Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Con mal servicio de Grupo MAS, “estamos llegando a límite”

- El presidente del Movimiento Civil, Jesús López Peña, afirmó que muchos han dejado de pagar por la falta de agua

- Esto ha generado adeudos que van de los 35 mil a los 400 mil pesos

Javier Salas Hernndez Xalapa, Ver. 31/05/2022

alcalorpolitico.com

Ante las altas tarifas y el pésimo servicio de agua potable que presta el Grupo MAS a los Municipios de Veracruz, Boca del Río y Medellín, los usuarios ya están llegando al límite, advirtió el presidente del Movimiento Civil (MOCI), Jesús López Peña.

Aseveró que ante la falta de agua muchos usuarios han dejado de pagar los recibos y la empresa, lejos de buscar acuerdos, ordena a los trabajadores acudir a los domicilios a cortar el servicio.

Dijo que hay usuarios que deben 3 mil pesos, otros 35 mil pesos, incluso una usuaria del puerto de Veracruz ya tiene acumulado un adeudo de 400 mil pesos.



Se ha dejado de pagar por un servicio que no reciben, por lo que consideró injusto que la empresa siga cobrando y ordene la suspensión del suministro.

Esa situación, acotó, está generando irritación y no está lejos que los ciudadanos empiecen a agredir a los trabajadores.



“Estamos llegando a límite. Podría haber un enfrentamiento social porque los usuarios enojados empezarán a agredir a los trabajadores de la empresa, incluso matarlos, porque llegan a las casas a cortar el agua y eso indigna a cualquiera”.

Los cortes del suministro son constantes, a tal grado que hay colonias populares que tienen 3 meses sin agua, y los pocos centros poblacionales con servicio reciben el líquido sucio e insalubre.

Otra irregularidad es que la empresa cobra tres mil pesos por pipa para abastecer el agua que la obtienen de las lagunas contaminadas y, además, no surte a los usuarios que tienen adeudos.



También suspendió el descuento del 50% para las personas de la tercera edad y a los usuarios discapacitados.

Expuso que desde hace cinco años han demandado al Gobierno del Estado y el Congreso local que cancelen la concesión al Grupo MAS, que cada día, agregó, comete abusos en contra de los usuarios, “pero no nos hacen caso”.

Responsabilizó a las autoridades municipales de Veracruz, Medellín y Boca del Río, al Gobierno del Estado y a los diputados “si la sangre llega al río”.