Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

En programa de radio de Veracruz mujer anunció suicidio; radioescuchas la salvaron

Llamó al programa de radio "El Vacilón" para avisar que había ingerido casi 10 pastillas de Clonazepam

Rodrigo Barranco Dctor Veracruz, Ver. 31/08/2018

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Una mujer, en aparente estado de depresión, llamó al programa de radio "El Vacilón" para anunciar su suicidio, dado que había ingerido casi 10 pastillas de Clonazepam; sin embargo, no logró su cometido gracias a que decenas de personas, entre ellas enfermeras y reporteros, acudieron a su casa a salvarle la vida.

Los primeros en llegar al lugar fueron dos periodistas de nota roja que ingresaron y verificaron que las llaves del gas estuvieran cerradas, para luego pedir ayuda médica para la afectada.

Todo empezó cuando cerca de las 10:30 horas de este viernes una señora llamó al programa grupero matutino, conducido por el comediante y locutor Víctor Sánchez. Ella relató, vía telefónica, que había ingerido el medicamento porque quería morirse, con destreza el conductor le pidió su dirección y la convenció de recibir ayuda de la audiencia.



Otro de los participantes del programa, conocido como “Payaso Rucho”, quein cuenta con estudios de Medicina General, urgió al público a acudir a la casa de la afectada pues, según él, tenían media hora antes de que entrara en shock.

A cabina llamó una enfermera de un hospital privado mencionando que iba para el lugar con un doctor, suero y lo necesario para hacerle una lavativa; mientras esto pasaba, los reporteros Armando Acosta y uno de sus compañeros llegaron al lugar, tocaron, pero no les abrían, pues la mujer es invidente y ya estaba mareada por la droga.

Como pudieron ingresaron, cerraron los tanques de gas y dialogaron con ella en lo que llegaba el auxilio, en pocos segundos, en la entrada del domicilio había decenas de taxistas y vecinos que al escuchar el llamado salieron al apoyo.



Al final, entre la enfermera, el médico y paramédicos de la Cruz Roja, estabilizaron a la afectada y no fue necesario trasladarla a un hospital. Por medio de un celular prestado por un taxista, la señora llamó a la radio de nuevo para agradecer la ayuda, argumentando que lo había hecho porque nadie la cuida, está sola, sin hijos ni nietos.

Sus familiares, al llegar, dijeron que sufría de depresión crónica desde que perdió la vista, por eso cuando no le hacen efecto sus medicamentos, tiene un comportamiento errático.