Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Como mexicanos debemos luchar, esforzarnos y no sólo quejarnos, opina

Leyó una biografía de Javier Solís y le inspiró; “fue un hombre que no se rindió nunca”

25/09/2012

alcalorpolitico.com

Señor Director de alcalorpolitico.com

Saludos cordiales a todos los que hacen posible este espacio de expresión, al calorpolitico.com y gracias por permitir que externemos nuestras opiniones libremente.

En México, en nuestro gran país México, tenemos la gran oportunidad todos de hacer cosas para poder vivir una vida que nos satisfaga, claro dentro de los límites lícitos y permitidos, tanto a nivel personal y social.

Los tiempos han avanzado, y ahora tenemos servicios y acceso a más cosas que antes, esto es, los años 50’s, 60’s, 80’s, etcétera.

Sin embargo, en todos esos tiempos ha habido situaciones difíciles para todos los que han querido salir adelante en este México.

Menciono el caso del cantante Javier Solís, uno de los mejores cantantes de épocas pasadas, con una súper voz y estilo para interpretar que ya quisieran algunos (…) actuales que se dicen cantantes.

Este hombre, fue carpintero, bolero, panadero, y muchas cosas más para ganarse la vida, y ya después se convirtió en lo que conocemos de Javier Solís, y así como él muchos casos más.

Pero no simplemente llamarse “mil usos”, sino darse el valor de poder hacer algo y superar momentos para abrirse camino y seguir adelante.

Y continuando con Javier Solís, quedó huérfano de padre y madre, y muy pequeño, y aún así no se colgó de la queja, ni del susto, sino como un verdadero hombre salió adelante y triunfó.

Todo lo anterior lo menciono porque cuando leí su biografía me inspiró para seguir adelante y luchar cada día en lo que sepa hacer y encontrar lo que se quiere.

Él nunca le echó la culpa a los gorbernantes, ni al sistema, ni tampoco al clima, ni a la carestía o a los precios altos.

Por eso como mexicanos debemos luchar, esforzarnos, no poner la mirada en las circunstancias ni en las personas, sino trabajar en planes personales, ser entusiastas, pensar bien, y no buscar problemas sino más bien dar soluciones.

Gracias a Dios tengo un trabajo, pero cuando no lo tuve, vendí ropa, zapatos, y hasta mole —aunque no lo crean—, y no me quejé, del sistema ni del gobierno, sino luché y lo logré.

Saludos para todos y que tengan un buen día.

Nota: Leamos la Biblia.
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Logros del segundo ao
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado