Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

En el nombre de Themis, hoy es doce de julio, da del abogado

Feliciano Alatorre Jalapa, Ver. 12/07/2007

alcalorpolitico.com

Uno y mil pretextos para celebrar el Da del Abogado. Ayer el ayuntamiento local rindi homenaje a algunos de ellos de los que en realidad, con todo respeto para los cuates homenajeados, slo destaca y brilla con luz propia, el maestro Vicente Lpez Estrada, a quien la historia y el sistema, definitivamente no le dieron ni le darn el lugar que merece.

Su nico pecado, es conocer derecho y dicen los enterados, el haber sido director de la entonces polica judicial que para muchos, sin justificacin alguna, le impidi ser Procurador General de Justicia, cargo en el cual le hubiera dado verdadero lustre a la muy venida a menos dependencia estatal.

Lpez Estrada, de extraccin humilde, se convirti en su momento en un ejemplo claro de lo que era ser humilde y conocedor del Derecho.

Nunca fue poltico, si no quiz lo hubieran premiado con la Procu.

Fue como funcionario un ejemplo y maestro de generaciones. Como catedrtico de la facultad de Derecho, igual toda una leccin cada una de sus clases. Ejemplo tpico del concepto real de la amistad, a Vicente, el ayuntamiento en la persona de Ricardo Ahued Bardahuil, le rindi un homenaje.

Vicente se equipara a profesionales del Derecho que en su paso por los diversos puestos pblicos, dejaron una huella positiva, como Fernando Garca Barna, Salvador Bouzas Guillaumin, Othoniel Rodrguez Bazarte, Narciso Zavaleta Lpez, Luis Quinto Oliveros, Adalberto Moreno, el recientemente fallecido Gustavo del Valle de quien circula una ancdota, que entre otras lo han hecho pasar a la posteridad, Manuel Mejas Huerta, el mismo Pericles Namorado Urrutia en su primera poca, sin olvidar a personajes actuales como el mismo Alberto Islas y Bertoldo Reyes Campuzano, gente que sin ser todos, le dieron brillo a la judicatura. Otros, ni la pena vale acordarse, pues han sido puntos negros y culpables de que a los abogados se les equipare con verdaderos delincuentes y vergenza del gremio.

En estos tiempos de mercadotecnia absoluta, sigue vigente aquello de que no todo lo que brilla es oro. No se sigan guiando por los trajeaditos, a veces con cerebro malo para el derecho, pero excelente para enriquecerse a costa de los clientes.

Pero para quienes se lo merecen una sincera felicitacin en esta oportunidad. Por los que se fueron.