Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Desolador panorama en la citricultura en la zona norte; plagas invaden cultivos

- Productores talan árboles ante avance del “secapalo” y la Diaforina

- Censo Agropecuario podría exhibir la crítica situación, señalan

De la Redaccion Castillo de Teayo, Ver. 03/09/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Ante el avance de plagas y enfermedades que afecta severamente en las huertas de cítricos en esta región, en el norte de Veracruz, varios productores han tomado la medida extrema de talar árboles que no tienen salvación.

En decenas de hectáreas las huertas están bajo ataque, mientras que los productores están sin recursos económicos ni tienen asesoría técnica para hacer frente a la problemática.

Parcelas enteras se observan invadidas de secapalo, planta parásita que en poco tiempo abraza las ramas de los naranjos y causa severo daño, aunado al que provocan el virus conocido como “tristeza de los cítricos” y la Diaforina, vector que provoca la enfermedad huanglongbing (HLB).



El ataque se ha diseminado tanto que, en huertas ubicadas a la orilla de la carretera Álamo-Castillo de Teayo, así como en otras rutas, los productores se ven en el extremo de tomar la decisión de cortar por completo los árboles, ante la falta de recursos para el control de las plagas.

“Nos está pegando duro y por todos lados se ven naranjales afectados de plaga y de secapalo. Algunos compañeros de varias comunidades ya están cortando los árboles”, indicó Plácido Osorio Martínez, comisariado ejidal de Palma Real.

Refirió que, ahora que se realizará el Censo Agropecuario del 19 de septiembre al 30 de noviembre por parte del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, se podrá palpar con más precisión la realidad, sin embargo, insistió que se trata de un problema “muy fuerte”.



“A todos nos preocupa lo que está pasando con la planta de naranja, y tenemos que darle seguimiento. Vamos a tratar de combatir ese virus, pero necesitamos ayuda”, recalcó el representante ejidal tras referir que “algo se tiene que hacer”, pues la citricultura es la principal actividad económica en la región.