Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

‘Relegados’

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

23/01/2013

alcalorpolitico.com

Desde hace un par de semanas, del Palacio de Gobierno de Xalapa se ha estado filtrando en algunos medios de comunicación la lista de supuestos delegados federales, pero hasta el momento es la hora en que la administración del presidente Enrique Peña Nieto no ha confirmado ninguno de esos nombramientos.
 
La más reciente versión palaciega que se ha echado a andar es que estas designaciones de los nuevos representantes del gobierno federal en la entidad estarían por concretarse antes de que finalice este mes.
 
Pero más allá del tiempo que tome esta decisión –que tampoco es cosa menor, ya que los priistas que actualmente gobiernan la entidad no ven la hora en que sean removidos los delegados federales actuales que abiertamente aspiran a contender como candidatos del PAN a diputados y alcaldes en las elecciones locales de julio próximo–, la gran duda que corre es si en la ciudad de México serán aprobados los candidatos propuestos desde Xalapa para estas representaciones del gobierno de la República en la entidad veracruzana, ya que además de cargar con el estigma de su cercanía con el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán también les podría pesar su bien ganada fama como operadores electorales del partido tricolor.
 
Y es que la desconfianza de los peñistas sobre Herrera Beltrán data desde la campaña presidencial de 2012, cuando fue retirado como delegado especial del CEN del PRI para los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Durango y Coahuila, nombramiento que el veracruzano había recibido en octubre del año anterior de la dirigencia priista presidida por Humberto Moreira.
 
Ahora, según se observa, los operadores políticos del presidente Peña están actuando con sumo cuidado para evitar que decisiones burocráticas de relevancia menor como sería la designación de delegados federales genere ruido e inconformidad entre los dirigentes de los partidos políticos de oposición que firmaron el Pacto por México.
 
Este lunes 21, por ejemplo, Jesús Zambrano, presidente del CEN del PRD, advirtió que el Pacto por México estaría en riesgo si detectan que los gobernadores priistas desvían recursos para las elecciones locales que se llevarán a cabo este año en 14 entidades.
 
Aunque en los últimos días los perredistas habían planteado dudas e inconformidades respecto del acuerdo de PAN, PRD y PRI con el gobierno de Peña, Zambrano aseguró que está convenciendo a las corrientes perredistas de sus bondades.
 
Sin embargo, el dirigente del partido del sol azteca acotó que si el presidente Peña y el PRI quieren que dé resultados, tendrán que fijar límites a sus mandatarios.
 
“No nos vamos a confiar. Ellos pueden decir una cosa y en los estados pretendan hacer otra. Si hubiera un manejo indebido de todo lo que significan recursos o manejo de publicidad a favor del PRI, será motivo suficiente para que demos el manotazo.
 
“Y si hubiera una actuación indebida, mañosa, tramposa del PRI en las elecciones, entonces quiere decir que no nos estamos respetando y por lo tanto el Pacto quedaría claramente en entredicho”, añadió.
 
Zambrano indicó que hasta ahora el Pacto por México ha resultado productivo y que no significa entregar banderas al PRI o al gobierno.
 
Reconoció que hasta el momento han respetado las pláticas entre el PAN y PRD para realizar alianzas en diversos estados, entre los que se incluye Veracruz.
 
FIDEL, ¿EMBAJADOR?
 
Por cierto, trascendió que además de recordarle el asunto de las delegaciones federales, el gobernador Javier Duarte habría aprovechado la reciente visita del presidente Enrique Peña a Veracruz con motivo del 98 aniversario de la promulgación de la Ley Agraria de 1915 para tratarle en corto al jefe del Ejecutivo federal otro tema muuuuuy interesante.
 
De hecho, dicen, la petición tendría que ver con una delegación del gobierno de la República… ¡pero en el extranjero!
 
De acuerdo con esta versión extraoficial, el gobernador Duarte de Ochoa le habría solicitado a Peña Nieto considerar al ex gobernador Fidel Herrera para una representación diplomática.
 
A ver si el ex gobernante veracruzano corre con mejor suerte que el coahuilense Humberto Moreira, quien luego de su deshonrosa salida del PRI nacional ya había llegado a un acuerdo con la gente de Peña para irse de embajador a Cuba.
 
Sin embargo, los que conocieron ese pacto, relatan que a Moreira se le cayó la embajada en La Habana ya que luego del secuestro y homicidio de su hijo arremetió contra supuestos narco-empresarios mineros y hasta con su propio hermano, el gobernador Rubén Moreira.
 
La refriega mediática fue tal que a los peñistas les quedó claro que era imposible meter a un chivo en la fina cristalería de la diplomacia, razón por la que el ex dirigente priista terminó yéndose a Barcelona pero sólo a estudiar una maestría, grado académico que ya tiene Herrera Beltrán.
 
BIEN ‘PELAYO’
 
Por cierto, hablando de títulos académicos: el que perdió no sólo su chamba de director de Auditoría Técnica a la Obra Pública en el Órgano de Fiscalización Superior sino presuntamente también la posibilidad de ser candidato del PRI a la presidencia municipal de San Andrés Tuxtla es el ex diputado local Manuel Rosendo Pelayo, quien metió en un tremendo brete legal y financiero al ORFIS porque al final se descubrió que no cuenta con el título profesional de “ingeniero” que durante años presumió.
 
Así que todas las auditorías ordenadas y firmadas por él carecen de validez, por lo que el ORFIS tendrá que volverlas a realizar.

Columnas recientes