Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Especialista en Sociología Política de la UV

El recuento de voto por voto es deseable, no sólo por legalidad, sino por legitimidad: Alfredo Zavaleta

De esta forma el nuevo gobernador tendría una instalación de gobierno basada en la confianza de los veracruzanos, advierte

?ngeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 07/07/2010

alcalorpolitico.com

El especialista en sociología política, Alfredo Zavaleta, del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales, considera que con una votación tan cerrada, sería deseable el cómputo de acta por acta y voto por voto, “sin embargo sería muy difícil que esto se apruebe, aún así lo más probable es que los resultados pasen a los tribunales y que sea en última instancia el Tribunal Electoral Federal quien determine el resultado final del proceso. Tienen hasta el 31 de agosto para hacerlo”.

Advierte que sí es posible realizar el conteo voto por voto, “la ley electoral lo permite y sería deseable no sólo por legalidad, sino por legitimidad, de tal forma que el próximo gobernador tenga una instalación de gobierno basada en la confianza de los veracruzanos”.

Indicó que esta sería una buena forma de proporcionar credibilidad, “de otra forma, muchos se van a quedar con la sospecha de que algo no se hizo bien no sólo durante sino al final de la jornada electoral. Ojalá se hiciese una revisión sistemática de las actas, el cotejo de las actas y lo digitalizado para que no hubiese elemento de impugnación o ilegitimidad del proceso”.

Zavaleta precisó que los ciudadanos podrían señalar a varios culpables, “podrían culpar al órgano electoral, a los representantes de partido ante el órgano electoral, a los funcionarios de casillas y obviamente a otros responsables indirectos”.

Considera que la posición de la líder nacional del PRI, Beatriz Paredes ha sido muy triunfalista respecto a los resultados a nivel nacional, “en Veracruz ha sido muy clara en que no van a ceder el resultado que han obtenido, bajo ninguna circunstancia; por el momento ni las encuestas ni el PREP tienen elementos suficientes para declarar ganador definitivo a nadie”.

Señaló que el hecho de que el presidente de la República, Felipe Calderón, aún no reconozca la victoria de algún candidato en Veracruz, “da pie a que se desarrolle el desenlace en los tribunales electorales; lo más sano públicamente sería un cotejo de actas, conteo voto a voto de tal forma que no hubiese conflicto postelectoral y que restablezca la confianza en el órgano electoral que se ha perdido en estos meses, los ciudadanos estamos insatisfechos con lo que hizo el IEV con respecto a los debates electorales”.

Precisa que esta elección es diferente a la que protagonizó Fidel Herrera, “porque el compromiso del gobernador saliente en ese tiempo con el candidato no era tan fuerte como el que se reconoce hoy día entre el gobernador saliente y el candidato del partido gobernante; no es el mismo margen en el resultado, aunque por supuesto pueden compararse los procesos en el grado de certeza en los resultados. El margen con el que ganó el sexenio pasado en los tribunales es mucho mayor que el que parece indican los resultados preliminares que existe en estos momentos, aunque por supuesto habrá que dar oportunidad al candidato opositor de mostrar sus actas para cotejo”.

El investigador comentó que se presentó un caso moderado de aumento de ciudadanos que efectuaron su voto, los votos nulos no son tantos como los de hace 6 años, “a pesar de la incertidumbre que había y de la expectativa de violencia, los veracruzanos decidieron salir incluso en familia a expresar su preferencia electoral, no ha sido una jornada violenta ni cívica, sino que confirma las tendencias, manchada por connatos y algunos delitos políticos”.