Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Excandidata a “pluri” pide al TEV protección contra violencia política de Morena

- Exige suspensión, separación del cargo y sanción para Gómez Cazarín, Ramírez Zepeta y Zúñiga Obando

- Josefina Barroso acusa un “desplegado de poder” en su contra para que no se le asigne la curul que le corresponde

Apolinar Velazco Xalapa, Ver. 18/10/2021

alcalorpolitico.com

La ex candidata a la Diputación Plurinominal por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Marcela Josefina Barroso Aguiar, denunció ante el Tribunal Electoral de Veracruz (TEV), violencia política de género por parte del delegado estatal en funciones de presidente, Esteban Ramírez Zepeta y el ahora diputado electo, Juan Javier Gómez Cazarín.

En el recurso interpuesto el 16 de octubre y que también involucra a Gabriel Onésimo Zúñiga Obando, representante morenista ante el Consejo General del Organismo Público Local Electoral (OPLE), y Emiliano Marabú Pliego Orestes, hijo del exlegislador Isaías Pliego; la agraviada solicita a los magistrados decreten medidas cautelares y de protección.

“Solicito mediante esta denuncia las siguientes medidas cautelares, ya que tengo temor de mi integridad y de lo que me pueda suceder, y ya lo he expresado en varias ocasiones, sin que el partido MORENA tome cartas en el asunto”, refiere el escrito presentado ante la oficialía de partes del ente comicial.



Barroso Aguiar, quien ocupaba la posición siete en la lista plurinominal registrada y la tercera de mujeres, pidió la suspensión y separación del cargo, y sanción para Gómez Cazarín, Esteban Ramírez Zepeta y Zuñiga Obando, inhabilitándolos para ocupar cargos de esta índole “debido a sus actuaciones violatorias y el abuso de poder indiscriminado sobre mi persona”.

La excontendiente sugiere a los integrantes del TEV que, como medidas de no repetición, ordenen a los acusados tomar “un curso educativo en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), para erradicar la violencia contra las mujeres y terapia psicológica para que sean tratados”.

Según lo expuesto en su escrito, “las personas que violentan necesitan re aprender y trabajar en sus patrones de conducta ya que de no hacerlo volverán a violentar a otras mujeres debido a la construcción personal que tienen, aunado a que es posible que ellos también provengan de ambientes violentos y/o hostiles. Es sabido que las sanciones de carácter pecuniario no reforman al agresor”.



Adicionalmente, reclama “una disculpa de carácter público a mi persona, manifestando públicamente comprometerse a no violentar mujeres”, y que se sancione al partido en el Estado, “puesto que conocen los hechos y han sido omisos y se han negado a dar un alto y a tomar medidas eficientes para garantizar el acceso y goce de mis derechos legales y políticos”.

En el documento acusa a dichos actores políticos de estar “haciendo un desplegado de poder en contra de mi persona haciendo todo lo posible para que se no se me asigne la curul que por derecho me corresponde, siendo que, si el OPLE tarda en sacar las asignaciones, vulnera los derechos de la suscrita para impugnar y promover los recursos legales correspondientes lo que es deseo de Esteban Ramírez Zepeta y Juan Javier Gómez Cazarín”.

Marcela Josefina Barroso Aguiar sostiene que requiere las medidas de protección, ya que desconfía de lo que pueda ocurrirle en caso de no estar en la lista de plurinominales, y debido a las acciones legales que emprenderá, manifiesta tener miedo de las represalias.



“Vigilancia policial en mi domicilio; las que sean necesarias para salvaguardar mi integridad, la seguridad y la vida ya que los denunciados tienen un aparato de poder estatal y económico que no han dudado en usar a su favor”, precisa.

La excontendiente aportó como pruebas documentales para sustentar sus dichos, capturas de pantallas de los artículos periodísticos, fotos, publicaciones de Facebook, twitter, y capturas de pantalla de mensajes de Whatsapp en los cuales presuntamente ocurren los denunciados hechos de violencia política en razón de género.