Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Consejeros electorales, expuestos permanentemente a presiones y amenazas

- Juan Manuel Vázquez reveló sufrirlas por tener criterio distinto a la mayoría

- No debiese suceder en un Estado que aspira a ser democrático

- En el 2016, último año de Javier Duarte, fue cuando más sintió estar en riesgo

- Homofobia y la violencia sigue estando presente en órganos públicos

Claudia Montero Xalapa, Ver. 03/09/2021

alcalorpolitico.com

Los funcionarios públicos del Pleno electoral están expuestos de manera permanente a presiones y amenazas de los diferentes grupos políticos o del gobierno en el poder, sobre todo en periodo de proceso electoral pero esto ya forma parte de lo ordinario en un país como México, que aspira a ser democrático, expresó el consejero del Organismo Público Local Electoral (OPLE) de Veracruz, Juan Manuel Vázquez Barajas.

Al referir que el ejercicio del cargo en un ente comicial tiene jornadas laborales largas y pesadas, el Consejero reveló haber sido objeto de múltiples amenazas, sobre todo por tener un criterio diferente al de la mayoría en el Pleno.

A un día de dejar el cargo, para el que fue electo el 3 de septiembre de 2015, expuso que estas presiones y “jaloneos” entre los integrantes del Pleno forman parte de lo ordinario y así mencionó vivirlo, es cuando fue perseguido hasta su casa y amenazado física e íntegramente.

“Íntegramente, me refiero a esta parte física, emocional, psicológica; y esa parte violenta de la política mexicana sigue y lógicamente la viví (…) miedo de mi integridad física lo llegué a sufrir hacia inicio del año 2016. Lo sentí, lo viví, afectaciones o vivencias psicológicas por tomar decisiones”, expresó en entrevista para alcalorpolitico.com y TeleClic.tv.

Vázquez Barajas apuntó que tener una orientación sexual diferente a la mayoría también fue difícil en su paso por el OPLE Veracruz en estos seis años como consejero, aclarando que no busca con ello victimizarse.

“La homofobia y la violencia al interior de los órganos públicos para quienes integramos la comunidad lésbico-gay también sigue estando presente. No es algo que culturalmente se diga que sólo ahí en la calle, también eso se repite en la función pública y en ambos casos lo he sentido en estos seis años”, reiteró.

Precisó que en el proceso electoral de 2016 (el último año del exgobernador Javier Duarte de Ochoa), fue en el que más sintió estar en riesgo.

“El proceso donde más me sentía en riesgo fue el proceso electoral de 2016 con un proceso complejo, difícil, porque había que transformar al Instituto Electoral Veracruzano (IEV) al OPLE Veracruz, dar un nuevo marco constitucional de la reforma electoral 2014”, manifestó.

Y es que recordó que Veracruz venía de una elección municipal de 2013 donde hubo acusaciones “muy fuertes de desvío de recursos y acusaciones muy fuertes sobre el voto público y su libertad para su ejercicio”.

Añadió que desde ese año no volvió a sentir esa presión en los comicios de 2017, 2018 y 2021, en los que según dijo sí recibió “presiones y fuertes complejas pero como parte de la función de ser consejero electoral”.

Al cuestionarle sobre la autonomía que tienen los órganos electorales para tomar decisiones de manera libre, dijo que en efecto, este tipo de situaciones con presiones para otorgar un voto a favor o en contra en el Pleno del consejo general no deberían de existir.

“No debería haber mayor presión. Pero sí hay una frontera entre la presión normal o la presión ordinaria que debe tener este cargo público y esa presión normal es algo que en México se rebasa. En mi caso, 2017-2021 para mí fue un ejercicio ciudadano con muchas presiones”, reveló al agregar que en muchas ocasiones advirtió de violencia política en razón de votar de forma voluntaria o de tomar una determinación política, incluso por tener una orientación sexual diferente.

A decir de Vázquez Barajas, en algún momento hay miedo a perder la vida, a tener un daño físico, “esa violencia en materia electoral ha ido disminuyendo pero hay que reconocer que sigue presente dentro de los candidatos, militantes de los partidos políticos, dentro de la propia toma y quema de consejos municipales en el ámbito municipal y respecto a las y los consejeros de los OPLES, se llega a dar de forma aislada. En mi caso lo sufrí y lo viví. No le quito por supuesto que otros consejeros lo hayan vivido”.

Esto, reiteró, no debiese ser en un esquema de un Estado que aspira a ser democrático.

Para finalizar, comentó que todos los servidores públicos tienen dudas sobre qué decisión tomar, lo cual a su decir es válido, sólo que en Veracruz no se estaba acostumbrado a que un consejero o consejera votara en contra de una decisión mayoritaria.

“Eso para mí fue uno de los ejercicios como funcionario público más valioso, esto es votar en forma única una decisión sabiendo que esta decisión no iba a gustar. Eso para mí fue lo más valioso, fue un aprendizaje que tuve en las cuatro elecciones donde participé”, mencionó Vázquez Barajas en la entrevista.