Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Mutatis mutandis

Crecen deudas públicas en Veracruz

Rafael Arias Hern?ndez 23/04/2014

alcalorpolitico.com

Más cuerda al ahorcado, incrementan pasajes a pobres. A su vez, imparable, aumenta la injustificada y arbitraria deuda pública. Sus efectos conocidos y padecidos se sienten más en administraciones y finanzas locales sometidas, debilitadas e insuficientes.
 
Se prueba, que sin administración eficaz y en verdad honesta, tanto planeación como fiscalización y evaluación son simulación. Y que con ineficiencia y delincuencia no hay presupuesto que alcance. Barril sin fondo, ni llenadera.
 
En Veracruz, el sistema de “mañana te pago”, o de “paguitos”, convive en desventaja frente al otro, el de los socios, cómplices o influyentes, quienes milagrosamente logran que todo se les pague, con adelanto o puntualidad. Claro con la “lubricación” suficiente.
 
Todo esto y más ni ven, ni oyen ni se enteran comisiones de “vigilancia”, contralorías y órgano de simulación superior.
 
Minusválidos fiscalizadores, por decreto y conveniencia, excepciones aparte, son insensibles a todo, excepto al puntual ejercicio de sus cuantiosos presupuestos y a la contratación de innumerables despachos y profesionales afines a su minusvalía. Unos y otros, encargados y hasta orgullosos de que todo “cheche y cuadre”; todo bien lavado, planchado y almidonado en los resultados que se hacen públicos. Total, bien se sabe que no pasa nada.
 
¿Opacidad, ineficiencia y delincuencia municipal?
 
Pero la real realidad se impone. Carencias y contradicciones, se hacen sentir.
Estas y otras deficiencias, abusos y posibles conductas delictivas, pueden encontrarse, a partir de la última información disponible en el portal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHYCP), sobre deuda municipal reportada y registrada para el IV trimestre del 2013.
 
Se advierte e insiste, que sólo se trata de una parte de la deuda pública oficial, no la única como frecuentemente se quiere hacer creer. La referida a bancos y valores, registrada ante dicha Secretaría, da una idea de parte del volumen de recursos comprometido por mucho tiempo, así como de las responsabilidades y hasta delitos cometidos, que se deberían denunciar por los que llegan e investigar por los que corresponda hacerlo.
 
Sólo como adelanto, se puede observar que la deuda estatal de Veracruz, en sólo tres años ya es más del doble; y que la municipal sigue sus pasos, desquiciando y debilitando administraciones y finanzas de los gobiernos locales.
 
Los juegos del hambre y la deuda pública. Tuxpan adelante
 
Las cifras son contundentes en la lamentable experiencia de importantes administraciones municipales. De un total de 2,269 millones de pesos, que suman los 212 municipios, excepto los que resultaron en ceros.
 
Sobresalen seis municipios que representan poco más de la tercera parte del total, también en millones de pesos corrientes:
 
Primer lugar, medalla de oro, Tuxpan con 253.5.
Segundo lugar, de plata, Veracruz con 238.9.
Tercer lugar, de cobre, Coatzacoalcos con 115.8.
Cuarto lugar, de lata, Xalapa con 102.9.
Quinto lugar, de plástico, Poza Rica con 87.6.
Y, sexto lugar, de cartón, Cosoleacaque con 73.2.
 
Desde luego les siguen muchos otros, cada uno con importantes y desquiciantes deudas, en proporción y de acuerdo a sus presupuestos y necesidades locales.
 
Y también se pueden identificar a diez de ellos, que registraron ceros en este tipo de endeudamiento, del 2013; Acatlán, Boca del Río, Calcahualco, Chontla, Filomeno Mata, Landero y Coss, Las Choapas, Miahuatlán, Pajapan y Tatatila.
 
En todos y cada uno exigir, la obligación constitucional que obliga a convertir deudas, en obras públicas o inversiones productivas. ¿Importantes tamaños o montos, dónde están las obras públicas? ¿Y los presuntos responsables? ¿Qué dicen las nuevas autoridades municipales? ¿Responsables o tapaderas?
 
Xalapa, ¿despojada del primer lugar?
 
Lo curioso del caso y que hace sospechar que los lugares y la asignación de medallas no corresponden a la verdadera situación es que extrañamente deudas bancarias municipales o de sus organismos descentralizados, examinadas por reconocidas calificadoras, como la del agua de Xalapa, por alrededor de 460 millones de pesos, no se consideran en el registro ante la SHyCP, tampoco se consigna en reportes contables trimestrales y en cuentas públicas. ¿Qué hacen las Contralorías y el ORFIS? ¿Encubrir, simular, checar y cuadrar?
 
Sólo atender estos aspectos cambiaría de municipio al primer lugar. A menos que en la entrega recepción se encuentren razones y explicaciones; o que los presuntos fiscalizadores revelen y expliquen las razones correspondientes.
 
Posible que nuevas administraciones no se conviertan en tapaderas o cómplices y denuncien los hechos correspondientes; o que los fiscalizadores den la sorpresa y hagan bien su trabajo. En Veracruz todo es posible, hasta lo correcto.
 
Tapaderas sin llenaderas
 
Es importante insistir y señalar posibles defectos, errores y pérdidas en los manejos financieros públicos locales. Sobre todo, porque para la inmensa mayoría, se incrementan limitaciones y sacrificios, pobreza, miseria, marginación, hambre y sed; y en general, se complican o alejan servicios públicos que, o no hay, o se obtienen caros y de mala calidad.
 
El colmo para todo veracruzano es quedar endeudado, sin recursos y obligado a pagar lo que se supone, era para atender necesidades básicas sociales, y resulta mal administrado y peor utilizado. Incluso, afectando a los que no han nacido.
 
Para autores materiales e intelectuales del injustificado endeudamiento público, merecido reclamo público y condena social bien ganada. A veces, en el imperio del no pasa nada de la complicidad y la impunidad, hay quienes comparecen ante la justicia como presuntos responsables, son procesados, rescatados y restituidos parte de los bienes y recursos oficiales desviados, ocultados o perdidos. Algunos van a la cárcel, junto a encubridores, cómplices y socios.
 
En Tabasco, el ex gobernador Granier y cientos de colaboradores están en el inicio de una larga y penosa situación, que si todo sale bien para el interés público, pueden terminar en la cárcel. Por desgracia algunos otros siguen y seguirán en la impunidad hasta que, si viven lo suficiente, destino y justicia los alcancen.
 
En fin, en Veracruz por lo pronto trascendió que se autoriza a los 212 municipios, a endeudarse con BANOBRAS por más de 5 mil 238 millones de pesos.
  • Seguimos trabajando
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples