Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion del dengue
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Enfermedades no deben verse como un castigo, sino como oportunidades: Sacerdote

Padres Anselmo Rodríguez y Rafael González presiden misa de unción de los enfermos donde dan los santos óleos a quienes buscan salud

?ngeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 11/02/2014

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Este martes se llevó a cabo la misa de unción de los enfermos en la Catedral de Xalapa, donde el padre Rafael González aplicó los santos óleos a personas, en su mayoría de la tercera edad, quienes tienen algún padecimiento o enfermedad tanto física como espiritual.

Durante la homilía, el padre Anselmo Rodríguez, explicó que la confianza se refuerza ya que ante las necesidades que se viven en la vida, es necesario no descuidar la presencia de Dios.

“Mucho menos ante una necesidad humana como la enfermedad; cuando eso sucede, pueden aquejarnos muchos prejuicios y estos prejuicios pueden llevarnos a olvidarnos de Dios; pero sucede que Dios no se olvida de nosotros, es él quien viene a nuestro encuentro y quien está hoy con nosotros”.



Por ello, exhortó a los fieles a descubrir la presencia de Dios en sus vidas, sobre todo cuando se pierden las esperanzas. Dijo que hay muchas cosas que ayudan a distinguir su presencia.

“Cuando tenemos alguna enfermedad, no debemos verla como un castigo, sino más bien como una oportunidad para santificarnos a nosotros y a quienes nos rodean”.

Expresó que ante una necesidad de enfermedad, muchas veces pueden olvidarse de Dios; sin embargo, es preciso recordar justo en ese momento su gran amor, de tal forma que se podría sanar, no tanto corporalmente, sino en el alma.



“Dios quiere sanar tu mente, tu alma y tu corazón, para que a la luz de la fe, sólo veas tu enfermedad como una oportunidad para encontrarte con Dios y tener fuerza, paciencia para tolerar esta necesidad humana”.

En ese sentido, el sacerdote indicó que nadie está exento de padecer una enfermedad, por ello se debe entender que es un regalo de Dios para encontrarlo y para sanar la vida humana.

"Cuando una persona acepta su realidad puede lograr muchas cosas. Hoy nos regala este gesto de misericordia; no hay que descuidar en ningún momento la presencia amorosa de Dios", concluyó.