Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Faltaron pruebas de COVID para tener un panorama real de pandemia

Tasa de letalidad oficial por el virus podría ser mayor, señala informe del Senado

Miguel Valera Xalapa, Ver. 16/03/2021

alcalorpolitico.com

Es altamente probable que las cifras oficiales de nuestro país en cuanto a contagios y fallecimientos por el Coronavirus subestimen la realidad de estas variables, ya que el rezago en la aplicación de pruebas por millón de habitantes contribuye a esta brecha entre cifras, concluye la Nota estratégica número 125, “Estrategia de mitigación para enfrentar la pandemia por COVID-19 en México: Análisis y resultados”, publicada por el Instituto “Belisario Domínguez” del Senado de la República.
 
“Que México se ubique en tercer lugar mundial en la tasa de letalidad oficial por COVID-19 se podría explicar, en buena medida, por la baja aplicación relativa de pruebas COVID-19 por millón de habitantes, ya que la subestimación del número de contagios oficiales puede ser significativamente mayor que la de fallecimientos oficiales por esta enfermedad. Lo anterior puede traducirse en una tasa de letalidad oficial por COVID-19 mayor a la real”.
 
El documento elaborado por el investigador Jaime Arturo Del Río Monges expone que, a diferencia de otros países en donde inició la pandemia actual por COVID-19, México contó con valiosas semanas e incluso meses para aprender de lo que habían enfrentado dichos países para enfrentar la pandemia, además de tener la experiencia de haber arrostrado la pandemia por influenza A (H1N1) en 2009.
 
“Desde antes de identificar el primer contagio oficial por COVID-19 en México, el 28 de febrero de 2020, se había decidido implementar una estrategia de mitigación para enfrentar la pandemia. Esta estrategia partía de la convicción de que la pandemia no podría contenerse y el objetivo principal sería tratar de evitar que el sistema sanitario pudiese quedar rebasado por una excesiva demanda hospitalaria”.
 
“Sin embargo, ante el mismo panorama, otros países fueron capaces de implementar estrategias para contener la pandemia desde su etapa temprana y al hacerlo estuvieron en mejores condiciones de mantenerla bajo control hasta que pudiesen estar disponibles tratamientos y/o vacunas para contrarrestar al coronavirus SARS-CoV-2”.
 
El informe refiere que los datos sobre el crecimiento del PIB en 2020 que se han ido publicando demuestran que haber apostado por el rápido y contundente control de la pandemia hubiese tenido un mejor costo-beneficio y redundaría en una menor afectación a la economía.
 
“El caso de China, la única gran economía del mundo que reportó un crecimiento real en 2020, podría ejemplificar lo redituable que resultó tomar las medidas necesarias para poner bajo control la pandemia lo antes posible. Por supuesto, mucho más importante aún que el tema del crecimiento económico lo es la protección de vidas que se logró a partir de la implementación de estrategias de contención durante la etapa temprana de la pandemia”.
 
“Podría utilizarse una analogía entre la pandemia y un incendio. Dejar que el incendio se propagase en mayor medida con la implementación de estrategias de mitigación de lo que podría haberse extendido si se hubiesen aplicado estrategias de contención, a la larga implicaría una mayor dificultad de poner bajo control el fuego con las consiguientes mayores pérdidas en términos de vidas y económicas”.
 
Del Río Monges también recordó que el ranking de Bloomberg sobre la resiliencia para enfrentar la pandemia por COVID-19, en el cual evalúa las estrategias adoptadas por 53 países, señala que Nueva Zelanda ha tenido la mejor gestión de la contingencia sanitaria, mientras que México se ha mantenido con la calificación más baja respecto a dicha gestión en el grupo evaluado.
 
