Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Elección de Estado. (Negociando la Presidencia)

Jorge Salazar Garc?a Xalapa, Ver. 02/04/2010

alcalorpolitico.com

“¡No queremos ni concesiones al margen de los votos ni votos al margen de la ley!” *1

Estas palabras pronunciadas por Colosio en 1994, que expresaron, en su momento, la vergüenza de ese candidato de saber que SIEMPRE, su partido, había actuado al margen de la Ley en lo que respecta a las elecciones en los tres niveles de gobierno: municipal, estatal y federal, sirven como argumento para fundar lo que aquí se expresa en ese sentido. Los veracruzanos estamos ya inmersos en el proceso electoral para sustituir gobernador, diputados y presidentes municipales. Y digo sustituir por que eso de “elegir” no lo creemos: la Historia de nuestro país en ese rubro lo ha dejado muy claro. Las elecciones, salvo rarísimas excepciones, han sido simulaciones al servicio de aquellos privilegiados que traicionaron la revolución al fundar el PRI en 1946.

Esos ladrones no se detendrán ante nada. Conquistaron el poder con balazos asesinando a los verdaderos revolucionarios que lucharon por que el pueblo de México saliera de su postración histórica. Realizar verdaderas elecciones respetando el principio de equidad y la voluntad popular representaría para los privilegiados quedar al desnudo y rendir cuentas: y eso ¡nunca! Se acabaría el negocio. Para conservarlo están dispuestos a todo, hasta vender a su madre Patria. Hoy nos gobierna una cleptocracia donde se confunde el poder económico, político, militar y religioso. A las instituciones las han secuestrado usándolas para legitimar sus latrocinios. Todas se encuentran bajo el total control de una mafia (PRIAN) que se reparten lo que queda de país dejando en absoluto abandono y permanente agravio al pueblo de México.

Es el caso de las instituciones electorales. Estas son usadas para legitimar el robo, el crimen, la negligencia, la mentira, el abuso, el despojo y la traición. Por eso nada escapa al control del Gobierno y, por ello recurre a la manipulación del hambre y la pobreza de la gente haciendo uso intensivo de los medios masivos de comunicación con quienes tiene alianzas pecuniarias.

Las elecciones son una oportunidad para pagar facturas y ajustar cuentas. Se han convertido en un verdadero mercado de prostitución. Se venden gubernaturas, presidencias municipales, diputaciones, regidurías, senadurías y todo aquel puesto donde ingresan grandes cantidades de dinero por concepto de servicios, multas, licencias, franquicias o impuestos. Se hace en todos los Estados de nuestra querida República. Y, los precios dependen de las riquezas que posea el territorio. Veracruz es, no obstante los elevados índices de subdesarrollo y miseria, un lugar muy rico, por lo que es imposible que el relevo de autoridades quede en manos de una ciudadanía. ¡jamás pondrán en riesgo sus privilegios! Todo queda bajo control del ESTADO: nombramiento de consejeros, representantes electorales, impresión de boletas, manejo de dobles padrones electorales, operadores políticos, uso de programas públicos para comprar y manipular el voto, funcionarios en los tribunales, partidos paleros y un largo etcétera donde el único excluido es el que paga toda esa parafernalia onerosa : el ciudadano.

En nuestro Estado habrá relevo de autoridades, situación que se prepara desde que un gobernante inicia su gestión. ¿Por qué? Porque es un territorio estratégico a nivel federal, quién lo controla goza de gran poder de negociación con los poderes fácticos debido a que posee dos cosas, principalmente: petróleo y una reserva electoral muy importante para influir en las elecciones presidenciales.

Por lo anterior resulta indudable que tendremos, como siempre, una elección de Estado, donde nada se mueve sin el permiso del tlatoani en turno. Todo se ha venido preparando para que funcione como se pre-ve: dar credibilidad a esa mascarada de democracia llamada votaciones.

Es imposible ganarle a los partidos del poder cuando estos poseen casi ilimitados recursos económicos y materiales, tienen a su favor los medios masivos de comunicación, los notarios, jueces, fuerzas públicas, ministerios públicos, sindicatos, cámaras, Iglesias, instituciones electorales, legislaturas, tribunales y por si estos fallaran tienen a su disposición al ”honorable” ejército mexicano.

Si eso es así, entonces ¿por qué la gente acude masivamente a las concentraciones convocadas por aquellos a quienes nada cree? ¿qué mueve a las personas a comprometer su voto o su presencia en esos actos públicos? ¿creen los ciudadanos en las elecciones?

