Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

De gran alivio para muchos que terminen las campañas y con ello la basura, el ruido y el tráfico

- El tráfico en la ciudad se vuelve desquiciante por las paradas de grupos simpatizantes

- Espectaculares y pendones están en los techos y ventanas en toda la ciudad

Angeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 29/06/2013

alcalorpolitico.com

Durante este periodo de campañas políticas, los xalapeños han sido testigos de los intentos de diversos grupos de simpatizantes de partidos políticos por ganar el voto para sus candidatos. Incluso ha habido ocasiones donde en la misma calle se dan encontronazos de porras quienes reparten no sólo propaganda, sino también microperforados, gorras, playeras, banderines, bolsas; así como etiquetas con las leyendas de sus partidos.

Aunado a esto, los partidos han aprovechado ocasiones como el Día de las Madres, Día del Maestro, Día del Padre, para realizar festivales donde no sólo tienen convivencia con diversos sectores de la población, sino que les muestran sus propuestas para que consideren votar por ellos.

Para algunas personas esto resulta molesto debido a que es mucha gente la que se reúne y a veces en calles muy pequeñas.

"Ha habido días de la semana que es imposible pasar por el centro sin que esquives algún golpe de los que están moviendo las banderitas, escuchando el ruido de la música y los gritos de la porras. En ocasiones es muy molesto porque llevas prisa y ellos estorban", comentó Ignacio Álvarez.

Para algunos, estos contingentes también ocasionan tráfico debido a que los simpatizantes aprovechan los semáforos para pegar en los medallones de los autos los microperforados.

"Me tocó ir en un taxi y cuando se pusieron a colocarle el microperforado se tardaron horrores, íbamos subiendo en la calle de Telmex y ya imaginará la de bocinazos".

Algunos opinan que es demasiado derroche ya que en su mayoría, las cosas terminan como basura en las calles.

“Todo el tiempo están con sus canciones a todo volumen, gritando porras. Es molesto porque no hay día que no estén en el centro o en alguna avenida como Murillo Vidal que no se vea gente en los semáforos. Se ponen a bailar, regalar cosas que a final de cuentas van a parar a la basura. Pienso que es excesivo”, afirmó Marco Canales.

Asimismo, hay quienes opinan que vale la pena participar en este tipo de acciones, sobre todo por los beneficios.

“A mí la verdad me da igual, porque cuando han intentado ponerme alguna etiqueta pues simplemente les digo que no. Un primo me contó que se sacó una tablet de uno de esos eventos, eso quiere decir que no sólo regalan gorras", afirmó Irving Solís.

Sin embargo, el ánimo de las personas es que con el término de las campañas todo volverá a la normalidad.

"No sólo son las porras, también son las manifestaciones, hay días que de verdad ya no sabes si festejan o piden algo, como el día que estuvo aquí un carro que van a rifar. Ya queremos que se acabe todo esto", concluyó Victoria Trejo.