Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Diariamente, 32 niñas de entre 10 y 14 años dan a luz: abogada

- No sólo no están seguras en espacios públicos, sino que tampoco en sus casas: Karla Micheel Salas

- El fenómeno se incrementó con la pandemia y significa que no tienen acceso a un aborto legal y seguro

Tania Guzmn Orizaba, Ver. 25/10/2021

alcalorpolitico.com

Mientras que cada día son asesinadas 10 mujeres y niñas en México, también diariamente hay 32 niñas entre los 10 y los 14 años que están en parto, cifras que representan el aumento que la violencia contra ellas se ha tenido en esta pandemia y que son “catastróficas”, indicó Karla Micheel Salas Ramírez, abogada especialista en violencia de género.

Durante una webinar organizada por la Universidad Veracruzana Córdoba-Orizaba, la licenciada en derecho por la UNAM con maestría en varias especialidades, destacó que el aumento de esos números representa que las mujeres y niñas no sólo no están seguras en el trabajo, en espacios públicos y en otras áreas, sino que tampoco lo están en sus casas, cuando éste debería ser el más seguro.

Mencionó que además del aumento de la violencia feminicida, el embarazo infantil es otro fenómeno que incrementó en la pandemia y lo que significa que esas niñas no tuvieron acceso a un aborto legal y seguro
y que se les dejó en una situación de mayor riesgo al obligarlas a parir a pesar de que ese embarazo se debió a la violencia sexual y son menores que ya truncaron sus vidas.



Destacó que, en un evento, la relatora de la ONU Rashida Manjoo fue preguntada sobre el por qué los hombres golpean y violan a las mujeres, y la respuesta que dio fue “porque pueden”.

Esto implica, abundó, que hay una cultura que normaliza la violencia contra las mujeres, en tanto que no existe un marco jurídico adecuado para atender esta grave problemática, además de que hay mujeres que no conocen sus derechos.

Señaló que el Estado no ha tomado en sus manos las riendas para solucionar el problema y sigue sin asumir que la violencia es prevenible.