Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Es mejor que Tembladeras sea “área natural protegida” que un sitio Ramsar

Director nacional de esas áreas, reconoce que hay muy poco presupuesto para las 5 que existen en el Estado

Raquel Lezama Palma Veracruz, Ver. 02/06/2010

alcalorpolitico.com

A pesar de que el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, anunció hace algunas semanas que solicitó el nombramiento de sitio Ramsar para Tembladeras, el Director de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Antonio González Azuara, señaló que sólo se trata de un reconocimiento pero dicho nombramiento no tiene peso jurídico o normativo que impida que se construya en esa zona.

Dijo que es necesario que sea nombrado por el municipio como área natural protegida para que la zona realmente no sea invadida con asentamientos o desarrollos de vivienda.

“Como saben, los sitios Ramsar son un registro ante un organismo internacional, pero la recomendación aquí es que si queremos llevar al sitio de Tembladeras a una protección mucho más estricta deberíamos de declararla como un área natural protegida municipal o en su defecto como un área natural protegida estatal”.

Dijo que dicho nombramiento es viable de la misma manera que declararla como sitio Ramsar.

“Desde mi perspectiva le daría más solidez jurídica, habría mayor normatividad para evitar que se construya, porque una cosa es inscribir un sitio ante una convención internacional que es importante, pero a nivel local en cuanto a la legislación ambiental local le daría más fuerza que sea área natural protegida”.

El presupuesto federal para las áreas naturales protegidas alcanza los 16 millones para Veracruz repartido entre las 5 áreas que existe tales como: Lobos Tuxpan, Cofre de Perote, Pico de Orizaba, los Tuxtlas y Cañón de Río Blanco, incluyendo el Parque Arrecifal.

Sin embargo, el Director de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Antonio González Azuara, reconoce que no es suficiente el presupuesto por lo que para poder hacer realmente trabajo de conservación en esas zonas se debe aumentar, por lo menos triplicar.

“Es poco, digamos la conservación requeriría inversiones superiores (...) yo calculo que por lo menos cada área natural protegida al menos debería tener un presupuesto de 10 millones de pesos, entonces estamos hablando que por lo menos habría que duplicar o triplicar el presupuesto actual”.

Los recursos que recibe la Comisión de Áreas naturales protegidas se invierten en trabaos de conservación, protección, investigación y educación ambiental.