Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Precisa el Gobernador en Coatzacoalcos

En adeudos de ayuntamientos, gobierno estatal no tiene injerencia

- La situación que enfrentan es responsabilidad de cada municipio
- Sólo se apoya a alcaldes que tienen justificación en problemas financieros

Araceli Cruz Morales Coatzacoalcos, Ver. 28/12/2010

alcalorpolitico.com

Respecto a la problemática que prevalece en varios municipios de la entidad veracruzana donde empleados municipales demandan el pago de sus aguinaldos, el gobernador Javier Duarte de Ochoa fue claro y dijo que aunque su gobierno está apoyando a los ayuntamientos que tienen alguna justificación, aseguró que no tiene ninguna injerencia, pues los alcaldes son los que tienen que resolver el problema de manera puntual.

“Yo espero que los responsables, los alcaldes y ediles, puedan cumplir puntualmente con sus obligaciones, nosotros estamos apoyando evidentemente, pero no tenemos ninguna injerencia”.

El problema de los ayuntamientos corresponde a las administraciones públicas, no obstante dijo que están analizando cada uno de los casos para conocer su justificación y ver dónde puede ayudar su gobierno, pero dónde no sea posible no lo hará, pues subrayó que dicha situación es responsabilidad de cada municipio.

“Es una responsabilidad subrayó, de los ayuntamientos en su esfera, en su ámbito de competencia y sus facultades y atribuciones, y en ese sentido hemos sido siempre muy respetuosos de que puedan ellos, como alcaldes, como ediles, desarrollar a plenitud sus funciones”.

A pregunta expresa de si tal situación había sido generada por la irresponsabilidad de los ayuntamientos, el mandatario estatal se limitó a responder “no, eso usted lo está diciendo, cada caso es particular, no me ponga palabras que no he dicho, por favor”.

Sobre el subsidio aprobado por el Congreso local para unidades que no rebasan los 230 mil pesos, el Gobernador declaró aquí la misma “es una medida que refleja un esquema de justicia donde los que más tienen deben de pagar más”.

Abordado, antes de presidir el festejo del mejor taxista del año, el mandatario estatal al ser cuestionado sobre el gravamen de la tenencia aprobado por la legislatura, resaltó que dicha medida ayudará a quienes menos tienen, y los recursos que se recauden serán utilizados para obras de infraestructura que demanda la entidad veracruzana.

“Yo creo que es una medida que refleja un esquema de justicia en donde los que más tienen, deben de pagar más, y destinar esos recursos para quienes menos tienen, para las obras de infraestructura que requiere Veracruz en las zonas marginadas”.

Expuso que de manera conjunta los diputados de todas las fracciones parlamentarias que representan al Congreso aprobaron dos decretos, el primero refirió, tiene que ver con la eliminación del subsidio de la tenencia que era un impuesto federal coordinado que estaba subsidiado al cien por ciento por el gobierno estatal y que ahora le permitirá al Estado cobrarlo al 8% de los propietarios que cuentan con unidades arriba de los 230 mil pesos

La segunda iniciativa, explicó, tiene que ver con el aumento a la base gravable del 2% a la nómina, la cual, aseguró no afectará a los empresarios ya que no es un impuesto que grave las inversiones, sino todo lo contrario.

“No es un impuesto que grave las inversiones, sino al contrario, estamos aumentando la base gravable; que los prestadores de servicio también paguen este impuesto que la clase trabajadora paga, que es la que impacta a las inversiones, no estamos impactando en las inversiones, vamos a generar mayores recursos, vamos a cobrar ahora si de manera ordenada, impuestos que impacten y beneficien en obras de infraestructura.

En ese sentido, Duarte de Ochoa recordó que su gobierno está apretándose el cinturón, pues por un lado, los 6 mil millones de pesos que tenían previstos aplicar en gastos corrientes finalmente los canalizaron a gastos de inversiones que tienen que ver con obras de infraestructura, y por otro lado aumentaron la base gravable para que aquellos ciudadanos que tienen la posibilidad de pagar sus impuestos, lo hagan, pues aseguró que dichas medidas no se hicieron al vapor sino con mucho cuidado y de manera analítica, por lo que rechazó que estén buscando afectar las inversiones que esperan aterricen en la entidad.

Consideró que la aplicación del impuesto del 2% a la nómina no es una acción popular, pero “si la más responsable”, pues dejó en claro que no quiere ser el Gobernador más popular, sino el mejor Gobernador de Veracruz.

Sobre el panorama que vislumbra para el año 2011, el ejecutivo estatal dijo que ve un año de prosperidad donde se pondrán en marcha muchos proyectos que ya están listos para ponerse en marcha, así como políticas públicas que impactarán la vida de millones de veracruzanos y donde miles de familias se verán beneficiadas

“Acciones que tienen que ver con las obras de infraestructura que detonen en el crecimiento económico, el desarrollo y la prosperidad, más empleos, mas crecimiento, más bienestar, y al final del día un estado próspero que requerimos los veracruzanos”, aseguró.

También se refirió al tema de seguridad a los indocumentados que atraviesan por Veracruz en busca del sueño americano, y en sentido dijo que están trabajando de manera coordinada con las autoridades municipales y federales a través del grupo denominado Veracruz para poder garantizar la armonía y derechos humanos de todos los extranjeros y nacionales que se encuentran en territorio veracruzano.

Luego de la entrevista, Duarte de Ochoa presidió junto con la alcaldesa de Coatzacoalcos y el alcalde electo Ángela Pulido Guerrero y Marcos Theurel Cotero respectivamente el evento del mejor taxista del año, donde anunció la puesta en marcha del programa de financiamiento de vivienda para los trabajadores del volante a quienes llamó artistas y psicólogos del pueblo, refrendándoles su apoyo durante los 6 años que gobernará Veracruz.

Los premios que entregó el mandatario estatal durante el evento fueron una casa, un taxi, una cuatrimoto y 10 mil pesos a los primeros lugares, resultando ganadores de los dos primeros, el taxista Alfonso Martínez Lurìa con 11 años de antigüedad y Salvador Parra Sánchez de 62 años de edad y con 38 años en el oficio respectivamente.
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Seguimos trabajando