Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Confirmado: el PAN se desmorona

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

17/12/2012

alcalorpolitico.com

Publiqué el viernes en “Prosa aprisa” (“El PAN, tristes posadas”), al vencerse el plazo para que los panistas renovaran su credencial de afiliación y ante la declaración del dirigente nacional Gustavo Madero de que se esperaba que más del 50% ya no lo hiciera, que: “Ya sin el poder presidencial, se estrellan contra la cruda realidad: son sólo una caricatura de partido político”.
 
“El panorama no puede ser más preocupante para ellos, porque mientras tuvieron el poder presidencial, los dirigentes panistas no se preocuparon nunca por crear una verdadera estructura humana, como la que tiene el PRI, y se conformaron con los ex priistas que se refugiaron con ellos en busca de una ‘chambita’, como dice Madero. Pero se engañaron. Crearon una militancia de mentiritas, que ahora los abandona”, apunté entonces.
 
El sábado, en la columna “Bajo Reserva” del diario El Universal, la columna oficial de ese rotativo y una de las más leídas del país, con el título: “PAN, de partido en el poder a la ‘chiquillada’”, se publicó: “POR EL NÚMERO de reafiliaciones que espera, el PAN pasará de partido en el poder a formar parte de la llamada ‘chiquillada’, el club de los mini partidos”.
 
De acuerdo a “El Gran Diario de México”, el grupo cercano al presidente de Acción Nacional, Gustavo Madero, tiene una primera estimación muy poco halagüeña: “sólo 100 mil panistas de todo el país actualizaron sus datos y manifestaron su convicción de ser militantes de la organización política que perdió la Presidencia de la República el primero de julio de 2012”.
 
Se confirmó que el ex presidente Vicente Fox ya no se reafilió.
 
Indudablemente, todo ello tendrá consecuencias, y graves, para el PAN en el estado, de cara a las elecciones para elegir diputados locales y presidentes municipales el 7 de julio de 2013, pues ya cunde la desmoralización y los que creyeron o vieron algún interés por militar en las filas blanquiazules las han abandonado.
 
Antes las pocas posibilidades que el panismo ofrece para ganar, serán ya muy pocos los que quieran jugar abanderados por el partido de la derecha.
 
Será interesante saber cuántos de los panistas que había en la entidad confirmaron su militancia. Por la estimación a nivel nacional, la cifra debe ser de sólo unos cuantos cientos o unos muy pocos miles.
 
En Veracruz, por si lo anterior no bastara a los blanquiazules, un diputado federal, Rafael Acosta Croda, del puerto jarocho, en completo estado de ebriedad se jacta de ello y arguye su borrachera como una forma de arma política contra la alcaldesa priista Carolina Gudiño Corro, mientras que el presidente del comité municipal también del puerto de Veracruz, Domingo Angulo Uscanga acusa de “cobarde, mentiroso, traicionero y malagradecido” al controvertido Julen Rementería del Puerto, a quien acusa de estar atrás de un intento de expulsión de sus filas, todo lo cual no refleja más que el estado de descomposición en que cayó el panismo en la entidad. Sin duda, el PAN se desmorona.
 
Pero también dije el viernes: “Así, el panorama se esclarece más para el PRI. Por lo menos el PAN ya no será su gran dolor de cabeza como lo fue en los dos sexenios anteriores, aunque eso no quiere decir tampoco que, en el caso del estado, en algunos municipios en especial no tendrá una fuerte competencia, pues quedan rescoldos panistas, brasas que pueden provocar verdaderos incendios como en Veracruz, Boca del Río, Córdoba y Coatzacoalcos, que están entre los municipios más grandes e importantes de la entidad. En Xalapa será más el PRI contra el antipriismo, que ya está cobrando carta de naturalidad, contra las izquierdas, que mantienen un buen número de activos, así como contra los ciudadanos apartidistas pero que votan y deciden”.
 
Ese mismo viernes, durante el Primer Informe de Actividades de la dirigente del Organismo Nacional de Mujeres del PRI, Diva Gastélum Bajo, el nuevo dirigente nacional tricolor, César Camacho, “avizoró retos importantes para el próximo año, como la realización de la XXI Asamblea Nacional Ordinaria prevista para el 23 de febrero, y el lanzamiento de las convocatorias para las elecciones en 14 estados que convocarán a más del 40 por ciento del padrón nacional y en donde todos los partidos ‘estaremos a prueba’”.
 
Pero el ex gobernador del Estado de México dijo algo que debieran tener presentes las dirigencias estatales del tricolor donde habrá elecciones: “Para alcanzar el triunfo será necesario no caer en un optimismo desbordante ni en un exceso de confianza. Creemos en nuestra capacidad de transformación, estamos convencidos de la fuerza de nuestra organización, pero no tenemos los triunfos en la bolsa”.
 
Peor será para el PRI si ya reducido el PAN a un partido de “chiquillada” y teniendo ahora la Presidencia de la República, es decir, todo el poder político, pierde alcaldías y diputaciones locales. Ganar ahora será ya hasta una cuestión de honor. Qué reto y qué responsabilidad esperan, así, a los responsables políticos de cada estado.
 
***
 
Dio cuenta un boletín oficial el viernes pasado que la CNC, que lidera en el estado Bertha Hernández Rodríguez, celebró en Xalapa un Encuentro de Identidad y Compromiso Político CNC-PRI. Ahí, por lo que se vio, el invitado especial y el orador principal fue el senador José Francisco Yunes Zorrilla. Habló de apoyo al campo, del trabajo del gobernador Javier Duarte de Ochoa a favor de los campesinos, así como del apoyo que se espera del presidente Enrique Peña Nieto. Hasta ahí, todo bien. Se antoja la pregunta: ¿y el senador Héctor Yunes Landa? ¿No lo invitaron? ¿Tenía que cumplir otras obligaciones? ¿Por qué no estuvo presente?

Columnas recientes

  • 01/01/1970