Para responder lo anterior hay que apelar al análisis, la reflexión y el sentido común. Algunos, los más, lo hacen por hambre; otros por pagar el favor de haber recibido un empleo o la promesa de obtenerlo, una licencia, un permiso, una concesión o un privilegio personal; los hay quienes asisten por dinero, láminas, despensas, camisetas o cualquier recurso material ofrecido; no pocos se presentan a esos circos para conservar vivas sus aspiraciones políticas (o hacerse rico a través del erario); otros tantos acuden para conservar protección e impunidad; finalmente, tenemos aquellos que crean, (por increíble que parezca) en las promesas de campaña.

No creo que exista alguien que conozca la Historia de nuestra Patria que apoye y crea sinceramente en el proceso electoral y en los partidos que han detentado el poder total: son verdaderas mafias y agencias de colocaciones para vende patrias.

Las personas que viven su vida mirando televisa o tv azteca, afirmarán que si hay democracia, por eso ganó el PAN la presidencia. Pero investigando un poco sabrán que eso precisamente es lo que confirma que nada escapa de su control. El PRI sabía que o compartía el pastel o lo perdería todo: fueron las órdenes de los poderosos nacionales y gringos. Así que decidieron aliarse y terminar por desmantelar lo poco que quedaba de las conquistas sociales de la revolución que dieron viabilidad a nuestra nación. Hoy se están preparando para volver, y eso también es un acuerdo. Los Priistas de la nomenclatura y la aristocracia panista lo pactaron a espaldas de sus propios militantes. Luis Donaldo Colosio se dio cuenta y por eso lo mataron.

Puede aventurarse entonces que, en el ámbito estatal, nuevamente están de acuerdo para no afectar intereses establecidos, gane quien gane. Seguramente, ellos ya tienen definido quien va a ser el próximo gobernador. El simulacro de enfrentamiento, es sólo eso: puro circo.

Es claro que deben guardar las apariencias para justificar los derroches, mostrar “disciplina” frente sus mandos medios y evitar las insurrecciones.
Yunes Linares fue un acuerdo emanado de esa cloaca de intereses cruzados entre Fidel, Elba Esther, empresarios y Calderón. Y tal vez, Duarte, sea su negociación para la impunidad y la precandidatura presidencial.

En cuanto al tercer candidato a gobernador, el licenciado Dante Delgado, ¿estará dentro de esa conspiración? No lo creo: el tuvo la vergüenza de renunciar a ese PRI asesino de estudiantes, maestros, campesinos y trabajadores y ha mantenido, asumiendo los riesgos que esto implica, una lealtad absoluta al presidente legitimo de la mayoría de los mexicanos: Andrés Manuel López Obrador.

Es un hombre, como todos, con luces y sombras. Se lo conoce por cumplir con su palabra, aunque hay quienes afirman lo contrario. Como político del sistema, sabe que se enfrenta a mafias muy peligrosas y seguro conoce las entrañas del monstruo por lo que pocas posibilidades tiene de ganar la elección si se imponen todas las triquiñuelas y trampas del Estado.

Por otro lado hay que señalar que su propuesta (Dante) es la única que propone la real participación ciudadana en el gobierno. El problema es que la sociedad está desarticulada y poco podemos hacer para tomarle la palabra y hacerle que la cumpliera siendo gobernador.

Es cierto, nada está escrito ni podemos asumir el rol de agoreros del mal. Si la gente se decide puede cambiar su destino, pero hace falta ese “algo” que nos despierte el interés y la voluntad de tomar las riendas de nuestras vidas. Y eso se llama DIGNIDAD.

“La confiabilidad, certeza, regularidad y limpieza electorales no pueden seguir siendo sólo aspiraciones,
tienen que ser realidades que se impongan en las conciencias de los ciudadanos” *2

De los tres candidatos, Dante representa la pavesa de esperanza para el ciudadano veracruzano. LLámenlo el menos malo o como quieran, pero electoralmente, así lo creo, aunque desconfío totalmente de las instituciones encargadas de organizar y realizar las votaciones.
De seguir las cosas como van y parafraseando a Colosio, México permanecerá hambriento y sediento de justicia y con gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían servirla.

*1*2: Discurso del Licenciado Luis Donaldo Colosio, pronunciado en el monumento a la revolución el 6 de marzo de 1994 y que le costó la vida.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Con mas policias y capacitacion constante
  • Ipax
  • Salon de usos multiples