Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

El danzón abierto está ganando terreno al veracruzano, urge rescatarlo: Bailador

- Hay que romper el mito de que el danzón es sólo para los viejitos: José Honorio Castro
- Se está perdiendo el bailar de pareja, ya no se ve; el danzón recupera todo eso, dice

Elisa Guadarrama Huerta Xalapa, Ver. 14/05/2013

alcalorpolitico.com

El danzón veracruzano, uno de los bailes característicos del Estado se está perdiendo, el terreno lo está ganando el llamado danzón abierto, al menos esa es la opinión de José Honorio Castro Salazar, maestro, integrante del ballet folklórico de la Universidad Veracruzana, quien esta tarde impartió una clase de este baile en la Escuela Industrial "Concepción Quirós Pérez" a principiantes convocados por el Segundo Festival Folklórico de Veracruz, “Miguel Velez Arceo”.
 
Ya no hay espacios donde se enseñe el danzón veracruzano. La danzonera “Alma de Sotavento” ya no existe, cuenta el maestro al finalizar su clase de hora y media donde se montó un danzón cubano-veracruzano llamado, “El que siembra su maíz”, un son montuno que apropiaron al ritmo del danzón.
 
“Fue un son que hizo el trío Matamoros, y tiene de peculiar que es una fusión de son y danzón rítmico, usted sabe que heredamos de nuestros hermanos cubanos el son montuno -como otros géneros-, entre ellos el danzón, que llegó en 1880, aproximadamente a México entrando por puerto Progreso, Yucatán, Campeche, Tabasco y Veracruz, siendo éste último el lugar donde arraigó con más fuerza, tal vez por la similitud del carácter con el cubano”, platica el bailarín.
 
La finalidad de estos minitalleres, es recuperar los espacios que se han ido perdiendo en el danzón veracruzano, “antes el danzón era muy puro, se oían ritmos como africanos, todo eso se está perdiendo, los bailadores del puerto de Veracruz, disputaban mucho su danzón, que era el clásico danzón veracruzano, cerrado acubanado, las posturas eran muy acubanadas, y sus pasos eran complejos y apretados”.
 
Cuenta el maestro que durante los bailes en el puerto de Veracruz, las danzoneras locales les ponían trampas a los bailadores defeños  para sacarlos de ritmo, sobre todo en los remates “ahí debían demostrar su habilidad y oído”, dice, “pero esto ha cambiado, ahora en los encuentros se baila de manera abierta, hay gente que todavía lo baila (el danzón veracruzano), pero con esta nueva influencia se inclinan más por este género”.
 
Ahora las danzoneras se han vuelto orquestas, integran más instrumentos el danzón y esto lo cambia, se vuelve un ritmo más acelerado, “esa cadencia que tenía el güiro, la clave y los timbales, de afro se va aligerando, es ahí donde ha sufrido cambios, hay que tener en cuenta que hay una base: primero el danzón cerrado, el danzón abierto y luego el acrobático”.
 
Por último apunta que hay que romper el mito de que el danzón es para los viejitos, “es para quien le gusten todos estos ritmos, se está perdiendo el bailar de pareja, ya no se ve que bailen tanto de pareja”, de ahí la invitación a asistir de manera gratuita a los talleres que se imparten durante este Festival en la Escuela Industrial.
  • Ipax
  • Seguimos trabajando
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples