Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac
Afectada interpuso queja ante CNDH

Directora del Ilustre Instituto Veracruzano humilla a estudiante por no pagar su inscripción

- También profesores la insultaron al tacharla de miserable y muerta de hambre, a pesar de ser una alumna de buenas calificaciones - La Directora aprobó una prórroga para pagar los 500 pesos pero no la respetó y además retuvo sus documentos

Iv?n Garc?a Veracruz, Ver. 24/10/2009

alcalorpolitico.com

Ex estudiante del Ilustre Instituto Veracruzano de Educación se queda sin estudiar casi un año, luego de que sus papeles los traspapeló la Directora, incluso sufrió difamación y discriminación de ella y algunos profesoras, quienes la tacharon de miserable y muerta de hambre, al pedirle en el lapso que cursaba el tercer semestre, una prórroga para pagar la inscripción. La joven estudiante interpuso una queja en la CNDH y pide la ayuda de las autoridades de gobierno.

La joven Gigliola Romina Piña Cerón de 18 años de edad, acompañada de su madre, Consuelo Cerón Morales, pidieron la ayuda de las autoridades de gobierno del estado, pues la joven tiene un año sin estudiar y no tiene sus papeles para apuntarse en otro colegio, pues la directora, Carmen Enríquez Lara, la cambió a otro colegió de sistema abierto y o encuentra su documentación.

Ella y su madre, acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en la ciudad de Veracruz, en donde interpusieron una queja contra la directora y contra la jefa Administrativa, Yolanda Pérez, y la Coordinadora Académica Erika García Alvarado, pues la discriminaron, llamándola miserable y muerta de hambre, al no poder pagar en tiempo y forma la inscripción del semestre en el Ilustre Instituto Veracruzano, cuando cursaba el tercer semestre.

Los hechos ocurrieron el 23 de octubre del 2008, cuando Gigliola Romina Piña Cerón estaba en el plantel y fue llamada jefa Administrativa, Yolanda Pérez, quien le preguntó por el dinero de la inscripción del semestre, eran 500 pesos.

La joven de buenas calificaciones y buena conducta, quien también cursó la secundaria en ese colegio, aseveró que había tenido una plática con la directora, Carmen Enríquez Lara y ella le dio un mes de prórroga para pagarla, pero a la titular del plantel, se le olvidó matricularla ante la Secretaría de Educación en la ciudad de Xalapa, quedándose fuera del semestre.

Ante su irresponsabilidad y para tapar su falta de compresión, la jefa Administrativa, Yolanda Pérez ordenó sacarla. La directora entonces la cambió a una escuela abierta, de nombre Miguel Alemán, misma que es para adultos y de horario sabatino.

Los padres de la menor en ese entonces hablaron con Carmen Enríquez Lara, pues no estaban de acuerdo en cambiarla a ese tipo de sistema educativo, solicitando sus documentos y constancias, además del certificado incompleto para irse a otra escuela. En el mes de marzo del 2009 se pagó ese certificado, pero a la joven no le dieron nada de documentos.

La joven estudiante privada de su derecho a la educación, al día siguiente de haberla sacado de la escuela por no estar inscrita, le informó la Coordinadora Académica Erika García Alvarado que no se presentara a clases, pues no era digna de portar el uniforme del Ilustre, advirtiendo que si regresaba la sacaba con la policía.

La menor en ese entonces quiso sacar sus cosas de ahí, pero ya no le permitieron la entrada.

Ella pide una solución y un alto a los atropellos de estas personas que están al frente de la escuela.
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Seguimos trabajando