Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Aprueban gobierno de Duarte

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

26/03/2013

alcalorpolitico.com

Anoche, Javier Duarte de Ochoa ha de haber dormido a pierna suelta, ronquido libre y silbido suave, pues la más reciente encuesta de Consulta Mitofsky, levantada entre el 2 y el 4 de este marzo a punto de terminar, le da una aprobación a su forma de gobernar de 62.1%.

Aunque con fecha del domingo, el material de Roy Campos se distribuyó en los primeros minutos de ayer lunes y midió también la problemática del estado, superando la preocupación por la crisis económica (28.1%) a la de inseguridad y la delincuencia (26.9%).

Se explica en el documento que se realizó la encuesta en viviendas para evaluar el sentir ciudadano respecto a la problemática y gestión del gobernador porque Veracruz es uno de los 14 estados que tendrá elecciones este año.

Hay dos parámetros que llaman la atención: en el estado se observa un 61% que menciona algún problema económico como el principal que se sufre, superando el 52% de las menciones a nivel nacional. En cambio, respecto a las menciones de seguridad a nivel nacional, 43% menciona algún problema de este tipo, mientras que en la entidad lo hace sólo el 34%.

En cuanto a la calificación sobre la manera en que Duarte gobierna al estado, lo aprueba el 62.1% y lo reprueba el 37.1%.

Según se explica sobre la metodología que se utilizó, se encuestó a mayores de 18 años con credencial para votar y residentes en la entidad en viviendas particulares en 50 secciones electorales de la geografía estatal. Se especifica que el margen de error de la encuesta no sobrepasa el 4.4%.

Un dato que debe preocupar a las autoridades es que se tiene que trabajar más para generar mayores oportunidades de ingresos ya que, lo refleja la medición, es lo que ahora está impactando a los ciudadanos.

Si se lleva esto al terreno electoral, al gobierno le debe caer muy bien que se apruebe su gestión, pero también debiera preocuparle la preocupación que hay en los veracruzanos a causa de la situación económica, pues alguien que no tiene cubiertos sus satisfactores es un inconforme y un opositor en potencia.

En cuanto al resultado sobre la inseguridad y la delincuencia, es de suponer que el hecho de que haya dejado de ser la principal preocupación de los veracruzanos se debe a la tarea conjunta que están realizando Ejército-Marina-Secretaría de Seguridad Pública Federal-Secretaría de Seguridad Pública del Estado y que los operativos que se realizan a diario se reflejan en el sentir ciudadano.

Si se toma como punto de referencia la aprobación que recibe el Gobernador y se le traslada al terreno electoral, cabría pensar que éste es un buen indicativo para su partido, el PRI, de que va a ganar bien en las elecciones del próximo 7 de julio. Cabría pensarlo así.

A ello se tendría que añadir la inmensa aprobación de los mexicanos a la forma de gobernar de Enrique Peña Nieto, que necesariamente repercute en la imagen del PRI, pero lo que para unos es bueno, para otros puede resultar incómodo.

Así, dadas las condiciones que se presentan a casi tres meses de las elecciones, la dirigencia estatal del PRI tiene la presión y se ve obligada a ganar en la mayoría de los distritos y municipios, pues se supone que tiene todas las condiciones dadas y que los dos más importantes priistas en el gobierno, el Presidente y el Gobernador, han hecho su parte.

Pero, la historia y la experiencia en el estado enseñan al respecto que en tratándose en especial de las elecciones municipales, el comportamiento ciudadano es totalmente imprevisible y que está muy distante de las negociaciones y acuerdos cupulares.

Quien se asome a cualquier municipio de la periferia de las grandes ciudades, por ejemplo, se encontrará con que ya muchos pueblos están que arden y no precisamente por las altas temperaturas que ya se dejan sentir, sino a causa del calor político que desata pasiones, enconos y que, tristemente, hasta divide a familias enteras.

Cada tres años ha sido así, desde tiempos inmemoriales, aunque a diferencia de antes cuanto los pobladores desquitaban su enojo tomando y quemando palacios municipales o bloqueando caminos y carreteras, ahora se pasan a los partidos políticos opuestos o van a votar a favor de los candidatos de la oposición.

Para el PRI será un reto capitalizar pero también validar con sus triunfos la aprobación que tienen sus gobiernos.

Efecto negativo de la Gordillo

Con verdadera preocupación, muy justificada, Gonzalo Jácome Hernández ha lanzado una voz de alerta para denunciar la inminente desaparición de la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil del DIF/SEV que, por lo que dice, sería uno de los efectos negativos del caso de Elba Esther Gordillo.

O sea, es de suponer que luego de la caída de la cacique sindical magisterial, en la Secretaría de Educación de Veracruz, a causa de una auditoría decidieron reubicar a los maestros federalizados adscritos a la escuela de música sede de la mencionada orquesta, así como a los docentes con plaza estatal.

Según Jácome Hernández, la decisión la notificó ya la titular del área de Recursos Humanos de la SEV, María de la Luz Tiburcio, al director fundador de la orquesta, Jorge Alberto Morales Álvarez, con lo que se cancelaría, luego de 25 años de existencia, de golpe y porrazo, el aprendizaje musical de 261 niños. Según Morales Álvarez, los maestros, en este caso sí bien comisionados, han demostrado que su carga de trabajo es superior a la de sus nombramientos, pues algunos tienen plazas de 6 o 12 horas, nadie es de tiempo completo.

De que la orquesta es de calidad, lo es, como lo prueba haber actuado en el 50 aniversario de la UNICEF o haber acompañado al pianista Raúl Di Blasio, para dar sólo dos referencias.

Gonzalo Jácome Hernández, y con él creo que todos los que abrasen una buena causa, apelan a la señora Karime Macías de Duarte para que intervenga y evite que desaparezca la orquesta, y de paso sugiere al gobernador Javier Duarte que otorgue una clave para que se cree la Escuela de Música Popular, para niños y jóvenes, lógicamente, que sería la primera de su tipo en el país.

Columnas recientes