Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

En Viacrucis de Córdoba, piden madres orar por hijos desaparecidos

La población porta una cruz comunitaria que se debe cargar “parejo”, dijo el sacerdote Lázaro Prado

Emma Hern?ndez Arroyo C?rdoba, Ver. 06/04/2012

alcalorpolitico.com

Centenares de feligreses de la Iglesia Católica oraron por las personas desaparecidas, dedicando a ellos la reflexión de las “Siete Palabras” durante este Viernes Santo, ante la petición de un grupo de madres que clamaron durante el Viacrucis orar por sus hijos desaparecidos, así como por las personas privadas de su libertad o muertas víctimas de la delincuencia.

Tras participar en la celebración del Viacrucis, donde la feligresía ofreció a Dios su peregrinar como un sacrificio por todas las problemáticas que enfrenta la sociedad en la actualidad, y de las que ninguna persona es ajena señaló el presbítero Lázaro Prado Evangelista, al enfatizar que la ciudadanía porta una cruz comunitaria que se debe cargar “parejo”.

“En el Viacrucis se acercaron algunas madres y me pidieron que ofreciera una de las estaciones por sus hijos desaparecidos, por eso pedí también en el inicio de las 7 Palabras orar por los hermanos que han sido privados de su libertad, de la vida”, enfatizó el sacerdote de la Catedral de la Inmaculada.

Tras llamar a la reflexión a la sociedad, ante la imperiosa necesidad de retomar con urgencia los valores de la familia y con ello el tejido social, el presbítero enfatizó que a la feligresía no le toca ser juez de nadie, por lo que sólo le corresponde orar por quienes actualmente viven en la incertidumbre de no saber cómo se encuentra un ser querido o lo han perdido en condiciones trágicas.

“No nos toca ser jueces de nada ni de nadie, solo nos toca orar por aquellos quienes están fallecidos, secuestrados, por las familias que lloran la pérdida de su ser amado, solo nos toca pedir a Dios una solución pronta, enjuiciar no nos toca, eso corresponde a las autoridades” precisó el presbítero.

Y es que reconoció que el problema de la inseguridad lacera profundamente a las familias, impactando de manera negativa en toda la sociedad, al tiempo que recordó la Cruz es un signo de salvación de vida, siendo únicamente durante este día que se realiza su adoración.