Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Contraloría del Estado no responde a acusación contra funcionarios de SEDARPA

- Maestra jubilada participó en 2012 en el programa de proveedor de semilla de Maralfalfa a campesinos

- La Secretaría no le ha pagado porque no quiso aportar el “diezmo” del 20% que le pidió Subsecretario

- Envía el documento firmado de recibido por la Contraloría, el cual no tuvo respuesta

- El único rancho beneficiado con los recursos del programa, es el del Subsecretario

27/05/2014

alcalorpolitico.com

Estimados señores redactores:

Yo soy una maestra jubilada que aceptó participar como proveedor para entregar semilla de Maralfalfa a los campesinos para que formaran bancos forrajeros y sus animales no murieran en la sequía.

El Subsecretario de la Sedarpa Genaro Mejía de la Merced me prometió formalmente que mi producto sería pagado y que invirtiera en la producción sin miedo, pero que antes de que se me pagara la semilla, yo debía entregarla a las personas incluso en su domicilio.



Yo confié junto con otro proveedor, contraté camiones y entregué el producto en agosto del 2012.

Entregué mis facturas a la Subsecretaría y esperé, el subsecretario me propuso que le entregara el 20 por ciento de la cantidad total que se me entregaría con el pretexto de que venía la campaña para la presidencia municipal de su hermano Jaime Mejía y que necesitaba el dinero para financiarla y yo no estuve de acuerdo, ya que el costo de producción era alto y yo ya estaba arriesgando y con deudas.

Así que no entendí por qué si el señor no había invertido ni un peso tenía que ganarse el 20 por ciento cuando su ganancia había sido ya levantarse el cuello con la entrega de la semilla que ni siquiera estaba pagada para quedar bien con la gente y estimular su carrera política.



Al negarme a su propuesta, dejó de contestar mis llamadas y con el tiempo e investigando, supe que el contador Beirana, encargado de los recursos que recibe la SEDARPA, había recibido a finales de noviembre del 2012, la cantidad exacta para pagar el programa de bancos forrajeros desde Sefiplan.

En cambio, al otro proveedor que si aceptó pagar el porcentaje se le pagó y a mí no.
He interpuesto mi queja en la Contraloría del Estado, desde hace meses y simplemente no se turna para fincar responsabilidades; no entiendo por qué ya que les entregué el estado de cuenta en el que consta la transacción de Sefiplan del dinero etiquetado para Bancos Forrajeros de Maralfalfa.



Contraloría de Sedarpa ha enviado documentos en los que se exige respuesta con término de 3 a 5 días hábiles, términos que obviamente se cumplieron sin respuesta y aun así no se le ha fincado responsabilidad ni a Beirana ni a Genaro Mejía ni al secretario Martínez de Leo, quienes son todos responsables de que el dinero se haya desviado y haya salido de la Sedarpa para terminar en sus bolsillos y no en mi cuenta como hubiera sido legal,

Aquí la única que invirtió y fue robada fui yo. El hecho de que el dinero salió de la Sedarpa desde diciembre del 2012 me fue comunicado por un trabajador interno de Sedarpa del cual no diré su nombre, pero asegura que el dinero fue sacado por Beirana con una factura de combustible.

Al presentarme yo este año en Sedarpa para exigir mi pago, el señor Beirana me propuso hacer facturas nuevas a nombre de un proyecto falso, poniendo que yo vendía un producto que no existía a una ganadera de mi confianza y así se me pagaría de un dinero que seguramente era para otro proveedor que dejaría de recibir su pago para que ellos me pagaran a mí; obviamente me negué a participar en ese fraude.



El Señor Martínez de Leo con una sonrisa, responde: “Claro que se le va a pagar”. pero yo no tengo idea de qué pasó con ese dinero, cuando está claro que ni un peso sale de la Sedarpa sin su autorización y que durante su gestión en el norte hubo un desfalco de 18 millones por el que fue investigado.

En cuanto al señor Mejía, de momento su rancho es el mayor productor de maralfalfa en la zona, ya que muchas entregas fueron hechas en su rancho, con presencia de los productores, mismos que declararon que al retirarse el proveedor, el señor Genaro Mejía los convenció de que la Maralfalfa debía quedarse en su rancho y ser plantada ahí y que después ellos recibirían el fruto, cosa que no sucedió y que es totalmente incorrecta,

Yo como proveedor entregué al productor en sus manos, nunca me imaginé el resultado final, lo anteriormente dicho lo pueden constatar en el rancho El Pensamiento en Chicontepec, Veracruz perteneciente al señor subsecretario el cual está, plagado de Maralfalfa en este momento.



De momento he contratado un abogado y lo seguiré por la vía legal pero le pido de la manera más atenta me ayude a hacer público mi caso.

(…)

Mi nombre es (...) y soy una persona seria y respetable.

Le pido atentamente su ayuda y le adjunto los documentos que prueban mi dicho.

Quedo a sus órdenes y le agradezco nuevamente.