Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

• Rebautizando al país • La “humildad” de Benitez

Campos Eliseos

Por: Katia D'Artigues

10/05/2013

alcalorpolitico.com

Con mucho cariño para Martha González Nicholson 

Estamos viviendo en el país del rebautizo. Cosas que vuelven a “nacer” cuando les ponemos otro nombre, pero que en el fondo, son las mismas.
 
Me explico. “Bautizar”, según la Real Academia Española es “poner nombre a algo”. Entonces rebautizar sería volverle a poner el nombre algo. Sin embargo, si ese algo es la misma cosa... pues ya lo dice Shakespeare: “Una rosa, llamada con cualquier otro nombre, todavía huele a rosa”.
 
Volviendo a México y haciendo una paráfrasis, aquí se bautizaría “En el nombre del Presidente, del Líder y del Espíritu priísta”. Y expongo tres ejemplos nada fragantes:
 
 
Uno. La Gendarmería. Nueva figura en materia de seguridad, que escuchamos desde el inicio del sexenio. Al parecer la conoceremos públicamente el 16 de septiembre, cuando desfile durante el aniversario de la Independencia; pero no crea que será conformada por nuevos elementos de seguridad. 
 
 
Dos. Las policías comunitarias, llamadas así ahora, y antes conocidas como “grupos de autodefensa” creados por ciudadanos a raíz de la falta de seguridad brindada por el Estado. Existen en Guerrero, Michoacán y Oaxaca (donde algunos alcaldes hasta ayudan a conformar estos grupos). En varias ocasiones, a los ciudadanos se les da un leve cursito intensivo de seguridad, a veces un pasamontañas, el arma y ya están.
 
 
Tres. Las “Operaciones para el Fortalecimiento de la Seguridad de los Mexicanos” son, en bautizo peñanietista, lo que en el sexenio de Felipe Calderón se llamó “la estrategia contra la delincuencia organizada” y antes de eso “la guerra contra el narco”, iniciada el 11 de diciembre de 2006.
 
De esta estrategia ya sabemos que tiene un nuevo nombre, pero no mucho más. Sólo que se basará en la prevención y claro, en el cambio de discurso. Un discurso rebautizado, aunque aludimos a lo mismo.
 
 
Me queda claro, por la imagen mostrada ayer, que Humberto Benítez Treviño es un hombre institucional. Vaya, hasta en la corbata rojo PRI que usó se puede ver.
 
No se inmuta ante cualquier escándalo, ¡menos si lo estelariza su hija Andrea Benítez!, rebautizada (siguiendo con el tema) como #LadyProfeco.
 
Ayer Benítez dio la cara, ya recuperado de su operación de cadera, y ofreció disculpas.
 
Que “con humildad” asume su responsabilidad como padre de familia. Que él no fue quien ordenó el operativo para clausurar el restaurante Máximo Bistrot. Y que nunca pensó en renunciar.
 
Benítez reapareció luego de que la Secretaría de la Función Pública determinara que no había motivos para proceder en contra de él; pero sí contra funcionarios de menor nivel —taaaan típico— como el subprocurador de Verificación, el director general de Verificación y Vigilancia, el director de Procedimientos y Sanciones y, finalmente, el jefe de Departamento de Verificación y Normas Oficiales Mexicanas. Es decir, sus subordinados que se cuadraron a cerrar el restaurante por que la hija de #PapiProfeco (con o sin su anuencia) se los pidió.
 
O sea, que en México, si un funcionario se enferma, ya no es responsable de la institución que encabeza. Y ayer surgió un nuevo caso de posible prepotencia: las #LadysdelaRoma, que son dos mujeres que viajaban en presunto estado de ebriedad en un Porsche placas 515 –YJJ y en la esquina de San Luis Potosí y Tonalá, donde chocaron y atropellaron a una persona. Al llegar los policías e intentar detenerlas, la respuesta que obtuvieron fue:
 
—¡No me toques, cabrón! ¡Ni se te ocurra porque soy familiar de Alfa 3 y te vas a quedar en la calle!
 
Mmmm. ¿Quién es Alfa 3?
 
 
Que un hombre llegue hasta el Palacio de Gobierno de Coahuila, desarme y además hiera a cinco elementos de seguridad pública estatal que resguardan ese sitio habla del grave nivel de inseguridad que se vive allá.
 
