Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de lluvias
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

El 50% de los suelos del territorio veracruzano, están afectados por la erosión: INIFAP

- El manejo que se le da al cultivo, desde la preparación del suelo afecta: Sergio Uribe
- No hay cultivos que originen más erosión que otros, hay que evaluar nuevas siembras

Elisa Guadarrama Huerta Xalapa, Ver. 26/04/2013

alcalorpolitico.com

En la agricultura de México, las unidades de producción están localizadas principalmente en las zonas montañosas del país. Éstas se caracterizan por contar con menos de cinco hectáreas de labor y estar atomizadas en varios predios. Estos tipos de agricultura producen el 70 por ciento del maíz y el 60 por ciento del frijol, pero enfrentan varios problemas, entre los que destacan: una baja productividad de la tierra; así como la pérdida de suelo por problemas de erosión hídrica.
 
Esto lo dio a conocer Sergio Uribe, del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), quien informó que el 50 por ciento de los suelos del territorio veracruzano están afectados por la erosión que está asociada al cultivo en pendientes pronunciadas, como la siembra de maíz.
 
Aunque aseguró que es una erosión moderada, sí recalcó la importancia del buen manejo de los cultivos, por ejemplo, desde la preparación del suelo, dejar o no residuos orgánicos, uso de fertilizantes y su manejo en cuanto a la remoción. Asimismo, explicó que con el cambio climático es preciso que los campesinos evalúen los cultivos a sembrar, ya que no pueden ser los mismos de antes. También indicó que hay que conocer el lugar que ocupan las plagas, ya que con los cambios que se están generando hay una invasión de estos microorganismos a zonas de cultivo, provocando un desequilibrio.
 
La falta de planeación en la producción, es escasa, “hay algunas tecnologías que permiten determinar la productividad, de tal manera que lo que se esperaría es que los cultivos se establezcan donde tengan un mayor potencial de rendimiento para que puedan optimizarse”, dijo.
 
Para determinar el grado de erosión del suelo, hay varias metodologías a seguir; una de ellas es la erosibilidad de la lluvia, que es la susceptibilidad del suelo a ser afectado por las precipitaciones, sobre todo en el grado y longitud de la pendiente y las prácticas; ya sea vegetativas y de cultivo, “el producto de estos factores nos da una idea de qué cantidad de suelo se está perdiendo mientras se producen alimentos”.
 
Un elemento clave para la conservación del suelo es tener densidades de población altas; a mayor densidad, mayor conservación. Otra opción es el sistema Milpa Intercalada con árboles frutales (MIAF), o el pasto Vetiver, una tecnología tradicional para la conservación de los suelos y agua que serviría para las pequeñas unidades de producción campesinas.
 
“Tenemos un problema de cambio climático, para lo cual hay alternativas; una es la adaptación, es decir, cambiar de cultivos, otra importante es la mitigación que se relaciona con buscar reducir la presencia de gases invernadero, a esto propone el Investigador, el llamado secuestro de carbono por el suelo; así como sustituir los combustibles por biocombustibles.
 
La tasa de erosión es que se pierden entre 40 y 180 toneladas por hectárea; la erosión más severa la tenemos casi también en 30 millones de ha. Es un problema de México ya que de continuar las estimaciones de pérdida de la tasa de reducción de 5 toneladas por hectárea al año, generará una producción muy baja, “por lo que en una o dos generaciones podríamos estar viendo suelos degradados”.
 
Por último, recalcó la importancia de conservar este recurso natural, ya que su pérdida traería un impacto negativo en la producción del país, generando incluso, un problema social muy grave.
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Temporada de lluvias
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Ipax