Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Empleada de Invivienda acusa agresión verbal por parte de Gerente

A propuesta de la Gerencia Jurídica del Instituto los involucrados no debían mirarse o hablarse en el trabajo, petición que le pareció absurda

01/09/2017

alcalorpolitico.com

Buenas tardes:

El día 15 de agosto del presente año, fue objeto de insultos, gritos y palabras altisonantes, por parte del funcionario público José Manuel, quien desempeña el cargo de Gerente de Crédito a la Vivienda en el Instituto Veracruzano de la Vivienda.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 17:40 horas antes del término de la jornada laboral, del día ya mencionado, estaba en mi lugar de trabajo cuando se me informó que mi vehículo obstruía la salida de otro vehículo, yo sabía atrás de quien me había estacionado, le llamé para pedirle un poco de tiempo, pues no encontraba mis llaves para mover mi auto, pero el señor José Manuel ya no contestó la llamada.



Seguí buscando mis llaves en mi bolso, cuando de pronto ya tenía en mi lugar al Gerente, gritando y tronándome los dedos "qué coño te piensas" "te vale madre estar estorbando" "muévete, rapidito quita tu auto", le respondí que no encontraba mis llaves, pero que ya iba a moverlo, nunca dejó de gritarme "te vale madre ponerte donde no te corresponde", le pedí no me hablara así, pero el seguía gritándome tronando los dedos, le volví a pedir no me hablara de esa manera, cosa que no le importó y por supuesto menos le importó que estábamos en la oficina a ojos de muchos compañeros.

Lo anterior se lo platiqué al Gerente General de este Instituto, comentándome que tenía que escuchar a la otra parte y de ser necesario ofrecernos disculpas mutuas porque yo obstruí su paso y él por haberme faltado el respeto.

Creo que esto no sólo es de pedir disculpas, pues el señor me agredió verbalmente en mi lugar de trabajo y nada justifica tanta falta de respeto a mi persona. Además de sentirme en total estado de indefensión, pues nadie dijo nada, porque él es un gerente y suele tener este tipo de comportamientos, le tienen miedo.



Por lo que realice un oficio el cual lo dirigí al Gerente General del Invivienda, exponiendo nuevamente lo sucedido, turné copia a Contraloría General Derechos Humanos y al Instituto de la Mujer, este oficio me fue contestado, que se había instruido a la Gerencia Jurídica y a la Gerencia de Administración y Finanzas para que atendieran este asunto.

Igual recibí citatorio por parte de la Gerencia Jurídica indicándome el día y hora a presentarme para tratar asuntos de mi desempeño laboral cosa que no estaba a juicio pero en fin, acudí a la cita y la reunión se llevó a toda luz a favor de mi agresor, quien negó todo acto violento hacia mi persona, su dicho "le pedí a la c. Berenice de la manera más atenta que retirara su vehículo, pues tenía que salir" en todo momento se minimizó las ofensas y toda falta de respeto a mi persona, enfatizando sólo que yo había obstruido su salida, a esta reunión acudió una representante del Instituto de la Mujer, quien tuvo a bien indicar que se hiciera una observación al expediente del señor José Manuel, toda vez que había cometido una falta, comentario que también dejaron sólo al aire e hicieron el reproche de por qué se tendría que afectar al señor José Manuel, si esto sólo debía quedar de la siguiente manera, propuesto la representante de la Gerencia Jurídica del Invivienda, que el señor José Manuel y yo, no cruzáramos la vista, que no nos dirijámonos la palabra y que de esa manera quedaría todo arreglado.

Como no accedí a esta absurda petición de no vernos y no hablarnos, digo no estamos en la primaria, estamos en una oficina.



Pedí llamaran a mis testigos quienes declararon los hechos sucedidos.

El caso es que ya pasaron 15 días y yo me quedo con mis insultos, el señor José Manuel sigue como si nada, está claro que aquí es la ley del más fuerte, porque ni el departamento de Recursos Humanos y mucho menos la que funge como Enlace de la Unidad de Género, nadie ve lo que yo viví.

No sé si este sea el medio correcto, pero espero me puedan ayudar, en que tiempo vivimos, las mujeres seguimos siendo humilladas y nadie dice ni hace nada al respecto.



Atentamente:
Berenice
Auxiliar Administrativo del Instituto Veracruzano de la Vivienda