Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El Hoy no Circula generalizado

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

10/05/2013

alcalorpolitico.com

La capital del estado, Xalapa, está asfixiada ya por la circulación de tanto vehículo en sus calles y avenidas. El problema en vez de disminuir aumenta cada día que pasa. Se pensó que el libramiento carretero ayudaría a disminuir o a aliviar el problema, lo que no fue así. La situación es caótica y desesperante para todos. Se pierden horas, el estrés aumenta, los niveles de contaminación son altos y los grandes embotellamientos, a diario, hacen que los habitantes de la ciudad no bajen de incapaces a las autoridades, lo mismo a las municipales que a las del Estado por ser sede aquí de los poderes estatales. Quienes caminamos por sus calles o viajamos en taxi, o en combi, o en urbanos escuchamos los insultos de la población contra todas las autoridades, sin excepción. Los taxistas, que viven a diario el problema, lo tienen muy claro: lo único que puede funcionar es que no sólo a ellos se les limite con dejar de circular un día, sino que el Hoy no Circula debe ser general, para todos. Yo pienso que sí.
 
En Xalapa, todos vemos, cada vez que hay puentes o días festivos o periodos vacacionales, cómo la ciudad se vuelve un remanso de paz porque sus calles quedan casi vacías debido a que la gente no sale o no está y no saca sus unidades y se puede ir y venir con fluidez y sin demora de un lado a otro, como en los mejores tiempos.
 
Ayer, el gobernador Javier Duarte de Ochoa adelantó la posibilidad de aplicar el programa Hoy no Circula de forma generalizada, aunque lo condicionó a la realización de una consulta pública entre los xalapeños. Señor Gobernador, no lo piense más, disponga que se aplique la medida cuanto antes, la población se lo va a reconocer y a agradecer, por ahora no hay otra solución mejor, si saca usted el tema a consulta sólo se perderá más tiempo porque nunca va a lograr que nos pongamos de acuerdo debido a que muchos no querrán sacrificar comodidad personal en aras del bien colectivo, de la ciudad. Yo estoy seguro que los que al principio se opongan, cuando vean el resultado, al final terminarán aceptando y sumándose de buena gana a la medida.
 
Si Elizabeth Morales García, la alcaldesa, dejara un día su camioneta y su chofer y bajara a ras de tierra o si se viajara en el transporte público escucharía la ola de reprobación general a su gobierno, que de paso golpea a su partido, el PRI, y ahora a los candidatos tricolores, a causa del infierno diario que constituyen los embotellamientos que se están volviendo crónicos. A ella la consideran responsable por ser la autoridad de la capital. No tengo duda, porque lo escucho a diario, que si el problema no se atenúa de aquí al 7 de julio, muchos votos, una gran cantidad, en contra de Américo Zúñiga serán a causa del enojo por el grave problema, hasta ahora sin solución.
 
Aquí sí debe aplicar la sentencia de que a grandes males grandes remedios. Ampliar las calles, imposible. Construir cientos de estacionamientos, dónde y con qué. Construir una nueva ciudad, ni en sueños. Sólo quedan las medidas prácticas y realizables y de más bajo costo. El Hoy no Circula generalizado es lo único que queda, pero, además, con posibilidades reales de éxito. En la Ciudad de México ya se probó y funcionó y ayudó. Todo lo que se ha hecho hasta ahora, con la mejor buena intención, no han sido más que parchecitos que se han caído enseguida. Señor Gobernador, actúe, estoy seguro que la mayoría de la población lo respaldará. Y, ya de paso, no se imagina usted cuánto contribuirá a su buena imagen.
 
Las corbatas de EPN
 
Con el subtítulo que cito arriba encabezó ayer su columna en el diario Reforma la escritora Guadalupe Loaeza. Luego de una larga disertación, aterriza en lo que quiere. Leamos: “¿A qué viene todo lo anterior? A las corbatas de Enrique Peña Nieto. ¿Por qué las usará tan anchas y con un nudo tan gordo que no corresponde con el cuello de la camisa y que parece que lo agobia? ¿Por qué están confeccionadas con una tela tan gruesa que parecen de seda imitación poliéster? ¿Por qué los diseños de sus corbatas resultan tan pasados de moda y tan anodinos? ¿Por qué nunca tienen relación con su traje, cuyas solapas casi siempre son demasiado anchas? ¿Por qué no ensaya otro tipo de nudo; un ‘cuatro en mano’ o un ‘Windsor’ o ‘medio Windsor’, que requieren de menos volumen? Y, por último, ¿por qué tiene esos asesores tan de mal gusto? Lo que más me llamó la atención de la visita de Obama, en las tomas de ellos dos juntos, no fue la diferencia de color de piel ni la diferencia de estatura, sino la diferencia en el gusto para escoger sus corbatas. Las de Obama son francamente finas y las de Peña Nieto parecen compradas, a última hora, en el Duty Free del aeropuerto.
 
“Por favor, Señor Presidente, se lo digo con todo respeto, aunque no sean de su época vea, por favor, las fotografías de actores de cine legendarios como Gary Cooper, Cary Grant, James Stewart, Leslie Howard, incluyendo, naturalmente, al rey Eduardo VIII, creador del estilo Windsor.
 
“No me queda más que decir una de mis viejas consignas: ‘Dime qué corbata usas y te diré quién eres’”. Interesante, ¿no?
 
Que Sergio Pazos, también va
 
Mis cuates, la flota del puerto. Me llaman, amistosamente me reclaman. Me aseguran que no sólo Tonatiuh Pola (el ingenio jarocho lo bautizó ya como TonaPRIú) trabaja, hasta donde la ley electoral se lo permite, en ganarse al electorado, sino también el candidato a alcalde de Boca del Río, Sergio Pazos Navarrete (recibí su notificación de que me está siguiendo por Twitter), del Revolucionario Institucional. “Sabe escuchar, sabe ver a los ojos, sabe comprometerse, sabe que la política es para hacer el bien y no el mal”, me recitan, porque dicen que eso dijo en su discurso al rendir protesta como candidato. Y que “amalgama” (ese término usan) lo mejor del priismo con su mundo de relaciones entre la sociedad civil. Ah, y que va a ganar. Seguro que va a ganar. Yo mejor espero que me cumplan la invitación para estar en el Festival de la Salsa. Me gusta el programa del día 16 con Alberto Barros, Grupo Niche y Tito Nieves, pero también el sábado con Rubén Blades y el domingo con Marc Anthony. Ahora sí, como dice el buen Joe de Lara: ¡allá nos vemuuusss!

Columnas recientes