Ir a Menú

Ir a Contenido

Seccin: Estado de Veracruz

En tiempos de violencia

Debe hacerse periodismo de servicio, con información preventiva, que más que alarmar, sensibilice

- Homero Hinojosa de “Másperiodismo” de Monterrey habló sobre la inseguridad y el manejo informativo
- A los medios se les acusa de manipular, distorsionar, provocar morbo y acentuar lo negativo, lo cual se incrementa en las redes

ngeles Godoy Morales Xalapa, Ver 10/11/2012

alcalorpolitico.com

Este sábado, Homero Hinojosa, consultor editorial de medios de la firma "Másperiodismo" con sede en Monterrey, habló sobre cómo abordar cuestiones de seguridad y violencia, en el curso para periodistas de diversos medios en la capital, “Ética y responsabilidad social”.

Durante su sesión explicó la importancia y función que cumplen las redes sociales, sobre todo en cuanto al rol que ostentan en referencia al trabajo de los periodistas.

Destacó que la vida con miedo impera en las ciudades y a los diarios se les acusa de manipular, distorsionar información, incentivar violencia, provocar morbo, acentuar lo negativo, ser cínicos, crueles. Aunque todo esto se incrementa en las redes sociales.

“Lo rojo y violento no son elementos exclusivos de la nota, sino que ya han alcanzado a la información general. Las condiciones sociales y políticas lo han orillado; sin embargo, algunos lectores cuestionan la ética de los medios ante la publicación de estas noticias”.

Primicias en redes sociales

Mencionó que en un mundo de redes sociales el lector genera las primicias de notas policiacas ya que aprovechan la inmediatez para narrar en tiempo real los hechos, esto por los dispositivos móviles con que cuentan.

Muchas veces se llega a un fenómeno de difusión de violencia en tiempo real, considerado como un fenómeno viral de afinidad y simpatía con las causas. “Las noticias policiacas o de violencia corren primero por las redes sociales. Hay morbo, miedo, autenticidad del origen, no obstante hay que filtrar la información para distinguir la veracidad de los hechos”.

Cuestionó el rol de los periodistas ante todo esto y dijo que tienen una labor de prestar atención permanente en las redes sociales, generar conversaciones, grupos y canalizar, hacer gestión a nivel sociedad para las autoridades.

Del mismo modo hay que verificar los datos y si es real debe precisar los datos, si es falsa hay que justificar por qué.

“Quizá sea hora de hacer un periodismo de servicio público, manejar más la información preventiva para concientizar y sensibilizar a la sociedad. Se debe dar un contrapeso social y humano”.

Fomentar la transparencia

En este aspecto la gente no es que no quiera hablar, sino que por miedo no hablan. De ahí que sea labor de los periodistas conseguir las noticias. Al manejar cuestiones de violencia hay que manejar un marco jurídico, sobre todo para mostrar las diferentes vertientes de cada caso.

El manejo de violencia puede ser ingenioso, ameno y entretenido, sobre todo para que la gente tenga otra historia que vaya más allá del simple hecho.“Está bien entretener, pero eduquemos y formemos mejores lectores-ciudadanos”.

Por otra parte, también destacó el caso de los lectores o espectadores. En otros países como Colombia hay mucha apertura e incluso transparencia, esto ayuda a fortalecer el vínculo y credibilidad que se tiene con los lectores.

Sin embargo, no es fácil que haya grupos de periodistas que se abran a la transparencia y dar a conocer a los lectores cómo se consigue la información.

Durante el curso habló sobre las acciones preventivas que deben tomarse en caso de extorsiones, secuestros o situaciones de riesgo.

“Como periodistas en ciudades como Veracruz es prioridad tener una inteligencia preventiva, sobre todo para evitar caer en extorsiones”.

Depurar contactos en redes sociales

Posteriormente dio algunos tips para blindarse sobre todo en las redacciones. Por ejemplo, tener cuidado sobre a quiénes se aceptan en las redes sociales, no acudir solos a reuniones extrañas, hay que proteger la información personal, evadir chats con quienes no se conocen bien, revisar comentarios, denunciar anomalías y cuidar las fotos que se publican.

“Hay que tener cuidado con lo que se publica en las redes sociales, no duden que muchos de ustedes ya están bajo espionaje. Si en las redes ven que tienen pocos amigos lo pueden bloquear. Hay cuentas raras que deben checarse”.

Entre algunas diferencias mencionó que Facebook es para amigos, familiares y Twitter para colegas.

“El reto de los periódicos en esta nueva década es trascender a crear más conciencia social para que los lectores se conecten más con la realidad y hagan algo”, concluyó.
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Salon de usos multiples
  • Direcmovil
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado