Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Reforma educativa

Por: Luciano Blanco González

09/02/2013

alcalorpolitico.com

Corrupción Magisterial? (3)

Esto último es el punto clave, es el talón de Aquiles de la reforma, construyamos en nuestra imaginación el censo que para verificar qué maestros están trabajando y qué maestros no son aviadores, que celebrara el INEGI en los meses de septiembre y octubre y encontraremos a 11,000 censadores. Escuela por Escuela, encuestando a todos los padres de familia, el resultado del censo será, que ese número indeterminado de maestros no estarán en su plaza, estarán en la comisión, luego entonces por disposición del decreto de la reforma, expedido por el Congreso de la Unión, avalado por El pacto Por México del PRI, PAN, PRD y PARTIDO VERDE, esas plazas tendrán que concursarse todas, con el agregado de que serán permanentemente evaluadas. Sin descartar que antes del censo, se les expidan los nombramientos a sus colaboradores, en las plazas donde estén comisionados y la plaza base se asigne en amañados concursos, todo antes del 15 de abril.

Obvio que si esto no se hace y se hace en términos de la reforma, esto no conviene a los favoritos del líder del equipo político, pero abre la posibilidad de participación a todos los maestros preparados, a los que tienen vocación por la enseñanza, a los que se han actualizado en los conocimientos y en la enseñanza, porque vale decirlo, ahorita ya es obsoleta la Multimedia foxista y es el momento de las HD. (Habilidades digitales) que cada estudiante debe de desarrollar para aprender a estudiar y a investigar.

Luego entonces enfoquemos la reforma educativa como una política para impartir educación de calidad, en una ambiente de sana relación de patrón y trabajadores con infraestructura, instalaciones y tecnología moderna que deberá aportar el Estado.

Para Juan este debe de ser el momento de la reflexión, es el momento de explicar que los derechos de los maestros que ya tienen plaza son intocables, es el momento del cambio entre un pasado de complacencias y complicidades y un presente de responsabilidades, es el momento de regresar a los maestros beneficiados a trabajar y a prepararse para que estén en posibilidades de concursar las nuevas plazas.

Es el momento también de reformar la visión del Estado, Si el Estado quiere educación de calidad tiene que dotar al maestro de todos los apoyos, instrumentos, mobiliario e infraestructura, también en el momento, de obligar al gobierno a dotar a cada niño, a cada maestro y a cada escuela, de equipos de cómputo y programas por materia con software avanzados, proyectores, laboratorios de idiomas desde el preescolar, de química y de biología para las secundarias y preparatorias.

De exigir plazas automáticas y jugosas compensaciones para quienes entreguen mejores resultados, premios y recompensas substanciosas, vacaciones y viajes pagados. Escuelas seguras, higiénicas, climatizadas, iluminadas, sanitarios decorosos, canchas, campos e instalaciones deportivas, balones, uniformes, redes, guantes, Agua potable para todas las escuelas, transporte gratuito para los maestros, pago de alimentos durante la jornada, viáticos a quienes tengan que trasladarse a distintos centros de trabajo-compensaciones a los maestros de alto rendimiento.

De implantar un sin fin más de anhelos incumplidos a los maestros, de dar respuesta a peticiones elaboradas, entregadas y perdidas en cada campaña política a candidatos, ya basta de politiquerías el maestro no tiene por qué ser carne de cañón en cada campaña, ni aventado por la necesidad que propician los bajos salarios a ser el tortero del recreo o el vendedor de chetos y refrescos, raspas y frutas.

Quieren reforma, los maestros deben de hacer la reforma pero en todo y el gobierno debe de dedicar más recursos a este importante renglón, si la dirigencia Callejista no toma la dirección política de este vendaval, será borrado del escenario por los mismos maestros, que quieren y respetan al líder, pero lo critican por que mientras hay algunos que cobran 2 y 3 plazas sin trabajar quienes trabajan realmente, cobran misérrimas quincenas, con las consabidas cuotas para el sindicato, Ellos están listos para participar en esta nueva oportunidad que los hará libres de los parásitos que los explotan, los exprimen y los expolian.

En esto de la reforma, no hay por qué poner cara hosca, ni porque pronunciar palabras ríspidas y altisonantes, no, no es ese el camino, el problema de la crisis son los excesos que el sistema ha permitido a un gremio digno, emprendedor, con una gran capacidad de creatividad positiva que se ve agredido por la incomprensión y por el trato superficial y maloso que se da a un problema que aflora, ahora que las fuerzas políticas nacionales quieren amarrarles las manos y no saben como. Si no reencauzan la reforma, la crisis será mayor, podríamos tener próximamente paralizado el sistema educativo nacional.

Columnas recientes