Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

En el PRI, ¿mucha medicina?

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

02/04/2013

alcalorpolitico.com

En el PRI, por lo que se ve, mucha medicina, como se dice en el habla popular. Como están llevando las cosas, se nota que no tuvieron el mayor interés en usar todo el tiempo legal de precampañas electorales, que inició el pasado 3 de marzo y que concluirá el próximo día 14.
 
Ello se deduce porque el tiempo corre y en el tricolor han dejado hasta para el próximo sábado 6 la entrega de documentos por parte de quienes aspiran a ser candidatos a diputados por el principio de mayoría relativa, de acuerdo a la convocatoria respectiva que emitieron el martes pasado, hoy hace una semana. Gastarán otros días en revisar y emitir su dictamen final.
 
Han dejado para después la convocatoria para seleccionar a sus candidatos a presidentes municipales y a diputados por representación proporcional, los llamados plurinominales. ¿No les corre prisa o es que no tienen definido totalmente a quiénes impulsarán como sus candidatos en los distritos y municipios de la entidad?
 
“Los actos de precampaña electoral son las reuniones públicas, asambleas, marchas y, en general, aquellos en que los precandidatos se dirigen a los afiliados, simpatizantes o al electorado en general, con el objetivo de obtener su respaldo para ser postulados como candidatos a un cargo de elección popular”.
 
Esto lo dice el párrafo tercero del Artículo 68 del Título Sexto del Código Electoral, que señala que “Precandidato es el ciudadano que pretende ser postulado por un partido político como candidato a un cargo de elección popular, conforme a lo establecido por este Código y a los estatutos de cada partido, en el proceso de selección interna”.
 
Y “La precampaña electoral es el conjunto de actos que realizan los partidos políticos, sus militantes y los precandidatos a cargos de elección popular debidamente registrados por cada partido, con el objeto de seleccionar al candidato o candidatos que serán registrados por el partido para la elección de que se trate”.
 
Si en el PRI, pues, omitieron este espacio legal, entonces es que escogerán a sus candidatos por designación, llámese dedazo, y a los elegidos se les legitimará en la llamada asamblea de delegados. Así, no han dado lugar a la disputa interna, a la competencia entre varios precandidatos y a la definición utilizando el método de encuestas públicas y abiertas. La democracia dirigida, pues.
 
Así las cosas, se entendería que llegarán a sus asambleas con candidatos de unidad, los que habrían resultado con mayor aceptación ciudadana de acuerdo a encuestas internas, aunque también se sabe que en varios casos se atenderán intereses de grupo como el de los petroleros, que impondrán candidatos en Poza Rica y Minatitlán, o como el del magisterio, cuyo cacique sindical impondrá candidato en Misantla.
 
Pero también acaso el retraso de la definición de candidatos se deba a forcejeos internos, a resistencias de quienes no aceptaron contender no obstante la palabra del líder político del PRI, a los resultados de las encuestas reales y los porcentajes efectivos que no son nada prometedores para el tricolor o al tamaño de los candidatos de oposición.
 
En la oposición, en muy pocos casos, que se sepa, realizaron precampaña. Tal vez la actividad más visible fue la de Dulce Dauzón, de Movimiento Ciudadano, precandidata a la presidencia municipal de Xalapa, quien inició labor proselitista el 9 de marzo desayunando con reporteros y concluyó el domingo 31 de marzo con un acto en el parque Juárez.
 
Un hecho destacable y que tuvo repercusión sobre todo en las redes sociales fue su visita al laureado escritor Sergio Pitol, en su domicilio particular, el miércoles 27 de marzo, visita en la que el autor de El mago de Viena dijo que la empresaria “tiene la sensibilidad, el talento y la experiencia para ser la Presidenta Municipal que la tradición cultural de Xalapa necesita”.
 
Sin bien quedan 13 días del periodo de precampañas, se sabe que ella decidió parar su trabajo abierto para ajustarse al límite del gasto que fija el Código Electoral.
 
En el camino quedó tendido el PRD. Después del vergonzoso espectáculo que ofrecieron, quien sabe a quién van a postular o quiénes se van a autopostular, pero, peor, quien sabe quién pensaría a ir a darles su voto. Quedaron evidenciados como un grupúsculo, una pandilla, unos títeres y bufones que bailan al son que les toquen.
 
En el PAN, se exhibieron como una caricatura de partido. Por lo menos la dirigencia estatal mostró su debilidad al apostar su éxito sólo a la alianza con el PRD y evidenció, una vez más, que nunca supieron para qué tuvieron el poder presidencial pues no fueron capaces de construir una estructura real, propia, que les sirviera de base y les diera fortaleza para tener presencia significativa y ser verdaderamente competitivos en el terreno electoral.
 
Se prestaron al juego del PRD y a quiénes juegan con el PRD e hicieron un espantoso ridículo al quedar atrapados en el sainete de la llamada izquierda.
 
No obstante todo ese panorama, de todos modos el PRI no la tendrá fácil en algunos distritos y municipios, como en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río o en Coatzacoalcos, donde residuos del PAN y del PRD, propiamente ciudadanos y militantes cobijados en esas siglas pero ajenas y alejadas de sus dirigencias estarían por dar verdaderos campanazos si Erick Lagos Hernández y sus muchachos no se emplean a fondo para convencer al electorado y revertir tendencias.
 
En el antiguo Puerto México, si no va como candidato Marcelo Montiel, las cuentas al PRI no le salen. Y, que se sepa, Marcelo tomó la determinación, firme, de no ir, aunque se habría comprometido a sacar adelante la elección. Las cifras allá no coinciden con su confianza y seguridad.
 
En aquel puerto del sur del estado hay ahora una confusión total entre militantes y operadores tricolores porque no les definen para quién deben trabajar y porque, por mucho que se diga, es indudable que la división persiste.
 
Los partidos hacen sus cuentas. Los ciudadanos, no se olvide, hacen las suyas propias. Y no son las mismas. Hay de aquel que se confíe.
 
Este martes, reconocimiento a Duarte
 
Las invitaciones corren para el acto, este martes, en el que la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos (AME) entregará un reconocimiento al gobernador Javier Duarte de Ochoa, un acto que tendrá lugar en el Hotel Fiesta Americana de Boca del Río al medio día

Columnas recientes

  • 01/01/1970