Ir a Menú

Ir a Contenido

Seguimos trabajando
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

El bullying no es problema de jóvenes, también se da en personas "maduras” en el sector laboral

Dice que los jefes descargan problemas y frustraciones en sus subordinados

30/09/2011

alcalorpolitico.com

Buenos días estimados lectores:

Un tema que preocupa y ocupa a muchos de nosotros es el llamado bullying, fenómeno que al parecer cada día crece más. Todos comentamos que en las escuelas es donde existe este problema y también se ha manejado que los chicos que generalmente toman estas actitudes es porque vienen de padres en conflicto.

De lo que no se comenta es que lamentablemente el problema también existe en el área laboral, personas "maduras", que tienden a practicar esto dentro del área de trabajo, ejemplos hemos tenido suficientes, uno de ellos es el de la tienda de 20 de noviembre, pero también las tiendas F..., y ya ni digamos de dependencias gubernamentales, y en el peor de los casos en el SECTOR SALUD.

Es increíble que a pesar de ser gentes adultas, que se supone tienen una preparación y que a veces esto lo confunden y piensan que tienen el derecho de ver por debajo del hombro a la gente que trabaja a su alrededor, haciendo sentir a la gente menos y no debería ser así.

Nosotros como padres somos el patrón a seguir de los hijos, recuerden que por ahí dice el dicho que los hijos son el reflejo de los padres, luego entonces como queremos erradicar el problema afuera cuando debemos de empezar desde adentro, desde la casa, inculcar todos los días a los hijos el respeto a las personas, a los animales, a la vida, pero principalmente a ellos mismos. Si yo me respeto por supuesto que voy a respetar a los demás y voy a lograr que todos me respeten.

Hoy por hoy vemos que hay gente que lamentablemente llegan a tener un puesto superior y quieren descargar con los demás sus frustraciones, sus corajes, sus vacíos, poniéndoles más carga de trabajo, sin autorizarles muchas veces permisos y mucho menos sus vacaciones, y ya ni se diga cuándo por de malas la persona llega a tener un defecto físico o una discapacidad, a veces las dependencias parecen pasillos de mercado, se ponen a cuchichear de los demás compañeros, que si fulanita no viste con ropa de marca (¿?), que si perenganito es un mandilón (¿?), etc., y si el "jefe" tiene algo entre rabo ceja y oreja con algún compañero los demás con tal de quedar bien con él o ella entran a su juego. ¿de qué se trata? Estamos para prestar un servicio, para trabajar, para superarnos.
Pero eso sí nos espantamos de cuando nos dan reportes de la conducta de los hijos y entonces ¿quién tiene la culpa? La escuela, porque seguramente ahí aprendió por culpa de otro amiguito, los maestros porque no prestaron atención, ah no, el director porque nunca nos atiende, siempre queremos dejar la responsabilidad de nosotros en alguien más.

Esta es una situación que se debe empezar a remediar desde la casa, es verdad que a la escuela se va a aprender, pero la enseñanza educativa, la enseñanza de valores empieza desde nosotros. En lo laboral si yo tengo una empresa o un cargo en una dependencia, tengo que cuidar y valorar a la gente que trabaja para mí, para crear un ambiente más agradable, señores el centro de trabajo es nuestra segunda casa ahí pasamos gran parte de nuestro tiempo, los invito a que reflexionemos un poco en lo que está sucediendo, debemos volvernos más humanos, más sensibles, voltemos a ver al compañero de trabajo y si tiene algún problema tal vez no podamos resolverlo pero si escucharlo y no nos quita nada. A cuántas personas conoces que se encuentran enfermos de estrés y te has preguntado ¿porqué?, a cuántos que han intentado quitarse la vida o peor aún lo han conseguido y no te dejó una sensación "extraña" porque sabes que de alguna forma te hiciste partícipe de un "juego" que tú creías que no pasaba nada, ¿cuántas con problemas de cáncer? Ahí se los dejo para su reflexión.

Por una vida más armoniosa.
  • Salon de usos multiples
  • Estiaje 2021
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Ipax