Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

PAN: gritos y sombrerazos

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

18/12/2012

alcalorpolitico.com

La batalla por conquistar el mayor número de alcaldías y diputaciones locales el próximo año dio inicio entre los grupos internos del PRI y PAN de Veracruz, aunque con notables diferencias que bien vale la pena analizar.

En el caso del Revolucionario Institucional, de plácemes por su regreso a la Presidencia de la República y por haber firmado con bombo y platillo el Pacto por México con las principales fuerzas de oposición, parece haber exorcizado –por ahora– el fantasma del transfuguismo y la escisión pues de manera por demás unánime, su Consejo Político aprobó este domingo la Convención de Delegados como método para elegir la mayoría de candidatos a las 212 alcaldías así como para las 30 diputaciones uninominales.

Hay en el partido tricolor de Veracruz una disciplina pocas veces vista que muchos atribuyen, entre otros factores, al orden y a la firmeza con la que se gobierna desde el palacio de la esquina de Leandro Valle y Enríquez, lo que, quiérase o no, impacta también en el edificio priista de la avenida Ruiz Cortines.

Actos multitudinarios, camaradería y ausencia de voces discordantes definen a este PRI que ha sido calificado por sus propios dirigentes como el “nuevo PRI de Enrique Peña Nieto”, un partido que ha regresado al ritual y a la ortodoxia política que les permitió –primero– elegir un candidato de unidad a la Presidencia de la República, y después habitar en Los Pinos.

Del otro lado, con un instituto político “secuestrado” por ex priistas voraces que prácticamente desconocieron la “doctrina” y aplastaron a gurús como Alejandro Vázquez Cuevas y César Leal Angulo; enfrentado su dirigente nacional, Gustavo Madero, con el ahora ex presidente Felipe Calderón desde su misma toma de posesión como líder blanquiazul, pareciera que el PAN perdió el sentido de orientación sin la brújula que significaba el poder presidencial.

Aunque los panistas en público lo niegan pero en corto lo aceptan, la derrota del 1 de julio, las pugnas entre los equipos de Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero Arroyo por la candidatura presidencial así como las imposiciones de una potentada familia de Boca del Río, han impactado en la militancia que busca a toda costa dar una imagen de unidad hacia el exterior, pero sin poder ocultar las patadas bajo la mesa de cara a la elección local de 2013.

La depuración de su padrón de militantes ha dejado al descubierto, como lo dijo el propio Madero, “que muchos se afiliaron al PAN cuando éramos gobierno federal porque buscaban una chambita o algo así; ahora les puedo adelantar que vamos a perder más de la mitad de los militantes”, lo que seguramente mermará su operatividad electoral.

Y en ese afán por demostrar unidad y poderío, este domingo –aprovechando quizás que los priistas tenían su cónclave en conocido salón del norte de la ciudad–, los del PAN intentaron mandar un mensaje de cohesión al sentar en la misma mesa a los suspirantes a la alcaldía de Xalapa, entre los que se encontraba el todavía delegado de la Sedesol en Veracruz, Abel Cuevas Melo, a quien muchos panistas xalapeños de cepa no miran con buenos ojos por ser originario de Coatepec y porque tiene marcado el fierro de Miguel Ángel Yunes Linares.

Los blanquiazules trataron de convencer a la prensa, más no a ellos mismos, con un discurso machacón sobre la “unidad”, donde destacó la soberbia de Ulises Chama Contreras, el cual –incluso– aseguró no necesitar “aliarnos ni alinearnos con nadie”, según reprodujo el diario digital Alcalorpolitico.com en su edición de este domingo.

Pero esta aparente muestra de “unidad” se vio opacada este mismo domingo por un zafarrancho que protagonizaron en un tradicional café de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río seguidores de Yunes Linares y panistas del grupo de Julen Rementería del Puerto, Enrique Cambranis y Marco Antonio Núñez.

Sentados en mesas contiguas, José Ramírez, secretario de Finanzas del Comité Directivo Municipal del PAN en Veracruz y otros aliados, se enfrentaron verbalmente a Dámaris Osorno, secretaría Jurídica del mismo comité y suplente del diputado federal Rafael Acosta Croda.

El senador Fernando Yunes Márquez, con cuya presencia apoyaba al grupo del dirigente municipal Domingo Angulo Uscanga, tuvo que salir por piernas ante la acalorada discusión que casi llega a los golpes.

José Ramírez acusó a Domingo Angulo de haber falsificado la firma del dirigente y del secretario general del PAN y de publicarla en un medio local para convocar a una asamblea ilegal, mientras Dámaris Osorno, integrante también del grupo de Yunes Linares, negaba desde otra mesa que dicha asamblea hubiera sido ilegal.

Los gritos, las ofensas y los reclamos entre los militantes, en donde también intervino la ex regidora Martha Leyva y Héctor Torres, provocaron que el senador Fernando Yunes saliera abruptamente del restaurante dejando desprotegido al grupo que apoyaba a Domingo Angulo, según consignó la prensa porteña.

José Ramírez fue contundente: “El viernes 30 de noviembre el Comité Estatal notificó a Domingo Angulo que no se podía hacer la asamblea porque no había quórum. El hizo caso omiso y el 1 de diciembre publicó la convocatoria en un periódico local. Lo peor de todo es que falsifica este documento porque de este documento no hay original. Le puedo decir a Domingo: ‘preséntame este documento original’, y no lo tiene. Lo falsifica para ratificarse. Lo que está haciendo es confundir a la militancia y dividir al partido”.

Pepe Ramírez desenmascaró también a Angulo, quien durante toda la semana habría declarado que el Comité Estatal lo había expulsado de las filas. “Domingo Angulo no está expulsado. El Comité Estatal le pidió que no realizara la Asamblea y él falsificó firmas, realizó una Asamblea ilegalmente y luego declaró a los medios que lo estaban expulsando. Esto no se debe ventilar a la luz pública pero desafortunadamente Domingo Angulo sale toda la semana confundiendo a la gente, confunde a la militancia y confunde también a los ciudadanos, dañando al partido”, concluyó.

El zafarrancho de La Parroquia es una muestra más de la división interna que vive el Partido Acción Nacional, lo que podría traerle buenos dividendos al Revolucionario Institucional en la elección de julio de 2013.

COMILONA EN WTC

Este miércoles 19, en el World Trade Center de Boca del Río, el gobernador Javier Duarte de Ochoa ofrecerá una comida de fin de año a los medios de comunicación de toda la entidad.

El mandatario veracruzano estará acompañado de los miembros de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas que este martes 18 serán designados, por única vez, por el pleno de la LXII Legislatura del estado.

Según se anticipaba ayer, para la presidencia de este nuevo organismo autónomo sería propuesta la directora de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la UV, Rocío Ojeda Callado, mientras que para la Secretaría Ejecutiva se perfilaba otra académica: Namiko Matzumoto Benítez, con trayectoria en la defensa de los derechos humanos.

Columnas recientes