Ir a Menú

Ir a Contenido

Placas 2019
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Detecta ORFIS opacidad en asignación de obras en los cinco municipios más pobres

En Mixtla, Tehuipango, Calcahualco, Mecatlán y Zontecomatlán también hubo subejercicios y retención de impuestos no transferidos

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 07/10/2019

alcalorpolitico.com

Subejercicio de recursos, impuestos no transferidos y una opaca adjudicación de obra pública evidencian las cuentas públicas de los cinco municipios veracruzanos más pobres: Mixtla de Altamirano, Tehuipango y Calcahualco, en la sierra de Zongolica; Mecatlán, en la sierra del Totonacapan y Zontecomatlán de López y Fuentes, en la Huasteca Alta.
 
Lo anterior, de acuerdo con el análisis de la Cuenta Pública 2018 del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) a los Ayuntamientos de las cinco demarcaciones, catalogadas con los mayores índices de población en situación de pobreza de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).
 
Mixtla de Altamirano
 
El primer sitio de la lista lo encabeza el municipio de Mixtla de Altamirano, escenario de una disputa política con las amenazas y posterior homicidio de la alcaldesa Maricela Vallejo Orea y en donde el CONEVAL reporta un 97 por ciento de la población en pobreza, con 9 mil personas.
 
Las observaciones del ente supone un presunto daño patrimonial de 5 millones 59 mil 913 pesos durante el Ejercicio 2018, es decir, el primero del gobierno de la Edil asesinada.
 
En este caso, el municipio serrano apenas sí recibió un presupuesto total de 52 millones 613 mil 307 pesos; y cuya revisión arrojó 21 observaciones y 19 recomendaciones.
 
Entre éstas destaca la no comprobación de mil 500 despensas canalizadas al municipio mediante la Secretaría de Protección Civil (SPC) por un monto de 135 mil pesos. Además, existe un saldo de Cuentas por Pagar al 31/12/2018 por un monto de un millón 409 mil 882.86 pesos correspondiente a Ejercicios anteriores, sin liquidarse, ni depurarse.
 
Otras de las observaciones al Ayuntamiento es la ejecución de 27 obras carentes de la documentación requerida, entre éstas las actas de Integración del Comité de Contraloría Social, de solicitud de Obra del Comité de Contraloría Social, de Delegación de Facultades, de Entrega-Recepción de la Obra del Contratista al Ente Fiscalizable y de Entrega-Recepción a la Comunidad que señale que la obra está terminada; aparte de que no cuentan ni con la garantía de Anticipo ni la de Vicios Ocultos.
 
A la vez, realizó la adquisición de vehículos por 279 mil 913 pesos, 325 mil 344 pesos y 117 mil 450 pesos sin existir de por medio la documentación correspondiente.
 
Tehuipango
 
En el segundo municipio con mayor índice de pobreza, Tehuipango, con 18 mil 763 personas en dicha condición y con un presupuesto de 98 millones 801 mil pesos, el ente fiscalizador emitió 17 recomendaciones y 10 observaciones. Entre estas últimas, se incluye la retención del impuesto sobre la renta (ISR) a sus trabajadores por 78 mil 469 pero no reportado ante la autoridad.
 
Además, el municipio reporta saldos por pasivos por 128 mil 801 pesos, de los cuales el Ayuntamiento carece de disponibilidad para su liquidación.
 
Tehuipango reporta a la vez un saldo de 300 mil 693 pesos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal no devengado y tampoco reintegrado a la Tesorería de la Federación (TESOFE).
 
El Ayuntamiento realizó adquisiciones de bienes sin existir, de por medio, un procedimiento de licitación simplificada para la compra de 4 camionetas por un monto de un millón 7 mil pesos.
 
A la vez, el gobierno adjudicó 95 contratos de obra y de estos, 9 empresas acapararon 34 proyectos sin respetar los criterios normativos de imparcialidad y transparencia.
 
