Ir a Menú

Ir a Contenido

1er Informe
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Daniela, jovencita de 17 años con autismo, dedicada a su arte, la pintura

La pequeña cordobesa, sin enseñarle una técnica, ha desarrollado su creatividad en cuadros al óleo, textiles, bolsas, piedras, jarros, cartón y lo que se le ocurra

Benito Jurez Ramrez/especial Cuichapa, Ver. 23/06/2019

alcalorpolitico.com

Pareciera que para Daniela, el tiempo no existe, ella vive su mundo, ella vive su paz, su tranquilidad y explota lo que a ella le gusta hacer, pintar, pintar y pintar.
 
Meradez Daniela Martínez Ibarra, es una jovencita cordobesa de 17 años; que sufre un trastorno de autismo, de acuerdo a su madre, Heriberta Ibarra Bruno, explica que este problema se le observó desde muy pequeña y desde entonces; a pesar de los esfuerzos en atención médica, ha intentando que aprenda a leer; pero no lo ha logrado.
 
Sin embargo, ha sido más grade su interés de entrar al mundo de la pintura, que inició cuando entró al jardín del Arte Córdoba, fue cuando Daniela empezó a integrarse más con las personas y empezó a vender sus obras; porque hasta antes de eso, se negaba a hacerlo; incluso, comenta su madre, que no quería que ni siquiera se las tocaran, porque sus trabajos las consideraba muy propias.
 
Sentada, ensimismada con su trabajo, apurada pintando unas uvas sobre un cubo de papel, Heriberta, su madre, entrevistada en la exposición que llevaron a cabo artesanos cordobeses en el Primer Foro organizado por el Instituto Tecnológico de Zongolica, campus Cuichapa; agrega que a partir de esa fecha venden sus cuadros y pinturas que elabora.
 
Además, lo hace porque de ahí vive ella con su otro hijo, que también padece el síndrome de asperger; porque su padre no les ha cumplido con su obligación, asegura Ibarra Bruno.
 
Ante eso, expresa que ella se ha dedicado de tiempo completa a apoyarla, platicar mucho con ella; y hacerle ver que tiene todo su apoyo y que si ese es su mundo, que lo disfrute.
 
Aunque también dijo que tiene muy en claro que no todo el tiempo le va a vivir, por ello Daniela tiene que aprender un oficio y si le gusta la pintura, pues “le he dicho tienes que sacarle provecho a tu arte, porque la escuela no le llama mucho la atención”.
 
Tan no le interesa la escuela, que nunca aprendió a leer, pero lo ha compensado con sus pinturas, que sin enseñarle una técnica, ha desarrollado su creatividad, acotó.
 
Lo que le sorprende de su hija, que para ella no existe el tiempo, el cansancio, el sueño, el hambre; puede pintar día y noche; por eso, comenta que está pendiente de que coma, duerma, descanse, se distraiga y trabaje con mesura.
 
Para el aniversario de los 400 años de Córdoba, comenta que le sorprendió cómo pintó su hija cuatro cuadros en dos semanas; es sumamente dedicada al arte de pintar, apunta.
 
Al preguntarle a esta gran artista, qué le gustaría hacer de grande; con palabras entrecortadas dice: “Quiero ser artistas”. Daniela no sólo pinta cuadros al óleo, sino también pintura textil sobre sombreros, bolsas, piedras, jarros, cartón y lo que se le ocurre y que al final le salen cosas maravillosas, porque al final es una gran artista.
 
Heriberta Ibarra, llama a las madres de hijos autistas, a que no los escondan, al contrario, porque son una bendición de Dios, que les enseñen un oficio para que tengan en que entretenerse.
  • Primer Informe
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Paga tu predial en linea
  • La Parroquia Xalapa
  • Ipax