Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Crisis económica por pandemia aumentaría la trata de personas: ONU

- Desempleo y pobreza dejarían vulnerable a una parte de la población ante este delito
- Mujeres, las más afectadas: de cada 10 víctimas, 5 son adultas y 2 niñas

Miguel Valera Xalapa, Ver. 07/04/2021

alcalorpolitico.com

La pandemia por COVID-19 y sus consecuencias sociales y económicas han hecho que la población sea más vulnerable ante la trata de personas, por lo que es urgente tomar acciones específicas ante este tipo de delitos, advierte la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en el recientemente publicado Informe global sobre tráfico de personas 2020 (Global Report on Trafficking in Persons 2020).

El estudio señala que las víctimas se convierten en un objetivo cuando son vulnerables y la recesión económica por la contingencia hace que más personas estén en esa situación. El aumento de los niveles de pobreza extrema por primera vez en décadas, así como los millones de mujeres, hombres y niños en todas partes del mundo sin escolarizar, sin trabajo, sin apoyo social y con perspectivas reducidas, hace que las personas estén más dispuestas a asumir riesgos elevados con la esperanza de mejorar sus oportunidades.
 
“Los grupos más vulnerables, incluso en los países ricos, son los que más sufren durante la recesión pandémica y la evidencia sugiere que las personas de bajos ingresos han sido las más afectadas por el aumento del desempleo. A medida que aumentan las tasas de desempleo, es probable que un número cada vez mayor de personas sea objeto de trata de personas de las comunidades más pobres a las partes del mundo que se recuperan más rápidamente”.
 
El documento recuerda que durante el tiempo en que la UNODC ha monitoreado el tráfico personas, un número creciente de países lo ha tipificado como delito de acuerdo con el Protocolo contra la Trata de Personas de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y cada año se llevan más traficantes ante la justicia (a nivel mundial, el número de personas condenadas por cada 100 mil habitantes casi se ha triplicado desde 2003), por lo que “no podemos permitir que la recesión pandémica revierta este progreso o ponga a más mujeres, hombres y niños en peligro de ser víctimas del tráfico humano”.
 
De acuerdo con los últimos datos registrados en el estudio, las mujeres siguen viéndose especialmente afectadas por la trata de personas. En 2018, de cada 10 víctimas detectadas en todo el mundo, unas cinco eran mujeres adultas y dos eran niñas. Aproximadamente un tercio del total de víctimas detectadas eran niños, tanto niñas (19 por ciento) como niños (15 por ciento), mientras que el 20 por ciento eran hombres adultos.
 
“Los delincuentes que trafican con niños se dirigen a víctimas de hogares extremadamente pobres, familias disfuncionales o personas abandonadas sin el cuidado de sus padres. En los países de bajos ingresos, los niños constituyen la mitad de las víctimas detectadas y son principalmente objeto de trata para trabajos forzados (46 por ciento). En los países de ingresos más altos, los niños son víctimas de trata principalmente para la explotación sexual, la delincuencia forzada o la mendicidad”.
 
Cabe señalar que la trata de niños afecta de manera desproporcionada a los países de bajos ingresos, donde está vinculada al fenómeno más amplio del trabajo infantil. “En el África Subsahariana, se ha traficado con niños para que trabajen en plantaciones, minas y canteras, granjas, como vendedores en los mercados y en las calles. En el sur de Asia, se ha traficado con niños de hasta 12 años para trabajar en hornos de ladrillos, hoteles, la industria de la confección y la agricultura. También se ha informado de trata de niños para trabajos forzados en las plantaciones de América del Sur”.
 
Además de para la explotación sexual (el 72 por ciento de las niñas víctimas) y el trabajo forzoso (el 66 por ciento de los niños), explican, los niños son explotados para la mendicidad y actividades delictivas forzadas, como el tráfico de drogas, entre otros delitos. En estos casos, los traficantes a menudo aprovechan los antecedentes familiares difíciles, tratando de crear un sentido de pertenencia a la víctima.
 
Los expertos consideraron que el estado migratorio también se puede utilizar contra las víctimas de trata, ya que si no tienen permiso para trabajar o permanecer en el país de explotación, enfrentan una capa adicional de vulnerabilidad. “El miedo a ser expuesto como un inmigrante irregular puede ser una herramienta poderosa para los traficantes, quienes generalmente amenazan con presentar denuncias a las autoridades y pueden mantener a las víctimas en condiciones de explotación más fácilmente”.
 
