Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Delincuencia no decrecerá con sanciones irracionales; urge aplicación correcta de la ley: Fix Fierro

- A los criminales les da igual estar 50 ó 70 años en la cárcel; esto fomenta la violencia en víctimas

- Resaltó que el problema principal no es la legislación sino el funcionamiento de las instituciones

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 17/04/2012

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
La incidencia delictiva en el país no bajará imponiendo sanciones irracionales como cárcel hasta de 70 años, sino con la aplicación cierta de la ley, aseveró Héctor Felipe Fix Fierro, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

"Cambiar las leyes es relativamente fácil, lo difícil es que se cumplan. Claro que los legisladores quieren dar la imagen que hacen parte de su trabajo modificando las penas; pero en realidad eso nada más es una parte".

En conferencia de prensa, efectuada en el Tribunal Superior de Justicia del Estado, señaló que para bajar los índices de delincuencia, es preferible una pena baja pero cuya aplicación sea cierta, que poner penas que se van a lo irracional como las de 70 años de prisión que no tienen sentido, ya que si alguien tiene 30 años de edad, saldría con una edad avanzada y se supone que sin ningún tipo de posibilidad de salir. Yo creo que por ahí no está la respuesta.

Al hablar de secuestros, dijo que aunque se han incrementado los años de pena, estos siguen, y agregó que hay quien piensa que subir las penas fomenta la incidencia de los delincuentes, pues les da igual 50 que 70 años, incluso "es de mayor violencia para las víctimas".

Para el investigador de universidades de México y de otros países, la corrupción en nuestro país es un problema complejo, donde no se puede señalar a culpables ya que intervienen muchas instituciones, como es la policía, la procuración e impartición de justicia, al igual que el sistema penitenciario.

Es importante hacer una distinción entre la responsabilidad de la impartición de justicia y la seguridad pública.

En ese sentido, agregó que el problema de la reforma del 2008 es que al ser una negociación entre las fuerzas políticas pareciera que seguridad pública es lo mismo que el sistema de justicia penal, están relacionados ytienen implicaciones mutuas; pero no es lo mismo.

Mientras no se tenga claridad que una cosa son los problemas de seguridad pública y otra el sistema de justicia penal, que deben estar bien establecidos, entonces no se va a encontrar dónde están los problemas de corrupción.

"La impunidad es una etiqueta para ubicar una falla institucional amplia que se reparte en distintas instituciones, no hay un culpable al que se le pueda apuntar, creo que en general los jueces y magistrados están muy vigilados en el sentido que tiene una estructura, procedimientos jerarquías, cuentan con instrumentos de vigilancias".

Para Fix Fierro, el bajar a 14 años la edad penal no es una solución para combatir la delincuencia, y recordó que además México tiene compromisos internacionales que le impiden restablecer la pena de muerte la cual internacionalmente, aseguró que en nuestro país no puede ser.

Dijo que si bien siempre hay cosas que se pueden mejorar en las leyes, el problema principal no está en la legislación sino en el funcionamiento de las instituciones que tienen que hacer que la aplicación de la ley funcione.

En otro tema, consideró que para evitar que en México sigan dándose injusticias como el de "Presunto culpable o el caso de Rubí en Chihuahua", la oralidad de los juicios puede ayudar a ver las cosas con más claridad, porque en las audiencias no hay la posibilidad de echarle la culpa a nadie, ya que ahí se va a ver si el juzgador está preparado y si la parte acusadora también.

"No hay manera de esconderse y sobre todo si se va a grabar en video, es más fácil echarse la bolita cuando se trata de expedientes escritos, quien lee los expedientes son personas que no están dentro del poder judicial que no les entiende por su complejidad; pero una audiencia es entendible para todos, y cuando un abogado no prepara su trabajo ahí se ve".

Además dijo que en los juicios orales, la presencia simultánea de interacción entre todas las partes, y no habrá manera de echarle la culpa a nadie.

Sin embargo, reconoció que en México no estamos preparados para los juicios orales, ya que se carece de jueces, instalaciones, abogados, entre otros, y lamentó que en este país se hacen así las cosas "las reformas primero y después lo que viene".