Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¡Que hable Mota!

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

21/12/2012

alcalorpolitico.com

Ahora que la maestra Elba Esther Gordillo ha empezado a patalear con motivo de la Reforma Educativa que el presidente Enrique Peña Nieto está impulsando con el apoyo de las dirigencias nacionales del PAN, PRI y PRD que el 2 de diciembre signaron el Pacto por México, algunos gobernadores y secretarios de Educación de las entidades federativas que están muy comprometidos políticamente con los líderes regionales y la máxima jefa del SNTE han de estar sintiendo también que les sube la bilirrubina.
 
Y es que este miércoles 19, al recibir en la Casa Guerrero al presidente Peña, el gobernador perredista de esa entidad sureña, Ángel Aguirre Rivero, le puso el cascabel al gato al externarle al Jefe del Ejecutivo federal que “nos adherimos a este Pacto por la determinación valiente que tomó de rescatar la rectoría del Estado en la educación. Esa reforma educativa que nadie se había atrevido a tocar y que ya es tiempo que digamos la verdad: sólo en Guerrero, señor Presidente, hay 12 mil maestros comisionados que hacen todo menos estar frente a un aula. Hoy en Guerrero tengo que decirle que hay cerca de 500 plazas como jefes de enseñanza que ganan casi 50 mil pesos al mes y que tampoco trabajan en labores propias de la educación”.
 
Aguirre le reiteró al presidente Peña su respaldo a la reforma educativa y le manifestó que él apoya el Pacto por México no como “una actitud entreguista, mucho menos como un cheque en blanco. Lo hacemos porque estamos convencidos de que sólo unidos podremos salir adelante”.
 
Si el estado de Guerrero, de acuerdo con el último Censo de Población y Vivienda del INEGI, el de 2010, tiene menos de la mitad de población que Veracruz (casi 3 millones 389 mil habitantes por 7 millones 643 mil 194 veracruzanos), ¿cuántos maestros comisionados tendrá el SNTE en nuestra entidad que –como dijo el mandatario guerrerense– “hacen todo menos estar frente a un aula”? ¿Y cuántos centenares de plazas de 50 mil pesos mensuales o más estarán pagando aquí a jefes de enseñanza que “tampoco trabajan en labores propias de la educación”, como denunció el gobernador de aquel estado sur-occidental?
 
El secretario de Educación de Veracruz, Adolfo Mota Hernández, haría bien en transparentar de una vez esta anómala situación, pues tarde o temprano habrá de conocerse la verdad.
 
Y es que en su primer discurso como Presidente de la República dado en Palacio Nacional, en el que delineó los cinco ejes y las 13 grandes decisiones iniciales de su gobierno, Peña Nieto anunció que promovería reformas al artículo 3° constitucional para que “quien quiera ser maestro, director o supervisor lo haga con base en su trabajo y sus méritos”; para terminar con las plazas vitalicias y hereditarias en el servicio educativo nacional, y para instituir un sistema nacional de evaluación educativa que “identificará las necesidades de mejoras de profesores, escuelas y alumnos”. Ahí mismo, el mandatario mexicano instruyó al titular de la SEP, Emilio Chuayffet, para que solicitara precisamente al INEGI un censo de escuelas, maestros y alumnos, información con la que –dijo– se mejorará el sistema educativo en general.
 
Y es que ahora que el gobernador Aguirre destapó la cloaca del sindicato magisterial de Gordillo en Guerrero, llamó la atención sus cifras ya que de acuerdo a los informes oficiales que dio la SEP el sexenio pasado, esa entidad nunca había proporcionado números relacionados con los maestros que están comisionados y cuántos dan clases en el estado.
 
Además esas estadísticas contrastan con las que ha proporcionado en los últimos meses el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que a través de su secretario general, Juan Díaz de la Torre, asegura que en Guerrero sólo hay dos mil 863 maestros comisionados. Pero por otro lado, Cupertino Alejo, secretario del Comité de Vigilancia del SNTE, dijo en entrevista que son alrededor de cinco mil 500 profesores en ese estatus.
 
La propia SEP, que hizo cálculos sin tener datos duros durante la gestión de José Ángel Córdoba Villalobos, precisó que en el país hay 12 mil 928 profesores comisionados cobrando su sueldo. A su vez, la Organización Mexicanos Primero estima que hasta noviembre de este año hay 22 mil 353 maestros “aviadores”.
 
Pero… ¿y en Veracruz? ¡Que hable Mota!
 
EFECTO ELECTORAL
 
Por cierto, habrá que ver qué efectos tiene la reforma educativa del presidente Peña en el escenario electoral de Veracruz en julio de 2013, pues en cabeceras distritales como Huatusco y Misantla, los aspirantes del SNTE que buscan ser nominados por el PRI a esas alcaldías no están bien calificados por la ciudadanía.
 
En Huatusco, por ejemplo, de acuerdo con un sondeo realizado a finales de noviembre por una prestigiada encuestadora, la ex alcaldesa Zaira Ochoa Valdivia y los diputados locales Ulises Ochoa e Isaac Contreras González –hijos y yerno, respectivamente, del ex senador Rafael Ochoa Guzmán, ex secretario general del CEN del SNTE–, andan muy bajos en las preferencias electorales.
 
Curiosamente, el que anda por encima hasta de los aspirantes del PAN, Santiago Chicuéllar Aguilar –el mejor posicionado, con 30 por ciento de aceptación– y Humberto Cuauhtle Márquez, ambos muy cercanos al alcalde panista Miguel Ángel Sedas Castro, es Juan Carlos Sirgo Martínez, actual enlace administrativo de la Dirección del Registro Civil del estado, quien no ha parado de hacer trabajo social en ese municipio desde el proceso electoral de 2010, cuando fue sacrificado para postular a Cosme Crivelli Murillo, quien fue arrasado por el candidato de Acción Nacional.
 
Sirgo, hijo de doña Luz María Martínez, fallecida ex dirigente estatal del PVEM, anda con el 34 y 35 por ciento de las preferencias del electorado ante los dos posibles contendientes panistas.
 
RAMOS VICARTE
 
Por fin, después de casi tres meses de estar acéfala la Dirección del Registro Público de la Propiedad y de Inspección y Archivo General de Notarías, esta semana fue designado como titular Raúl Ramos Vicarte.
 
El ex alcalde boqueño, ex subsecretario de Gobierno y ex presidente del CDE del PRI substituye a Fernando Vázquez Maldonado, quien desde finales de septiembre de este año fue nombrado subprocurador de Justicia Zona Veracruz en sustitución de Gerardo Cruz Tejeda, quien originalmente había sido propuesto para ocupar el cargo que en Xalapa dejó vacante su sucesor.
 
Como subdirectora permanece Liliana Yunes Yunes, la talentosa hija del senador priista Héctor Yunes Landa.
 
AVISO
 
Con motivo de las fiestas navideñas y de fin de año, esta columna dejará de aparecer hasta la primera semana de enero de 2013, reanudándose su publicación el lunes 7.
 
A todos nuestros lectores, editores, compañeros y directivos de los medios impresos y electrónicos en que diariamente se publica esta columna, así como a todos mis amigos y familiares les deseo salud y bienestar en esta Navidad y el próximo Año Nuevo.
 
Muchas gracias a quienes de manera muy gentil y generosa nos hicieron llegar materialmente sus parabienes.

Columnas recientes