“El 25 de febrero de 2021, la variable mejor calificada para nuestro país fue la de ‘casos de contagios oficiales por COVID-19 por cada 100 mil habitantes’; sin embargo, para este resultado contribuye de forma significativa la relativa baja aplicación de pruebas de COVID-19 por cada millón de habitantes que ha prevalecido en el país. Y este mismo factor influye en que México obtenga el peor rango de puntajes en variables como ‘tasa de letalidad oficial mensual por COVID-19’ y ‘tasa de positividad oficial en pruebas de COVID-19’. La otra variable en la que México tiene el menor rango de puntaje es ‘dosis de vacunas aplicadas para COVID-19 por cada 100 mil habitantes’”.
 
Mientras tanto, explicó, al 2 de marzo de 2021, México se encontraba en la primera posición del ranking de tasa de letalidad oficial por COVID-19 en el grupo de 37 países que conforman la OCDE, y en un ranking similar de naciones de América Latina. Asimismo, en el grupo de los 50 países más poblados del mundo, se encontraba en segundo lugar del ranking de dicha variable.
 
Durante todo lo que ha durado la pandemia actual, añade, nuestro país también se ha mantenido rezagado en el ranking mundial de aplicación de pruebas de COVID-19 por millón de habitantes. Al 2 de marzo de 2021, se situaba en la posición 155 en dicho recuento.
 
“Cabe destacar que no todas las personas que han sido contagiadas por el virus SARS-CoV-2 presentan síntomas; sin embargo, tanto los pacientes presintomáticos como los asintomáticos también pueden transmitir el virus a otras personas. En este sentido, centrar la aplicación de pruebas por COVID-19 casi exclusivamente a pacientes que presentan síntomas de esta enfermedad contribuye a que sea difícil determinar el número de personas que son portadoras del virus, pero no se han percatado de ello, porque no se les han manifestado síntomas, y puedan estar contagiando a otros”.
 
La baja aplicación de pruebas, también hace que México ocupe la primera posición en los rankings de la tasa de positividad en la aplicación de pruebas de COVID-19 en los grupos de países de la OCDE, naciones de América Latina, y países más poblados del mundo, comenta el investigador. “Aplicar pruebas de COVID-19 principalmente a personas que tienen síntomas de la enfermedad, como sucede en México, contribuye a tener una elevada tasa de positividad en la aplicación de dichas pruebas”.
 
“El bajo número relativo de aplicación de pruebas de COVID-19 ha contribuido a que las cifras oficiales de contagios y fallecimientos por esta enfermedad subestimen significativamente la realidad. La estimación del exceso de mortalidad en 2020 que han realizado la Secretaría de Salud y otras instituciones nacionales, en conjunto con la Organización Panamericana de la Salud, así como la estimación de INEGI sobre las muertes por COVID-19 al incluir no sólo casos confirmados mediante pruebas, sino también casos sospechosos a los que no se les aplicaron dichas pruebas, reflejan que el número de fallecimientos por esta enfermedad puede ser significativamente mayor al de la cifra oficial”.
 
Por otro lado, el especialista en Reducción de pobreza y administración del desarrollo por la Universidad de Birmingham aseveró que, con base en datos de Bloomberg, al 8 de marzo de 2021 nuestro país se ubica en la última posición de los 31 países de la OCDE para los cuales se dispone de datos con relación al porcentaje de población que ha completado las dosis requeridas de vacunación para prevenir COVID-19. Israel ocupa el primer lugar con un 42.2% de su población con esquema completo de vacunación contra dicha enfermedad y, en el extremo opuesto, México reporta el 0.5% de su población completamente vacunada.
 
“En un ranking similar, pero de los 19 países que integran América Latina, México se ubica en la posición cinco, por debajo de Chile, Brasil, Costa Rica, y Argentina. El país de América Latina con el mayor porcentaje de su población con esquema completo de vacunación para prevenir COVID-19 es Chile (3.4%)”.
 
Trabajo realizado con el apoyo de: Journalism Emergency Relief Fund
https://newsinitiative.withgoogle.com/journalism-emergency-relief-fund
  • Ipax
  • Seguimos trabajando
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples