Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Nexo oral

En Caliente

Por: Benjamín Garcimarrero

10/06/2013

alcalorpolitico.com

Dentro del periodismo estridente, destacó la noticia banal de que el actor Michael Douglas sufre de un cáncer de laringe que ahora le impide degustar bien el guachinango al mojo de ajo, sin embargo, se dice que a la sirena en escabeche no la hace ningún gesto.
 
Su primer matrimonio terminó después de veintitrés años de unión, y las causas que su ex esposa alegó fueron que se había vuelto adicto al sexo además de involucrarse en cuestiones de drogas y alcohol.
 
En el año dos mil quedó flechado por Catherine Zeta-Jones a quien, dicen las malas lenguas, en la intimidad la llama Queta-Jones.
 
Y como resulta cierto el proverbio aquel de que “el pez por la boca muere”, se le fue la lengua en la entrevista, afición muy de su agrado, y admitió que su cáncer de laringe se atribuye a la práctica del sexo oral.
 
Desde luego no explicó con quién, ni como, ni cuándo, ni ubicó modo y razón de tan recurrente práctica.
 
El estridentismo del que son objeto los artistas, le atribuyen su afección al cunnilingus, acostumbrado a la polaridad de carácter. Más aun cuando aceptó que le había resultado muy de su gusto la relación con Matt Damon, con quien protagoniza la película Detrás del candelabro, donde se recrea la vida de Valentino Liberace el famoso pianista que no solo tocaba el piano virtuosamente, sino otros variados instrumentos.
 
Es sencillo imaginarse la entrevista que el diario:
 
  • Señor Douglas, ¿Cómo se sintió usted en esa tórrida escena de la película que protagoniza con el Sr. Damon?
  • "Una vez que te das el primer beso, ya te despreocupas", "Me sentí muy cómodo besándole".
  • ¿A sus sesenta y nueve años de edad, como se siente haciendo un papel de un personaje mucho más joven?
  • Usted sabe que el maquillaje es fundamental en el cine, lo mismo te ponen años que te quitan los que representas, y aunque efectivamente soy casi setentón, los cambios que he vivido son más importantes que el lápiz labial.
  • Por cierto, ha trascendido que su dolencia cancerígena en la laringe es de origen sexual.
  • A eso lo atribuyo, yo mismo se lo comenté a la revista New York, pues como ahora se sabe, Catherine sufre de carácter bipolar, o sea que a veces prefiere el norte pero otras prefiere el sur, y yo siempre estoy dispuesto a complacerla, así que algunas veces vamos hacia Alaska y otras a la Patagonia, ya ve que recursos económicos no nos faltan.
  • ¿Alguna preferencia por el sexo oral?
  • Al principio pensaba que el sexo oral era platicado y podía hacerse por teléfono, ahora con mi padecimiento en la laringe, he comprendido que se necesita un nexo más estrecho para contraer el papiloma que me tiene todo el tiempo en consultorios médicos; aunque he mejorado y gracias a ese renacimiento decidí hacer la película atrás del candelabro, además de no volver con los médicos porque esos si lo mata a uno impunemente.
  • Le agradecemos que se haya prestado a la entrevista y ojalá no la mutile la censura. Le deseamos salud y que no le haga caso a las malas lenguas.
  • Seguiré el consejo, muchas gracias.

Columnas recientes