Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac
Largo receso?

Debate contra privatización de servicios de salud prolongó sesión del Congreso hasta la media noche

- Las bancadas de oposición señalaron dado que el modelo de contrato tiene inconsistencias y errores - De paso cuestionaron el desempeño del secretario de Salud

Sandra Garc?a Zavaleta Xalapa, Ver. 11/09/2008

alcalorpolitico.com

Por errores en el modelo de contratación de servicios complementarios de salud, el Congreso del Estado tuvo que hacer adecuaciones a la solicitud de autorización que el Poder Ejecutivo presentó para pagar por doce años los servicios de una empresa privada.

Las bancadas de oposición al PRI exigieron que el documento se regresara a comisiones, dado que el modelo de contrato tiene inconsistencias y errores, pero además cuestionaron el desempeño del secretario de Salud, Manuel Lila de Arce, pues la solicitud para que intervenga la participación privada evidencia las deficiencias y limitaciones que existen en su área a pesar de las cifras alegres

Tras larga discusión por la modificación del decreto de bursatilización, los diputados de oposición iniciaron otro prolongado debate en contra la supuesta privatización de los servicios de salud de Veracruz.

En el dictamen de la solicitud que el gobernador Fidel Herrera Beltrán envió para la contratación de servicios complementarios para la prestación del servicio público de salud, por doce años con la empresa que ofrezca mejores condiciones de calidad, se argumentó que el esquema de participación público privado permitirá la introducción de tecnología de punta en los procedimientos quirúrgicos.

A partir de la combinación del sector público con la iniciativa privada –se estableció en el documento– se equipará a hospitales de Tuxpan, Poza Rica, Martínez de la Torre, Xalapa, Córdoba, Veracruz, Río Blanco, San Andrés Tuxtla, Coatzacoalcos y Tierra Blanca con tomógrafos de 16 y 64 cortes, impresoras en seco, inyectores de medio contraste, rayos X con fluoroscopia intermedio, mastógrafos, ultultrasonidos, entre otros equipos.

Ya en la discusión del dictamen, todas las bancadas de oposición al PRI exigieron la suspensión de la sesión para que el documento se regresara a las comisiones de Salud y Asistencia y de Hacienda del Estado, por considerar que el modelo de contrato tenía inconsistencias y errores.

A las acusaciones por supuesta privatización de los servicios de salud que hizo el PT, se sumaron las observaciones del diputado convergente Sergio Vaca Betancourt de un inversión que, dijo, representaría pérdidas económicas porque el Gobierno del Estado pagaría hasta seis mil 400 millones de pesos a una empresa privada y con la condición de comprar el equipo, al término del contrato, por una cantidad equivalente al 10 por ciento de su valor original.

Después de una larga lista de observaciones que presentó la oposición, la mesa directiva del congreso del estado dictó un receso que se prolongó hasta la media noche para hacer adecuaciones al documento.