“Los migrantes constituyen una parte significativa de las víctimas detectadas en la mayoría de las regiones del mundo: 65 por ciento en Europa occidental y meridional, 60 por ciento en Oriente Medio, 55 por ciento en Asia oriental y el Pacífico, 50 por ciento en Europa central y meridional, Europa sudoriental y el 25 por ciento en América del Norte”.
 
Aunque los patrones del tráfico de personas con fines de trabajo forzoso varían según los sectores económicos, un aspecto es cierto para todos los sectores: generalmente es el resultado de un deterioro de los derechos laborales, como salarios más bajos, jornadas laborales más largas, protecciones reducidas y empleo informal, indican.
 
Asimismo, advierten que algunas operaciones de trata se organizan como las agencias de contratación que suelen utilizar los migrantes potenciales que buscan trabajo en el extranjero. En estos casos, los trabajadores a menudo son engañados sobre las tarifas que se les quitan de sus salarios para supuestamente cubrir la búsqueda de empleo, los documentos oficiales, el transporte, la vivienda y otros servicios. Según los informes, algunas agencias cobraron hasta 11 meses de salario.
 
“Estas agencias se encuentran en una variedad de sectores económicos, que incluyen la construcción, la pesca, la agricultura, la manufactura o la limpieza. En algunos casos, las agencias amenazan a los trabajadores y, a menudo, tienen el poder de interceptar los salarios pagados por la empresa”.
 
Los reclutadores a pequeña escala también aplican los mismos métodos en las comunidades rurales pobres. Estos traficantes se acercan a familias en extrema pobreza, las convencen de que envíen a sus hijos a trabajar, anticipan fondos para comprar herramientas para el trabajo y ponen a las familias en perpetua servidumbre por deudas con sus hijos atrapados en la explotación, informan.
 
El documento afirma que, incluso cuando la crisis ejerce presión sobre los recursos, la aplicación de la ley y las respuestas de protección social deben abordar los riesgos de la trata. La lucha contra este delito de manera eficaz también requiere abordar las formas relacionadas de delincuencia organizada transnacional, así como el crimen cibernético y la corrupción.
 
“Como destaca el Protocolo Contra la Trata de Personas, para prevenirla, los gobiernos deben abordar la pobreza, el subdesarrollo y la falta de igualdad de oportunidades y crear conciencia. Eso significa invertir en las personas, en la educación y el empleo, como parte de soluciones sistémicas que se persiguen de manera solidaria, con apoyo, sobre todo, a los países en desarrollo. Una recuperación inclusiva debe crear oportunidades y dar esperanza a los jóvenes y los desfavorecidos y abordar las desigualdades estructurales que dejan a las mujeres, los niños y los grupos marginados vulnerables a la trata de personas”.
 
La UNODC indica que las soluciones sistémicas también se basan en asociaciones amplias y transfronterizas entre gobiernos, con el apoyo de organizaciones internacionales y regionales. Además, la cooperación de la sociedad civil y el sector privado también es crucial, ya que las empresas representan socios esenciales para abordar la integridad de la cadena de suministro que permitiría detener la trata para el trabajo forzoso y otras formas de explotación, así como para contrarrestar el reclutamiento y la explotación a través de internet.
 
Para prevenir el tráfico de personas, se recomienda a los países establecer agencias nacionales especializadas en la lucha contra la trata con experiencia multidisciplinaria; abordar la trata de personas facilitada por el uso de internet; incentivar a las empresas a colaborar para prevenir la trata de personas en sus cadenas de suministro e incluirlas en sus esfuerzos integrados y abordar las condiciones que hacen más vulnerables a las personas a la trata.
 
También, centrarse en la prevención del delito como pilar clave de estrategias contra la trata; garantizar que las víctimas no sean castigadas por actos que cometan como resultado de la trata; fortalecer la implementación de las medidas de protección incluidas en el Protocolo de las Naciones Unidas contra la Trata de Personas; salvaguardar el acceso a la justicia y promover el desarrollo de políticas contra la trata de personas basadas en investigaciones y datos sólidos.
 
Trabajo realizado con el apoyo de: Journalism Emergency Relief Fund
https://newsinitiative.withgoogle.com/journalism-emergency-relief-fund
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Seguimos trabajando