Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Nacional

En la SEP avanzaremos hacia un nuevo modelo educativo: Nuño Mayer

- Sindicato debe cumplir su función de proteger los derechos laborales y nosotros el de autoridad

- Con la implementación de la reforma educativa se ubicará a la escuela en el centro del sistema educativo

Ignacio Arellano Mora M?xico, DF. 30/09/2015

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer se comprometió a tener un diálogo cercano y franco con el Senado de la República, a ser un secretario abierto a las propuestas de los legisladores, cuando sea necesario, “abierto a corregir lo que haya que corregir” y al escrutinio del Congreso de la Unión.

Ante el Pleno de la Cámara de Senadores, este miércoles, Aurelio Nuño Mayer aseveró que “esta administración avanzará hacia un nuevo modelo educativo e iniciará un dialogo amplio con los docentes, pedagogos, expertos, sociedad civil y legisladores federales y locales para cumplir con este objetivo”.

El funcionario federal Aurelio Nuño Mayer compareció en el Senado de la República como parte del análisis de la política social en materia educativa y en el marco de la Glosa del Tercer Informe de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.



Comentó que inició un recorrido por los centros escolares de México para hablar de manera directa, sin filtros, con los docentes y padres de familia, a fin de conocer sus retos, problemas e inquietudes, y ayudarles a resolverlas.

Proteger los derechos laborales

Más adelante, expresó, “el Sindicato deberá cumplir su función de proteger los derechos laborales y buscar el bienestar económico de sus agremiados, y nosotros, la autoridad, cumplir nuestra función de autoridad”.



Continúo, “será un dialogo donde no se confundirán roles, el Sindicato caminará en su carril y la autoridad en su carril”, pero con una división muy clara de funciones que nunca se van a confundir.

La oferta, añadió, “ha sido trabajar hombro con hombro y codo con codo con el Sindicato de maestros, por el bienestar de la educación de México”.

Además planteó un mayor acercamiento con los gobiernos estatales, ya que la Secretaría de Educación Pública tiene la obligación de conducir las líneas de la política educativa del país, pero son los gobiernos estatales quienes están en contacto con los maestros y las escuelas, y quienes instrumentan la reforma educativa.



El secretario de Educación Pública recordó, a 94 años de la fundación de la SEP, se tiene prácticamente una cobertura del 100 por ciento en primaria y secundaria, del 75 por ciento en el nivel medio superior y del 35 por ciento en la enseñanza superior; “éste ha sido el gran éxito de la educación mexicana en el Siglo XX”.

Expresó, “si bien seguimos enfrentando retos en la cobertura en los niveles de educación media superior y superior, el gran reto en el Siglo XXI es tener un sistema de educación pública, laica, gratuita y de calidad. Ese el objetivo de la reforma educativa, que todos los niños, niñas y jóvenes de México tengan una educación de calidad”.

Aurelio Nuño señaló que para la implementación de la reforma educativa se tiene la prioridad de ubicar a la escuela en el centro del sistema educativo.



Asimismo, declaró que se construirá un servicio profesional docente de calidad con el fortalecimiento de las escuelas normales, que seguirán siendo el pilar de la formación de los maestros de nuestro país.

Privatización de todos los servicios

Al fijar el posicionamiento del Partido del Trabajo (PT), Manuel Bartlett Díaz reiteró que la reforma educativa es un proyecto de los organismos financieros internacionales, particularmente de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, un “instrumento para la privatización de todos los servicios”.



Al respecto, consideró, la educativa es una reforma de carácter laboral con el propósito de controlar a los maestros por medio de las evaluaciones y de formar, bajo principios neoliberales, “empleados y obreros al servicio del desarrollo económico” y no a mexicanos conscientes de sus facultades.

Asentó que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación “no es el único actor” del sector; y afirmó que por no tomar en cuenta que existe una Coordinadora Nacional de la Educación, el sistema educativo que proponen “está en el aire”.

Se aprecian avances sustanciales



En tanto, el Grupo Parlamentario del PVEM, Juan Gerardo Flores Ramírez recalcó que a casi tres años de la aprobación de la reforma educativa se aprecian avances sustanciales en su instrumentación, y señaló que el Servicio Profesional Docente es un aspecto medular de la reforma educativa.

Hizo notar el respaldo al gobernador de Oaxaca, respecto a la modificación de la estructura del Instituto Estatal de Educación Pública en materia de nómina magisterial; y celebró la decisión de dividir el país en cinco regiones para detectar problemas particulares de cada zona.

El legislador señaló la urgencia de garantizar la calidad de la educación y asegurar la idoneidad del personal docente, infraestructura y otros aspectos para obtener el logro del aprendizaje en los estudiantes del país.



Insistió los logros del Programa Escuelas Dignas, mediante el cual se rehabilitaron casi 16 mil planteles educativos y resaltó el incremento del gasto nacional en educación en 8.3 por ciento en términos reales y su eficiente aplicación.

Un debate nacional

Raúl Morón Orozco, del Grupo Parlamentario del PRD, argumentó que está pendiente una verdadera reforma del sistema educativo nacional, por lo que pidió dejar de lado la simulación y el desinterés por el sector y establecer una fecha para un debate nacional sobre esta materia.



Llamó al secretario de Educación a dejar de castigar y de impulsar acciones represivas en contra de maestros que luchan por sus derechos, y consideró que se debe buscar una reforma que modifique el modelo y enfoque pedagógico, que rediseñe las fórmulas del financiamiento de la educación en un nuevo pacto federalista, y que fortalezca la formación docente y al normalismo.

Con esta reforma, agregó, se hará de la educación una palanca del desarrollo y una prioridad de la agenda y política nacional.

Acordó en que la actual reforma no es educativa sino laboral, cuyo propósito es justificar el despido de maestras y maestros sin responsabilidad para la autoridad y sin posibilidad de defensa.



No se observa una estrategia integral

El panista Juan Carlos Romero Hicks numeró que no se observa una estrategia integral ordenada para transformar la educación del país. Especificó que el Gobierno federal tiene el apoyo de los partidos políticos, de la sociedad, herramientas y recursos, y aun así no se han alcanzado los resultados deseables.

Comentó que lo que hace la autoridad educativa y el Congreso, la Secretaría de Gobernación lo destruye; por lo que el Gobierno federal, en materia de educación, “no aprueba el examen de medio curso. La reforma educativa sigue pendiente”.



Indicó que además ha incumplido con los mandatos de algunos artículos transitorios de la Ley General de Educación.

Planteó hacer una nueva ley general en la materia y una armonización de todas las normas, porque en los últimos 20 años se han realizado más de 200 modificaciones.

Expresó que los pendientes en los que se tiene que trabajar son: el modelo educativo, las escuelas normales, el federalismo educativo, la participación social y ciudadana, proponer una administración eficiente y transparente, que los directores estén capacitados, la deserción escolar, atender la educación media superior y la educación superior.



Los maestros se capacitan

Mely Romero Celis, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), resaltó como un logro que la evaluación magisterial se aplique en las 32 entidades federativas del país, con lo cual los maestros se capacitan y tienen mayor oportunidad de desarrollo profesional.

Además, con la reforma educativa, el Estado ha recuperado la rectoría de la política educativa, “una cuestión fundamental que había sido relegada en el pasado”, dijo. Celebró la disposición del secretario de Educación Pública para acercarse y escuchar a los maestros del país, y así implementar la reforma educativa.



Romero Celis marcó retos que la SEP debe atender: “ocuparse de la disparidad nacional en el rubro educativo, completar los ciclos escolares, el combate a la violencia escolar, vincular la educación y las vocaciones productivas mediante un modelo de educación dual, y el cambio de modelo de escuelas normales”.