Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Fidel Herrera mantuvo nexos con narcotráfico, revela investigación

- DEA y policía de Cataluña indagaron conexiones del exgobernador como cónsul de México en Barcelona
- Comprobaron vínculos del priista con presunto narco investigado por tráfico de drogas y lavado de dinero

Claudia Montero Xalapa, Ver. 06/12/2020

alcalorpolitico.com

El ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, fue investigado por la DEA y la policía de Cataluña, denominada “Los Mossos d’Esquadra”, cuando fue cónsul de México en Barcelona en el periodo 2015-2017; le acreditaron contactos con narcos y blanqueadores de dinero.
 
En un extenso reportaje publicado este domingo en el periódico español El País, se relata como tema principal el caso del asesinato de la periodista Regina Martínez y que Herrera Beltrán fue monitoreado desde su llegada a España, por la presunta conexión con el narco, esto, según The Cartel Project, una investigación de Forbidden Stories, donde también participó El País y más de 25 medios como The Washington Post, The Guardian, Le Monde o OCCRP, así como 60 periodistas, entre ellos, del semanario mexicano Proceso.
 
En el trabajo de investigación se narra que los agentes catalanes descubrieron que Herrera Beltrán como cónsul, compatibilizaba la misión diplomática con relaciones “poco recomendables”.
 
En este sentido, definieron en un diagrama lo que denominaron “sus tóxicas conexiones”.
 
Y es que, el responsable de los Mossos acreditó vínculos entre Herrera Beltrán y Simón Montero Jodorovich, miembro de una célebre estirpe de narcos originaria de Centroeuropa que se asentó en Cataluña en los años 30 y que está siendo investigado por tráfico de drogas, blanqueo y tenencia ilícita de armas.
  
Este domingo, más de 25 medios internacionales llevan en su portada al polémico ex gobernador de Veracruz y se destaca que, cuando Regina Martínez, reportera del semanario Proceso, apareció muerta en el baño de su casa en el año 2012, el entorno de investigación de la reportera de 48 años, reveló que indagaba una delicada historia de corrupción.
 
“Una presunta mina informativa cuya metralla apuntaba, entre otros, al exgobernador de Veracruz Fidel Herrera, del Partido Revolucionario Institucional (PRI)”, se lee en el trabajo periodístico.
 
De esta misma situación, en Francia, Reino Unido, Estados Unidos, califican que el caso Regina y su asesinato, fue producto de la narco política en México, en específico, en el Estado de Veracruz.
 
En la investigación de los medios de comunicación, se revelan errores en las pesquisas del asesinato de la periodista en 2012 y la versión oficial y la sentencia sobre su asesinato fue difundida utilizando cuentas falsas de Twitter.
 
Según el semanario Proceso, una organización con sede en Barcelona que se especializa en desinformación,
identificó 190 cuentas llamadas "robot" o "bot" que compartían automáticamente la versión oficial, con un artículo de El Golfo Veracruz, medio de comunicación que en ese entonces tenía el empresario Othón González Ruíz.
 
Se expone que las cuentas de bots también compartían otra información favorable al gobernador Javier Duarte y que González Ruiz, reconoció en entrevista que fue un consultor del ex gobernador Duarte al mismo tiempo, y también admitió haber tenido relación con el gobernador Fidel Herrera.
 
“Para Fidel Herrera le fabricaba yo muchos contenidos. El staff de gobierno cumplía su función, tenían todo, pero yo levantaba mi material. Y entonces le proponía cosas y él escogía el material. Y yo le sugería dónde tratar de posicionar esos materiales. Eso era lo que hacía y fui el consultor que lo ayudaba mucho en lo de cuestión de opinión pública. Con Duarte, fue muy... muy parecido y hacía parte de lo mismo”, respondió Othón a Proceso al negar el uso de los bots para impulsar la verdad oficial sobre la muerte de Regina en el 2012.
 
Por otra parte, fue un periodista español quien buscó a Gina Domínguez, colaboradora del entonces gobernador Javier Duarte, quien fue contundente sobre el asesinato de la conocida periodista, al referirle que no habría entrevista con el gobernador, pero sí contexto para conocer los motivos de su muerte.
 
No obstante, se menciona que Gina Dominguez únicamente le dio detalles al periodista de la vida personal de Regina, destacando que “era lesbiana” y que era importante que estuviera enterado de la vida “disipada” y “revuelta”, que llevaba.
 
