Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de lluvias
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Confinamiento por COVID afecta más a hogares con menores de edad: UNICEF

- Una de cada tres familias mexicanas con niños experimentó inseguridad alimentaria moderada o severa
- El 35.2% de los hogares con menores reportan que uno o más de sus integrantes perdió su empleo

Daisy Aller Xalapa, Ver. 16/09/2020

alcalorpolitico.com

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Seguimiento de los Efectos de la COVID-19 en hogares con niñas y niños (ENCOVID19 Infancia), realizada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) con el respaldo de la Universidad Iberoamericana y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), el aislamiento derivado de la atención a la pandemia en México ha afectado particularmente a los hogares con menores de edad, ya que presentan una mayor inseguridad alimentaria, más deterioro de la salud mental y un incremento en el rezago educativo.
 
El análisis publicado en días pasados, que reunió entre los meses de mayo y julio información oportuna sobre cómo las familias hacen frente a la pandemia en nuestro país, refiere que las presiones económicas de los hogares con población infantil y adolescente se reflejan en una disminución en sus niveles de seguridad alimentaria, que pasó del 27.8% al 21.1%.
 
Además, una de cada tres familias con niños experimentó inseguridad alimentaria moderada o severa, es decir, se quedaron sin alimentos o pasaron hambre por falta de dinero o recursos.
 
Cabe señalar que la relación de hogares con niños que cuentan con acceso seguro a alimentos sanos, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer los requerimientos nutricionales es del 21%, en comparación al 33% en los hogares compuestos exclusivamente por adultos.
 
ENCOVID19 Infancia muestra que las familias con menores de edad son más vulnerables a los efectos económicos de la pandemia, tanto por su número de integrantes como por la situación laboral de éstos, derivado de que tienen 4.9 integrantes en promedio, mientras que el resto de los hogares tienen 2.6 y tienden además a tener más personas ocupadas en el sector informal: el 56%, en comparación al 48% en hogares compuestos sólo por adultos.
 
Los datos más recientes muestran una mejora en los niveles de desocupación de los hogares con población de 0 a 17 años pero 71.1% aún reporta tener menores ingresos que antes del periodo de aislamiento. Además, el 41.8% de los hogares con población infantil declara una caída de al menos el 30% en su ingreso familiar.
 
Asimismo, el 35.2% de los hogares con niñas, niños o adolescentes refieren que uno o más de sus integrantes perdió su empleo o fuente de ingresos entre febrero y junio de este año. En hogares sin población infantil, este porcentaje fue de sólo 20.0%.
 
Cabe destacar que: “El 71% de los hogares con niños, niñas y adolescentes vieron sus ingresos reducidos en julio respecto a febrero sin tendencia hacia la mejoría. En contraste, el porcentaje de hogares sin menores de edad que reportaron una reducción de sus ingresos ese mes fue de 55% y empiezan a mostrar leves mejoras”.
 
Asimismo, la encuesta indica que más del 30% de la población mayor de 18 años presentó síntomas severos de ansiedad pero el porcentaje de personas con síntomas severos es mayor en los hogares con dos o más niños frente a los hogares sin hijos: 35% versus 27%.
 
En cuanto al rezago educativo, muestra que el aislamiento por la pandemia afectó particularmente a los hogares en situación de pobreza, ya que sólo un 84.8% de los hogares con menores recursos entrevistados declaró que sus niños habían seguido las clases a distancia, en comparación a un 90.7% en los estratos de mediano ingreso y 95.1% en los de alto ingreso.
 
Lo anterior significa que uno de cada seis menores de edad en situación de pobreza no tomó clases a distancia durante el ciclo escolar anterior, factor que apunta a un potencial incremento en las brechas de desigualdad presentes y futuras en el país, se indica.
 
Los medios más utilizados para tomar clases a distancia durante el pasado ciclo escolar fueron el internet (52.2%), el teléfono celular (37.8%) y la televisión (32.2%). Sin embargo, las familias también enfrentaron retos importantes en este ámbito, ya que sólo el 39.5% dijo tener conexión fija a internet, el 34.0% cuenta con al menos una computadora y el 49.1% posee dos o más celulares, todos ellos con importantes diferencias entre niveles socioeconómicos.
 
Considerando todo lo anterior, UNICEF recomendó al gobierno mexicano “tomar en cuenta que los hogares con niñas, niños y adolescentes sufren afectaciones muy específicas como resultado de la pandemia y extender, por lo tanto, los programas de bienestar social y asistencia alimentaria, priorizando la cobertura a hogares con infantes, mujeres embarazadas y menores de cinco años”.
 
Asimismo, pidió ofrecer servicios de atención psicosocial para combatir los altos niveles de ansiedad y estrés en esos hogares, padecimientos que están afectando la salud de adultos y niños y aumentando los casos de violencia intrafamiliar.
 
Finalmente, especificó la necesidad de atender de manera prioritaria y especial a poblaciones con acceso limitado o nulo a televisión o internet “para garantizar la continuidad del aprendizaje de sus niños, prevenir la deserción escolar y evitar que se profundicen aún más los rezagos educacionales que perpetúan la pobreza y desigualdad social ya existentes en México”.
 
Trabajo realizado con el apoyo de: Journalism Emergency Relief Fund https://newsinitiative.withgoogle.com/journalism-emergency-relief-fund
  • Salon de usos multiples
  • Temporada de lluvias
  • Ipax
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado