Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

En desacuerdo con columnista por comentarios “machistas” sobre asignación de Xóchitl Tress

Dice que lo que se tendría que recalcar es que funcionarios deberían tener valor civil de decir: “No soy una persona apta para ese puesto”

Xalapa, Ver, 20/03/2014

alcalorpolitico.com

En respuesta a la columna de Arturo Reyes Isidoro: Prosa Aprisa en referente a la asignación de Xóchitl Tress.

Encuentro lamentable que las críticas lanzadas hacia un servidor público sean únicamente vistas del “lado machista” que en tan alto tono manifiesta el señor Isidoro en su columna. Obviamente, y en un país 100% machista, la designación de una mujer siempre será vista con malos ojos, digamos, por “los favores” que pudo hacer para llegar al puesto, cuando, es innegable que no siempre esos favores son hechos por mujeres, sino también por hombres.

Personalmente considero el machismo como la peor expresión de la mente. Tengo, muchas amigas que se dedican al arte y la actuación, y que han tenido sesiones de fotos u obras de teatro en desnudos, en ocasiones completos, también (por qué no decirlo) de forma “accidental” llegan a tomarse fotos con poca ropa como parte de la nueva cultura del “selfie” y eso no las hace menos mujeres y mucho menos las hace menos capaces, simplemente las hace diferentes.



Lo que se ha atacado en este momento es que las designaciones que ha tenido a bien (y de forma desafortunada) el Gobierno del Estado, es colocar a personas de dudosa procedencia, que han venido a socavar (más aún) a un alicaído gobierno, que no encuentra dirección y que tiene en este tipo de “designaciones” muchos vacíos de conciencia que jamás podrán, a los ojos de la gente, ser subsanados.

No se ataca a la mujer. Se ataca su vida de excesos. Su digamos, interesante pasado. Y no porque todos seamos dulces palomitas (porque como lo dice la biblia: el que esté libre de pecado que tire la primera piedra) sino porque somos ciudadanos hartos de ver cómo nuestros destinos a cada momento se encuentran en manos de borrachos, incompetentes y peor aún, gente que a todas luces se beneficia de todos y cada uno de los pesos que dejamos en las arcas del gobierno y que tienen el cinismo de subirlo en Facebook, Twitter e Instagram. En el estado de Veracruz, desde hace mucho tiempo, no existe, ni existirá una plausible asignación por que al parecer, tienen siempre dos cajas de donde escoger: La de los maleantes y la de los servidores públicos honestos (que espero no esté vacía) y se la viven reciclando la misma porquería que a todas luces tiene al Estado en el lugar donde lo tiene.

No se ataca su calidad de mujer CLARO QUE NO, se ataca que es un servidor público, como las decenas que hay en el país que siguen y siguen explotando a un pueblo que ya se encuentra cansado, sobajado y sobretodo, destruido en lo más importante que existe para la clase política, pero que evidentemente les vale madre: El respeto a la autoridad.



Le invito, en verdad, como columnista que evite hacer este tipo de escritos que únicamente lo traducen como una persona inteligente pero que pierde el juicio ante situaciones tan sencillas como la eterna lucha del machismo contra el feminismo.

Todos hemos cometido errores, TODOS y obviamente es importante aprender de ellos, pero más importante debe ser el tener el valor civil y social de decir: “No soy una persona apta para ese puesto”.

Y le doy un dato: En Ucrania, el primer ministro renunció junto con su jefa de gabinete (su amante por cierto), en las palabras textuales del primer ministro de Ucrania Per Necas: “No tener la honorabilidad para ocupar dicho cargo”.



Sería utópico que nuestros políticos de cagada también lo hicieran. Eso señor Arturo Reyes Isidoro, no tiene que ver con el machismo, ni con el feminismo; sino con algo que lamentablemente nuestros políticos no tienen: Valor Civil.

Saludos cordiales

Atentamente



Edel López Olán