplió con su labor de supervisar los contratos para la realización de inventarios en los años 2008 y 2009.
 
Villalobos debía cerciorarse de que los inventarios se hicieran pero la empresa Ingeniería Costos y Servicios cobró una cantidad millonaria sin realizar los trabajos. Tras una auditoría, el Órgano Interno de Control del ISSSTE determinó que se había cometido un fraude contra la institución de salud.
 
Jesús Villalobos tomó la dirección del ISSSTE en febrero de 2010 tras la renuncia de Miguel Ángel Yunes para buscar la gubernatura de Veracruz. Asumió el cargo luego de que Antonio Guzmán Nacoud, uno de sus colaboradores más cercanos, fuera también inhabilitado por “negligencia administrativa” con una sanción económica de casi 23 millones de pesos.
 
En noviembre de 2011, por instrucción del presidente Felipe Calderón, Villalobos Lópezpasó de la dirección general del ISSSTE a lade Pronósticos para la Asistencia Pública, donde hace apenas unos días, el diario capitalino “La Razón” publicó que en febrero de este año viajó con recursos del erario federal al Super Bowl con pases VIP, cuyo costo era de aproximadamente 10 mil 109 dólares.
 
¿Esto también lo habrá fraguado el gobernador Javier Duarte para desacreditar a Yunes Linares? El desprestigio político que arrastra Miguel Ángel Yunes desde que militaba en el PRI es tanto que –al igual que su inmenso poder económico– no necesita que alguien lo ayude a incrementarlo.
 
Y en cuanto a la aparente persecución gubernamental contra él y sus aliados, todo parece indicar que se trata de otra más de sus farsas. ¿O cómo explicar que a pesar de haber sido inhabilitado en agosto de 2011 por la Secretaría de Función Pública para desempeñar durante 10 años un cargo público en el gobierno federal y de haber sido sancionado con una multa de 39.1 millones de pesos por la fraudulenta adquisición de 200 mil botiquines médicos cuando se desempeñó como subdirector de área “B” de Regulación y Atención Hospitalaria del ISSSTE con Yunes Linares, el doctor Miguel Iván Hernández Gutiérrez haya sido incorporado este año en el Centro de Especialidades Médicas “Doctor Rafael Lucio” de Xalapa? ¿Y los yunistas que con la aprobación de Duarte de Ochoa acaban de asumir diversas direcciones y puestos de la Subsecretaría de Gobierno?
 
¡NO ES FIDEL!
 
Un asiduo lector de esta columna, que el domingo pasado estuvo en primera fila durante la ceremonia de la firma del Pacto por México realizada en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, nos llamó ayer para desmentir que el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán haya asistido a dicho evento, por lo que es totalmente falso que el ex mandatario veracruzano haya estado sentado a la izquierda de sus sucesor Javier Duarte de Ochoa, tal como lo ha divulgado en las redes sociales la organización antipriista “Di no al PRI para este 2012”, la cual el lunes 3 subió a su página de Facebook una fotografía en la que señala con una flecha al supuesto político cuenqueño, cuya imagen no se alcanza a distinguir.
 
Según nos aseguran, Herrera Beltrán sólo estuvo en la ceremonia de toma de protesta del presidente Enrique Peña Nieto en el Palacio Legislativo de San Lázaro, ya que tampoco pudo acudir posteriormente al otro evento en Palacio Nacional donde el mexiquense dio a conocer los 5 ejes y las primeras 13 grandes acciones de su gobierno.

Columnas recientes