Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Felicita al Ballet folklórico de Costa Rica por el homenaje a Miguel Vélez Arceo

- Es una pena que a la Universidad Veracruzana se le hayan olvidado todos los proyectos que hizo para la institución

- Qué pena por la UV, quedó en evidencia que le ha dado la espalda a gran parte de la actividad cultural

29/03/2012

alcalorpolitico.com

Señor director Joaquín Rosas:


Solicito atentamente me apoye para publicar lo siguiente en su distinguido y muy leído diario en línea.

Quiero compartir esta reflexión para no pasar por alto un acontecimiento muy importante en la vida cultural de esta ciudad capital. Me refiero a la visita y programa que ofreció recientemente el Ballet folklórico de Costa Rica, una compañía de reconocimiento internacional que vino especialmente para rendir un homenaje póstumo al maestro Miguel Vélez Arceo.

Fue muy emotivo presenciar la valoración que esta compañía tiene por el legado del maestro Vélez, mencionaron que hace años le hicieron un homenaje en vivo en Costa Rica y que desde que supieron de su fallecimiento tenían el deseo de venir a homenajearlo por sus enseñanzas y su incansable trabajo y respeto que tenía por las tradiciones culturales y artísticas de nuestros pueblos, lo cual ha trascendido fronteras y seguramente trascenderá épocas. ¡Enhorabuena! como dijo la Directora de la compañía al final “México y Latinoamérica, unidos por el folklore, unidos por el maestro Miguel Vélez”.

Los asistentes presenciamos lo que añorábamos tanto: una muestra de las raíces de otros pueblos lejanos con excelente vestuario, colorido y música que nos hicieron remontarnos a esas tierras y sentirnos hermanos. Qué acto tan bello, no cabe duda que no son los recursos sino la voluntad la que hace posibles las cosas. Mi reconocimiento a esta compañía que sufragó su viaje, ¡felicidades al Departamento de cultura del municipio por su organización, al IVEC y a la Escuela de Artes de Veracruz!

Qué pena por la Universidad Veracruzana, quedó en total evidencia lo que ha dado la espalda a gran parte de la actividad cultural. El maestro Vélez trabajó sin duda con el apoyo de mucha gente talentosa y autoridades visionarias que lograron una compañía con tanta calidad como el Ballet folklórico de la UV, que por algo fue embajador cultural de México en el mundo (no sé qué cantidad de países y reconocimientos tienen pero deben ser decenas). Y aunque surgió en nuestra Benemérita Escuela Normal Veracruzana, fue en la UV que consolidó sus grandes proyectos y siempre portó con orgullo el nombre de esa institución, qué pronto se les olvidó en la UV.

Como dicen, cuando el río suena es porque agua lleva; tantas notas que ventilan situaciones internas y delatan lo que vemos, pero el señor Rector como muchos otros funcionarios, parecen vivir en otro mundo, manipulan información pensando que la sociedad no nos damos cuenta y no tenemos el derecho a exigir que cumplan bien su trabajo pagado por nuestros impuestos.

Hace falta salir y palpar la decadencia del área cultural de la UV, los grandes huecos que dejaron las óperas, las giras de los grupos artísticos que leíamos en entrevistas en los diarios a los maestros antes de viajar y a su retorno dando a conocer nuestra cultura en otros países, nos sentíamos representados en el mundo. Extrañamos a los programas para todos, como la Sinfónica en Catedral o los recitales de piano, canto, etcétera, en el Casino Xalapeño, las grandes fiestas con la música popular o salsa y ni se diga la visita de artistas extranjeros en Junio Musical dedicado a un país. Sólo dejaron el jazz.

Qué lástima que según su línea o proyecto académico que describe, se observa desde afuera que tienda a menospreciar a artistas natos y formados por diversas vías y reconocer a un artista sólo por sus papeles, hay muchos que aún con títulos no transmiten nada, al artista lo hace su entrega, trabajo constante y amor al arte, ojalá no decaigan tantos talentos formados y acogidos en la UV, ¿no habrá otras vías?.

Afortunadamente nuestros valores culturales y artísticos son mucho más grandes que muchas autoridades malinchistas, elitistas e incompetentes para dirigir el gran legado cultural y talentos que nuestra sociedad tiene. Afortunadamente no son todos.

¡Felicidades! a las autoridades que sí valoran la herencia cultural del maestro Vélez y de nuestra sociedad. Me dio gusto enterarme de que los jóvenes entusiastas que había ese día con la camiseta puesta son estudiantes de una licenciatura en Danza Folklórica, qué bien que la SEP avala ese programa académico, pues sin duda contamos con muchos expertos en esa área y hace falta que se integren maestros en esa área al nivel primaria y a todos los niveles de educación del Estado; es una gran necesidad, pues da pena que muchos de los que imparten artes se limitan a canciones de moda, coreografías sin sentido y programas muy vagos.

Finalmente, las instituciones están para satisfacer las necesidades sociales y atender sus problemas, no para encapsularse en su mundo. Ojalá pronto les vengan mejores directivos culturales a la UV, pues en Veracruz hay muchos y grandes y si no, pues que los artistas hoy reprimidos hagan el esfuerzo por continuar su labor por amor al arte y compromiso social.

Luis Rodríguez