Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El remate del PRD en Veracruz

Por: Uriel Flores Aguayo

10/03/2013

alcalorpolitico.com

Pensé que en el año 2015 el PRD Veracruzano tendría problemas en las elecciones federales intermedias por el surgimiento de MORENA que le disputaría el flanco izquierdo, me equivoqué, la crisis de aspecto terminal se adelantó por efectos de la coyuntura comicial local. Lo que está pasando en el PRD tiene que ver con los obstáculos que ha encontrado en su intención aliancista, ese es el fondo de sus problemas; está enfrentado a un conjunto de fuerzas políticas a las que no les conviene la ruta de coalición que está promoviendo el partido del "sol azteca" un poco por claridad política que busca equilibrios institucionales y mucho más por su propia sobrevivencia. Sería poco objetivo no destacar las omisiones y permisividad de los dirigentes nacionales ante el vulgar y evidente manoseo e intromisión en la vida interna del PRD.

Este ciclo de destrucción sistemática del partido lo inicia el Tribunal Electoral de Veracruz que ,por consigna, de manera rustica y abusiva decide irregularmente cuestiones internas bien llevadas; nombra un consejo estatal con personas desconocidas y no electas por nadie, incluso el sujeto que se autonombró presidente de dicho órgano popularmente conocido como " patito" ni siquiera fue electo en su distrito ya que ahí no se efectuó la elección; la parte más obvia de su carácter faccioso lo vemos en su determinación de anular la alianza opositora con argumentos falsos, como el del requisito del 60% de los dirigentes presentes o miembros en general, el cual estaba debidamente cubierto pero el Tribunal, con dolo, "interpretó" mañosamente. Ahora que la sala regional del TRIFE les revocó el resolutivo no han dado la cara para, por lo menos, ofrecer una disculpa a los afectados de sus actos turbios. La susodicha sala regional, dos de sus tres magistradas, incumplió con principios básicos de su función jurisdiccional; por un lado revocó las barbaridades del Tribunal local pero por otro, con maña, ordena la reposición del procedimiento por parte del consejo vigente que de pura casualidad, es el consejo " patito uno", el cual, obviamente, fue formado para servir, si es que sirve de algo, al partido oficial.

La lucha de los grupúsculos que se disputan la representación del PRD local es por definir quién vende el cascaron en que han convertido al partido, no les interesa el partido en sí, menos alguna lucha social pero tampoco ganar elecciones, se conforman, eso es lo que buscan, con alguna diputación plurinominal y algunas regidurías; de ellos, dos o tres, gozan de la impunidad que les garantizan corruptas corrientes nacionales, mientras que otros, le apuestan a ganarse unos pesos y despensas; están dispuestos a todo, les pagan bien, hasta romper con todos en el PRD; en tanto, hacen el trabajo sucio aunque hayan tenido que quitarse las máscaras. Debo decir que son de "pacotilla", no representan a nadie, no tienen fuerza política y moral, lo cual va a ser muy evidente a la hora de las candidaturas, de las que carecen casi absolutamente aunque les presten algunas figurillas de medio pelo. La descomposición de estos personajes folklóricos los hace descarados y cínicos, dispuestos a todo para cumplir su tarea destructiva; curiosamente son los mismos que siempre se han distinguido por servir de mercenarios al poder y de aprobar todo lo que les mande el PRI; recuerden a los anteriores diputados locales autorizando un préstamo multimillonario a unos días del cierre de la administración Fidelista.

Desde hace algunos años el PRD es un partido débil y marginal, un cascaron, a fuerza de ser sometido a fraudes internos y sometido a los intereses de los Gobiernos en turno; salvo regiones como el sur, Xalapa y Papantla, entre otros muy pocos lugares, este partido casi ha desaparecido de Veracruz; cuenta con un diputado local, cuyo papel además de florero es votar en todo con el PRI, algunos Ayuntamientos de Municipios pequeños y varios " dirigentes " de papel e impresentables. Esa es su realidad. Llama a la risa cuando demagógicamente los seudodirigentes hablan de "las bases," del perredismo" cuando todos sabemos la verdad de su situación y que, ellos, no representan ni a su sombra; solo movilizan algún grupo cuando les dan despensas; su lógica es rara”, defienden" al PRD para que gane el PRI.

Sin alianza es muy difícil que el PRD avance significativamente, solo no es atractivo casi para nadie, en ese sentido sus resultados se pueden prever como desastrosos; no necesitan línea los pocos grupos reales que quedan en el PRD para irse a engrosar las filas coyunturales del partido que se vea más fuerte en su Municipio, en la realidad la alianza se daría de facto; pongo el ejemplo de Xalapa, mas anti priista que perredista o panista, donde si el PRD, que en este momento tiene la intención del voto, se abre de la alianza y postula a cualquiera provocará la emigración de los sufragios al PAN, a quien verían como el partido opositor que le puede disputar la hegemonía al oficialismo y, por lo tanto, sería muy beneficiado con el voto de castigo al PRI. Los desfiguros que hacen "los anti aliancistas", como eufemísticamente los ha bautizado la prensa, tiene como único fin que gane el PRI, además de embolsarse grandes tajadas de dinero fácil. Estamos ante un operativo apabullante y costoso del tipo de acciones de Estado, donde convergen grandes y oscuros intereses, que incluye de todo, opciones múltiples de respuesta para cuidar los intereses del sistema. Los seudodirigentes del PRD están sobrevaluados porque su papel es servir de pantalla mientras se detiene la alianza, aunque puede ser que ellos crean que valen mucho, que son importantes con la confianza de traer las bolsas llenas; en unos días serán lanzados al basurero de la historia, como siempre ha ocurrido con ellos; entre las opciones del sistema se deben incluir a los paleros de todos los colores y a los tránsfugas de los partidos más reales. Es una temporada de miserias humanas, a tono con el nivel político que se ha impuesto en Veracruz, así que, a amarrarse el estómago, a conservar la calma y la dignidad.

Recadito: acepto una poquita de humildad a cambio de que le manden algo de honor y amor propio al "trastupijes".

Columnas recientes