Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La Selva de estrella

Por: Guillermo H. Zúñiga Martínez

21/02/2015

alcalorpolitico.com

Alumnas y alumnos de la Universidad Popular autónoma de Veracruz han disfrutado, de manera cordial, las obras de los autores veracruzanos que han dedicado su vida a la creación literaria, y ahora lo demuestran a través de poemas que se dan a conocer como antologías destacadas.
 
Conocí la obra de la poetisa Estrella del Valle, una cordobesa espléndida que goza en la realización artística, una mujer que cada vez que habla intuye existencias plenas, debido a que le encanta que “…los seres vivan en mayo”.
 
Me entregaron hace poco su más reciente libro, titulado “La Selva Afuera. Antología personal”, de la colección Premios Nacionales, que vale la pena paladear dado que es una escritora que ha triunfado en el ámbito literario. Actualmente me ha sido sencillo localizarla como ganadora del premio de poesía “Memoración a García Lorca”; es de gran agrado destacarlo porque el ilustre español sobresalió y dejó honda huella en la literatura, antes de entrar en conflicto con uno de los dirigentes políticos más absurdos de España, lo cual motivó que muriera fusilado injustamente en su tierra.
 
García Lorca descolló desde muy joven. Usted debe saber, al igual que un servidor, que el héroe de doña Estrella del Valle recibió clases de Domínguez Berrueta, profesor de literatura y artes. En Veracruz se valora mucho la obra de Federico, porque fue un creativo dramaturgo y prosista que supo defender su honor ante la incomprensión gubernamental, y cuando lo vinculo con Estrella es porque parte de su poesía se inspira en él.
 
Recuerdo a Estrella cuando nos dice en su obra La Selva Afuera: “Sembramos los almendros, alimentamos su sed con historias para recién nacidos. Sentadas escuchamos como aquella palabra germinaba, erguida y virgen, rumor crecido en el oleaje de versos”.
 
También debemos evocar, en este homenaje, a Federico García Lorca cuando señala:
 
                               “Árbol de sangre riega la mañana
                               Por donde gime la recién parida.
                               Su voz deja cristales en la herida
                               Y un gráfico de hueso en la ventana.
                               Mientras la luz que viene fija y gana
                               Blancas metas de fábula que olvida
                               El tumulto de venas en la huida
                               Hacia el turbio frescor de la manzana”.
 
Con las anteriores citas nos nace expresar que debemos procurarnos más cada día, y sondear y analizar la poesía que nace en nuestra entidad.
 
La Selva Afuera es resultado de un esfuerzo editorial de quienes colaboran en nuestra Universidad Popular, porque es importante ponderar el trabajo literario de paisanas y paisanos que tienen suficiencia para dar a conocer su producción más reciente y disfrutar de este trabajo cuando nos dice:
 
                               “A quién sino a ti abro la puerta de mi casa
                               Y guardo mi reflejo mientras juegas a pintar
                               El futuro en las hojas de un viejo calendario.
                               Convoco a mis historias y a todas las historias
                               De amantes solitarios a plasmarse en mis líneas
                               Y hacer de ellas un verso que galope en mi vientre,
                               Porque me abro a la espera y emerjo de las aguas
                               Que bautizan mi nombre…”
 
Lo verdaderamente importante es leerla y complacerse con lo que nos dice en su inspiración y su constancia, por ser de las mejores poetisas en el estado.
 
Destacamos La Selva Afuera, como espléndida obra literaria y la recomendamos ampliamente a todos los amantes de la poesía.
 
 [email protected]

Columnas recientes