Sucedió ayer por la mañana, cuando Juan María “N”, de 36 años, quien de acuerdo con las autoridades es un desertor del Ejército, llegó a ese sitio, sede del gobierno que encabeza Rubén Moreira, desarmó a un custodio y disparó contra los otros cuatro.
 
Claro, después de este hecho se activó el Código Rojo y se reforzó la seguridad en la zona. Se le están practicando exámenes pasa saber si padece algún trastorno mental.
 
 
Eruviel propone, el Papa dispone, pero el destino lo descompone. Si me lo permite, así podríamos resumir los sucesos de los últimos días. Como sabemos, durante la explosión en San Pedro Xalostoc, Estado de México, el gobernador mexiquense estaba en Italia.
 
Entre otras reuniones, tendría una audiencia con el Papa Francisco. Debido a la emergencia, Eruviel Ávila regresó al país, dejando la encomienda a sus tres hijos de entregarle una carta al Sumo Pontífice.
 
En seis párrafos lamenta no poder acudir al encuentro:
 
--...le ruego humildemente como gobernante, y sobre todo como hombre de fe, que pida por los fallecidos, sus deudos y los sobrevivientes heridos.
 
Le hace ver al jerarca católico que "en ocasiones, Dios nos pone pruebas muy difíciles y como seres humanos nos corresponde estar a la altura de las circunstancias con fe y entereza".
 
 
Apenas acaba de cumplir 24 años y el PRD tiene serios problemas de identidad. Me pregunto cómo es posible que Jesús Zambrano hable de las bondades del Pacto por México (PM) y su adéndum y por otro lado el secretario general de ese partido, Alejandro Sánchez, mande todo al diablo.
 
El segundo de a bordo de Zambrano dice que pide una prueba de "amor" por parte del gobierno para demostrar su imparcialidad: la renuncia de Rosario Robles, contra quien interpondrá una denuncia en la PGR el día 13.
 
Previene a sus compañeros que ven las bondades del PM:
 
--No se dan cuenta que les quieren dar cuentas de vidrio por lingotes de oro.  Uy.
 
 
Pese a que ya no está metido en la política, sigue siendo noticia Jorge Kahwagi. Ahora viene de Puerto Vallarta, donde Gabriela González, su ex novia, lo acusó de violencia en su contra.
 
González asegura que él la amenazó colocándole una pistola en la cabeza, con la cual, después le golpeó severamente la cabeza y la cara.
 
Esa es la versión de ella.
 
Él, vía un comunicado, desmintió que cometiera tal agresión.
 
 A manera de ya me cansé de esto, enumera los últimos escándalos en los que lo han relacionado, y que él desmiente: la presunta discusión en el consulado de EU en Ciudad Juárez, y el estado inconveniente mostrado el 12 de octubre de 2011, cuando, siendo diputado federal, se discutía la reforma política. ¿Lo recuerda? Dio un discurso inarticulado que dio a pensar que estaba en estado de ebriedad. Él dice que estaba en un riguroso tratamiento médico. Que incluso estuvo "entre la vida la muerte" durante 3 años...
 
 
¿A quién le llega el mensaje? El cardenal Gianfranco Ravasi es el presidente del Consejo Pontificio para la Cultura del Vaticano y está de visita en México. El clérigo se refirió a las mafias italianas y los integrantes de la delincuencia organizada en México.
 
Dijo que su fe, creencia, es "una gran blasfemia". Zas. Que no pueden ser tan dobles de decirse cristianos y celebrar la muerte cuando la religión busca la vida y la justicia.
 
Aunque quizá ya es muy tarde, que alguien le cuente la historia del ex Nuncio Apostólico Girolamo Prigione, quien se reunió con algunos integrantes de la familia Arellano Félix en el sexenio de Carlos Salinas... y no los denunció.
 
 
Instrucciones para vivir en México
 
¿Quiere sentirse parte del círculo de cercanos colaboradores del Presidente Enrique Peña Nieto? Le va un tip. Algunos políticos ya salieron a cambiar sus (viejas) corbatas para imitar las únicas que usa el Presidente: modelo "regimiento". Son con rayas inclinadas en diferentes tonos de colores. Si son en rojo, lucen más.
 
 
Él lo dijo:
 
--En este país falta crédito, pero no sólo crédito financiero. Nos falta crédito en la política, en las instituciones y muchas veces en las personas: César Camacho Quiroz.

Columnas recientes