Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

En México, los menores son explotados con jornadas más largas, sin prestaciones

La problemática es mundial; aquí desempeñan actividades muy pesadas o los explotan los adultos

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Orizaba, Ver. 18/07/2010

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Según estadísticas de la Asociación Nacional de abogados democráticos, en el mundo un promedio de 250 millones de menores de edad trabajan; en el caso específico de México, el país está situado en el lugar séptimo de esta problemática.

Al respecto, María Luisa Campos Aragón, quien es integrante de esta Asociación, indicó que en el caso de México, los menores de edad trabajan por dos causas: que bandas de explotación laboral infantil los enganchan o, la otra, es que en sus hogares no hay recursos para el sustento de ellos, sus hermanos y sus padres.

Pero la gravedad de este problema no termina ahí, sino que a esto se le suma el hecho de que las jornadas de trabajo de los menores son mayores a las ocho horas, sino hasta de doce horas, no tiene prestaciones, y son abusados en sí laboralmente por sus patrones.

En México –dijo- que se presentan muchos casos de explotación laboral infantil, que este problema en el país es grave, en donde el gobierno federal tiene mucho que ver pues no oferta fuentes laborales para los padres de estos niños, que si bien es cierto en lugar de estar trabajando tendrían que estar estudiando.

“El gobierno argumenta que para atender la protección de los niños, debe reformarse la Ley Federal del Trabajo en más de 400 artículos lo que sin duda es inexplicable. Mejor que el gobierno analice la forma en la que se puede evitar la explotación y se generen fuentes de empleo para que así los niños en vez de andar trabajando estén en las aulas que por su edad, es el lugar donde deben estar

Destacó que los menores de edad son sometidos a trabajos muy pesados, como en tabiqueras, en el campo con jornadas que hasta para un adulto son difíciles, pero también aquellos que trabajan en los cruceros de las avenidas de las ciudades, son otro problema grave porque están mayormente expuestos a lo que es la explotación laboral.