Lo anterior benefició a los contratistas Montiel Tzitzihua Iván Martin, con adjudicación de 6 contratos; Medrano Temoxtle Serafin, con adjudicación de 4 contratos; Chipahua Calihua Juan, con adjudicación de 4 contratos; Quiahua Temoxtle Federico, con 4 contratos; Ingeniería y Obra Civil QUIMACS, S.A. de C.V., con 4 contratos; Calihua Panzo Baldomero, con 3 contratos; Torres Perea Pedro, con 3 contratos; Calihua Calihua Cristino, con 3 contratos e Itehua Quiahua Marcelino con adjudicación de 3 contratos.
 
Calcahualco
 
En Calcahualco, el ORFIS detectó un posible daño patrimonial por 161 mil 127 pesos, de un ejercicio de 52 millones 640 mil 400 pesos correspondiente al 2018; y por lo cual, emitió 11 recomendaciones y nueve observaciones.
 
Entre las observaciones sobresale la compra irregular, sin comprobantes de licitación de por medio, de vehículos por 730 mil 862 pesos y por la reparación de automotores por 149 mil 753 pesos.
 
Además, el Ayuntamiento realizó 46 proyectos de obra, de los cuales, benefició a sólo siete proveedores con 37 contratos de infraestructura.
 
Zontecomatlan
 
En Zontecomatlán, con un porcentaje de pobreza en un 94.0 por ciento, el ORFIS detectó un presunto daño patrimonial de 7 millones 798 mil 807 pesos, de su presupuesto de 61 millones 416 mil pesos. Es decir, de 10 pesos asignados al municipio, al menos un peso tuvo un uso irregular.
 
En este caso, el Ayuntamiento realizó adquisiciones de bienes por los conceptos y montos indicados pero no presentó constancia del procedimiento de licitación.
 
En el caso de la compra de automotores por un millón 385 mil 929 pesos, además de enviar al Congreso informes del gasto por categoría programática, programas y proyectos de inversión e indicadores de resultados.
 
Además de 39 contratos de obra pública, el Ayuntamiento benefició con 30 a siete contratistas: Jaime Enrique Hernández Villegas, Jeyser Periañez Ramírez, Miguel Martínez Martínez, Constructora ROSAEM, S.A de C.V., Florencio de la Cruz Catarina, Alfredo Oswaldo Hernández Garrido y Julián Nochebuena Hernández.
 
Además, en los informes de las obligaciones contratadas por el Ayuntamiento, los montos no coinciden con los saldos reportados ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
 
Mecatlán
 
Finalmente, en Mecatlán, en donde se registra un 93 por ciento de la población en pobreza y por lo tanto, ocupa el quinto lugar con dicha problemática, en 2018 el Ayuntamiento recibió un presupuesto de 55 millones 317 mil 752.27 pesos; de los cuales, 53 millones 905 mil pesos corresponden a participaciones federales.
 
Sin embargo, el ORFIS detectó un posible daño patrimonial por 3 millones 760 mil pesos, es decir, poco más del 5 por ciento de los recursos del municipio.
 
Entre las observaciones al Ayuntamiento sobresale un saldo de pasivos de 592 mil 081 pesos, sin contar con la suficiente solvencia para su liquidación; y el hecho de cobrar a los empleados municipales 292 mil 887 pesos por concepto de impuesto sobre la renta, pero en ningún momento reportó tal cantidad al Servicio de Administración Tributaria.
 
Además, el Gobierno de Mecatlán carga con saldos atrasados del impuesto sobre la renta por 4 millones 606 mil pesos, con lo cual, extiende el monto de los pasivos del empobrecido municipio.
 
Y aunque le cobró a su personal 354 mil 570 pesos por concepto de impuesto a la nómina, sólo depositó 258 mil pesos a la Secretaría de Finanzas y Planeación. Además de este tributo, existen saldos de Ejercicios anteriores por 407 mil 420 pesos.
 
A la vez, el Ayuntamiento adquirió materiales para construcción, sin la documentación correspondiente y, por lo tanto, no existe certeza de la transparencia de dicha compra y gastó 250 mil pesos por concepto de “cursos”, sin contar con los expedientes para dar fe de la existencia y la impartición de éstos.
  • Ordenamiento 2019
  • Paga tu predial en linea
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • La Parroquia Xalapa
  • Ipax
  • Salon de usos multiples