Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Contina tomado Palacio Municipal de Tlalixcoyan por trabajadores

Alcalde convergente los corri desde 2005 por simpatizar con el PRI Desde 2006 desacata laudo que favorece a los empleados

Ram?n Moreno Alvarado Xalapa, Ver. 24/07/2007

alcalorpolitico.com

Al cumplirse 24 horas de tomado el palacio municipal por los 29 empleados del ayuntamiento despedidos desde 2005, Oved Lara Hernndez, Secretario General del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Tlalixcoyan, dijo que no dejarn las instalaciones en tanto el alcalde convergente, Gabriel Sosa Lagunes, no acate el laudo del Tribunal Estatal de Conciliacin y Arbitraje (TECA) que desde mayo de 2006 le ordena reinstalarlos y pagarles los salarios cados.

Entrevistado en Palacio de Gobierno convocado a una reunin conciliatoria en la Subsecretara de Gobierno, el lder de los trabajadores extern que la sentencia del TECA a su favor est respaldada por tres peticiones del juzgado municipal de Tlalixcoyan que le recuerda su deber de acatarla el 27 de noviembre de 2006, la otra fue el 15 de febrero de 2007 y la ltima el 29 de junio, de las que ha hecho caso omiso.

Los trabajadores que junto con sus familias decidieron esta accin desesperada, calculan que Sosa Lagunes les adeuda ms de 4 millones de pesos de salarios cados, prestaciones e intereses y acusaron que la decisin tomada por el Convergente es porque no lo apoyamos en su campaa para presidente y al ganar, como represalia nos despidi porque nosotros respaldamos al PRI en el 2004.

Acompaado de su dirigente estatal y diputado, Toms Tejeda, as como de una comisin negociadora los trabajadores amagaron con no entregar las instalaciones mientras no haya una respuesta satisfactoria a sus demandas, los trabajadores son de Limpia Pblica, Obras Pblicas, encargados de panteones y administrativos en general.

Por su parte, Toms Tejeda, dice que el edil convergente slo ser responsable de una denuncia personal, no pedir un juicio poltico hacia el alcalde pero siempre deben detener la prepotencia de alcaldes y sus decisiones le repercutirn como personas y como autoridad.