Después del asesinato de Regina Martínez, el ex gobernador Fidel Herrera fue nombrado por el entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto, como cónsul en Barcelona y se inició la investigación desde que pisó tierras españolas.
 
“La fase de acumulación de pruebas arrancó después de que los Mossos d’Esquadra recibieran informes confidenciales que conectaban al político con los cárteles de la droga. Los investigadores quisieron entonces zambullirse en la vida del nuevo cónsul. Un mandatario que figuró en 2013 en la lista Forbes de los 10 políticos más corruptos de México. Y que, ese mismo año, también fue señalado en un juicio en Texas (EE. UU.) por el contable del cartel de los Golfos, José Carlos Hinojosa, por recibir supuestamente 12 millones de dólares del narco para la campaña que le catapultó al Gobierno del Estado de Veracruz, uno de los más violentos y endeudados”, se expone en el reportaje.
 
Se menciona que los Mossos también detectaron una estrecha relación de Herrera Beltrán con el empresario mexicano Bernardo Domínguez Cereceres, propietario del grupo editorial Malpaso y socio de Jordi Pujol Ferrusola, el mayor de los siete hijos del expresidente catalán Jordi Pujol. Arrestado en 2018, Domínguez Cereceres está investigado por blanquear presuntamente fondos para la saga del exdirigente catalán.
 
De igual modo, se ligó a Fidel Herrera con el narcotraficante mexicano, Juan Manuel Muñoz Luévano, alias Mono Muñoz, presunto enlace en Europa del cartel de los Zetas que fue arrestado en Madrid en 2016 por blanqueo y narcotráfico.
 
El nexo Herrera-Mono se fraguó, según los investigadores catalanes, a través de Humberto Moreira, expresidente del PRI detenido también en Madrid en 2016 por su conexión con los Zetas.
 
Jordi Segarra, es un consultor político andorrano investigado por blanqueo en México por sus campañas para un partido aliado con el PRI en Coahuila, el Estado de México y Nayarit, se explica que este personaje se encuentra también en el diagrama como “colaborador” de Herrera en Barcelona; no obstante, el consultor lo ha negado.
 
Aún con una extensa investigación, los Mossos no pudieron convertir los indicios contra Herrera en una causa judicializada, ya que el priista renunció en enero de 2017 a su puesto como cónsul de México en Barcelona, tras el escándalo que le vinculaba con la compra de medicamentos falsos durante su gestión.
 
Se menciona que EE. UU. también siguió de cerca los movimientos de Herrera y que altos funcionarios policiales estadounidenses le seguían los pasos en México, España y EE. UU. “A Herrera siempre le gustó el soborno”, expuso un alto oficial de la DEA que vincula a Herrera Beltrán con intereses en el universo de las carreras de caballos y en los sectores petrolíferos y minero. No obstante, no se confirmó si la DEA continúa investigando al ex mandatario veracruzano.
 
“Todo el mundo en la sede de la PGR en España sabía que Herrera era un corrupto, el más corrupto. Tenía muy mala reputación. Sin embargo, no se le investigó [durante su mandato como cónsul en Barcelona]”, se explica en el trabajo periodístico sobre la declaración de un fiscal de la PGR en España.
 
Sobre sus vínculos con el narco, se menciona que Arturo Fontes, un exagente del FBI que investigo los cárteles en México y Colombia, definió que el grupo delictivo “Los Zetas”, nombraron a Fidel Herrera Zeta 1 porque dirigía el Estado de Veracruz.
 
“El exgobernador recibió millones de dólares a través de enlaces para que los cárteles operaran con impunidad”, informó el exinvestigador, que hoy está al frente de la firma de seguridad privada Fontes International Solutions.
 
También, se agrega que Jorge Rebolledo, consultor de seguridad con más de una década de experiencia en Veracruz, explicó la relación del dirigente con el crimen.
 
“Herrera dejó [al cartel de los Zetas] hacer negocios y se benefició económicamente de su presencia”.
 
Al respecto de estas acusaciones a nivel internacional, Fidel Herrera Beltrán, de 71 años de edad y quien se encuentra afectado por un derrame cerebral, siempre ha negado las acusaciones.
 
Su hijo, Javier Herrera Borunda, fue quien a través de sus redes sociales, mencionó que su padre está demasiado débil para responder a las preguntas.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Seguimos trabajando